CONSULTARÁ A LA MILITANCIA SI HACE PRIMARIAS Y EL NOMBRE DEL PARTIDO

Mas controlará en persona la 'refundación' de CDC para "culminar el proceso"

Su misión es poner en marcha "las herramientas precisas para adaptar el partido a la actual coyuntura o, para ser más concretos, articular una buena herramienta de futuro con la que culminar el proceso"

Foto: Artur Mas, en su último discurso como presidente de la Generalitat ante el Consell Nacional de CDC. (EFE)
Artur Mas, en su último discurso como presidente de la Generalitat ante el Consell Nacional de CDC. (EFE)

El líder de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Artur Mas, trabajará los próximos meses para preparar la refundación del partido en un congreso del mes de junio. La misión del ‘expresident’ es poner en marcha “las herramientas precisas para adaptar el partido a la actual coyuntura o, para ser más concretos, articular una buena herramienta de futuro con la que culminar el proceso”. En su estrategia, figura como principal iniciativa “la consulta a la militancia sobre todos los aspectos”.

Marta Pascal, portavoz de CDC, señaló este lunes tras la ejecutiva del partido que “no regiremos ningún debate: ni el de las primarias ni el del nombre”. Fuentes internas de la formación, sin embargo, señalaron que “el tema del cambio de nombre de CDC es secundario". “Después de las elecciones del 20 de diciembre, nos hemos dado cuenta de que la gente quiere mantener las siglas. De todos modos, es bueno que lo decida la militancia directamente”.

Pascal subrayó que “nuestra voluntad es hacer un proceso de refundación con mentalidad abierta, con ganas de hablar sobre cualquier tema y con vocación de auténtica renovación. Se trata de crear un instrumento nuevo, de larga duración, que esté a la altura de lo que pide el país”. Y Francesc Sánchez, responsable de Régimen Interno y coordinador del congreso de refundación de junio, señala a El Confidencial que “lo que queremos es seguir representando el papel de eje central del país y continuar siendo el partido mayoritario”.

Reunión de la ejecutiva nacional de CDC. (EFE)
Reunión de la ejecutiva nacional de CDC. (EFE)

De hecho, nada más estallar el escándalo de Jordi Pujol, en el verano de 2014, Artur Mas consignó en su agenda “una refundación de Convergència para borrar todo vestigio de los Pujol, de la corrupción y del pasado. Esa refundación incluía ya en aquel momento el cambio de nombre y de sede”, explica a El Confidencial una fuente cercana a la cúpula convergente.

Con el ‘Dragon Khan’ instalado en la política catalana, esos proyectos tuvieron que ir aplazándose, y ahora es el momento oportuno. CDC ya está ultimando una sede en una zona céntrica de Barcelona (cerca de Paseo Sant Joan) y Artur Mas tendrá tiempo para pilotar todos los cambios mientras se preparan consultas a las bases, por si estas prefieren primarias para escoger candidatos o “incluso para el cambio de nombre” de la formación.

Abierto a los simpatizantes

En este proceso, falta por concretar cómo se consultará a la militancia. “No hay nada decidido aún, solo que el territorio pueda decir su opinión también. La dirección escuchará a la militancia y, luego, decidirá. Pero todo se hace porque es lo mejor para el partido y para el país”, subraya Sánchez.

Pero además de la militancia, también se consultará a algunos simpatizantes, sobre todo a los que, sin ser militantes de Convergència, han ayudado al partido y se han implicado personalmente en el proceso. En palabras de Marta Pascal, “lo que queremos es escuchar voces externas que nos expliquen cómo lo perciben”.

Lo que no cambiará serán los objetivos prioritarios de CDC: “La desconexión del Estado y la ampliación de la base de ciudadanos a favor del proceso”

En todo caso, aún no se ha perfilado cómo se hará la consulta ni el alcance de la misma. Pero Convergència pondrá a prueba la disciplina interna en un proceso que puede desembocar en primarias para elegir candidatos e incluso a su secretario general, que hasta ahora siempre había sido escogido de entre el sanedrín del partido.

Lo que no cambiará, sin embargo, serán los dos objetivos prioritarios de CDC: “La desconexión del Estado y la ampliación de la base de ciudadanos a favor del proceso”, condensó Pascal esos objetivos. Para ello, es primordial el afianzamiento de la formación en un espacio político que parece habérsele escurrido por entre las costuras independentistas.

En realidad, durante los tres últimos años, Convergència se ha escorado hacia un segmento independentista intentando ahogar a ERC en su espacio electoral, aunque el efecto ha sido el contrario: se le han escapado votos no independentistas y ha mantenido por inercia -al menos de momento- un segmento de voto que ya arrastraba de su anterior etapa. En este sentido, no hay que olvidar que a pesar de ganar las elecciones del 27 de septiembre, la coalición formada por CDC, ERC y diversas fuerzas más solo obtuvo 62 escaños, los mismos que había logrado CiU en solitario en el año 2010. Y en las elecciones generales del 20 de diciembre, Convergència pasó de primera fuerza a cuarta, dejándose ocho diputados por el camino y el 50% de los votos.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios