DESTACA que no hay mayoría parlamentaria "que pueda justificar actos ilegales"

El Gobierno defiende un Ejecutivo fuerte que haga frente al "desafío independentista"

Albert Rivera tacha de "patético" el acuerdo de investidura y declara: "Mas sigue, pone a Puigdemont de presidente, tendrá investidura con 2 tránsfugas de la CUP para seguir dividiendo a los catalanes"

Foto: El líder del PPC en el parlamento catalán, Xavier García Albiol. (EFE)
El líder del PPC en el parlamento catalán, Xavier García Albiol. (EFE)

El Gobierno ha garantizado este sábado el cumplimiento de la ley ante el acuerdo para la investidura de un nuevo presidente de la Generalitat y ha apelado a que el próximo Ejecutivo central cuente con una amplia base parlamentaria que defienda los derechos de los españoles y haga frente al "desafío independentista".

El Ejecutivo ha hecho estas consideraciones en un comunicado tras conocer la renuncia de Artur Mas a optar a la reelección como presidente de la Generalitat para facilitar un acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP  con el fin de investir como president al hasta ahora alcalde de Girona, Carles Puigdemont. Un acuerdo ante el que, a la espera de las negociaciones para la investidura del presidente tras las elecciones del pasado 20 de diciembre, traslada a las distintas fuerzas políticas "la necesidad de que el próximo Gobierno de España cuente con una amplia base parlamentaria", que garantizaría "la estabilidad y la capacidad para defender con solvencia y eficacia el derecho de todos los españoles a decidir sobre su país y hacer frente al desafío independentista".

Artur Mas durante la rueda de prensa en la que ha anunciado su renuncia a optar a la reelección. (Reuters)
Artur Mas durante la rueda de prensa en la que ha anunciado su renuncia a optar a la reelección. (Reuters)

El Gobierno también quiere recordar que todo el mundo está sometido al imperio de la ley "y más aún -precisa- aquellos a quienes se les encomienda la representación de las instituciones". "Las instituciones autonómicas catalanas encuentran su legitimidad en la Constitución Española, que es la que ha garantizado el mayor nivel de autogobierno de la historia de Cataluña recogido en su estatuto de autonomía", añade el Gobierno.

"No hay mayoría parlamentaria que pueda amparar o justificar actos ilegales o la pretensión de romper la soberanía nacional expresada en la Constitución", ha señalado y ha garantizado que la ley se respetará y que todas las instituciones, como recalca que ha venido sucediendo hasta ahora, cumplirán con su deber en defensa de la soberanía nacional y de los derechos y libertades de todos los españoles, incluidos los que viven en Cataluña.

“El Gobierno quiere hacer un nuevo llamamiento a la responsabilidad de los dirigentes de Cataluña para que pongan fin a la estrategia de división y fractura“
"El Gobierno quiere hacer un nuevo llamamiento a la responsabilidad de los dirigentes de Cataluña para que pongan fin a la estrategia de división y fractura de la sociedad catalana y dediquen sus esfuerzos a buscar solución a los problemas de los ciudadanos en vez de generar nuevas tensiones", subraya el comunicado. 

En esta línea, el líder del PP en el Parlament, Xavier Garcia Albiol, ha asegurado que España "necesita de manera inmediata un gobierno fuerte y estable que responda al desafío". Además, ha afirmado refiriéndose a que el alcalde de Girona, Carles Puigdemont, sea el próximo presidente: "Suerte que la Presidencia de la Generalitat no podía ser una subasta...".

 

 

Durante su comparecencia ante la prensa, Albiol ha añadido que Mas "se marcha matando", y ha sostenido que el acuerdo de investidura es una victoria de la CUP y va a significar una gran hipoteca para todos los catalanes. Por último, ha lamentado que Mas deje el futuro de Cataluña en manos "de un partido de extrema izquierda".

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha calificado el acuerdo de JxSí y la CUP de "patético". En su cuenta personal de Twitter, Rivera ha afirmado: "Mas sigue, pone a Puigdemont de presidente, tendrá investidura con 2 tránsfugas de la CUP para seguir dividiendo a los catalanes. Patético".

 

Rivera también ha criticado que la CUP se haya comprometido con Mas a que "sus diputados no puedan votar ni una sola ley ni moción con C's, PSC, PP o CSQP". "Miedo a la democracia", ha apuntado.

 

La líder de C's en el Parlamento catalán, Inés Arrimadas, ha calificado de "fraude democrático" el acuerdo y considera que muestra que Mas pretende estar por encima de la democracia y la ley. "La única explicación es su miedo a las urnas y el miedo a la democracia. Saben que en unas elecciones su proyecto caería estrepitosamente", ha valorado Arrimadas, que sostiene que la renuncia de Mas a la Presidencia no es un acto de generosidad, sino que lo hace porque pone por encima sus intereses y los de su partido a los de los catalanes.

Inés Arrimadas, Carlos Carrizosa (i) y Fernando de Páramo (d) este sábado en la sede de Ciudadanos. (EFE)
Inés Arrimadas, Carlos Carrizosa (i) y Fernando de Páramo (d) este sábado en la sede de Ciudadanos. (EFE)

Arrimadas ha dicho que C's ejercerá de líder de la oposición porque "Cataluña necesita más que nunca una alternativa democrática", sensata y que tenga las políticas sociales como prioridades. Con respecto a Puigdemont, Arrimadas ha señalado que es un digno sucesor de Mas en el sentido de que "lleva años instrumentalizando el municipalismo para fomentar el independentismo y dividir a los catalanes".

Por otro lado, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha destacado que Mas y su partido, CDC, "consiguen atrincherarse" en el Gobierno catalán tras el acuerdo de investidura, al mismo tiempo que ha advertido de que "el inmovilismo intentará hacer lo mismo en la Moncloa". "La solución: plurinacionalidad y nuevo acuerdo", ha señalado en un comentario en su perfil de Twitter.

 

"A trabajar duro para alcanzar la independencia"

El presidente de la ANC, Jordi Sànchez, ha confirmado en su cuenta de Twitter que JxSí y la CUP han llegado a un acuerdo para evitar una nueva convocatoria de elecciones.

 

"El hilo de esperanza ha culminado con éxito. Hay acuerdo. ¡Tendremos Govern y estabilidad! Ahora a trabajar duro para alcanzar la independencia", ha declarado en su cuenta. 

La ANC ha celebrado el acuerdo y ha animado al nuevo Gobierno catalán a desplegar la resolución independentista aprobada por el Parlament el 9 de noviembre. A través de un comunicado, ha valorado positivamente que el acuerdo vaya precedido de un pacto "que fortalece a este nuevo Govern que tiene que llevar a la república catalana" y ha apuntado que se abre "un periodo de 18 meses, que incluso podría ser menor".

Por su parte, Oriol Junqueras, líder de ERC, ha utilizado su cuenta de Twitter para dar las gracias por un gesto "que pasará a la historia". "Próxima estación, independencia!", ha añadido.  

 

Además, el líder de ERC ha declarado: "Seguimos! El futuro es nuestro, de todos. No nos cansamos, no abandonamos y no nos rendimos. No lo hemos hecho nunca. Y nunca lo haremos".

"Un proyecto muy orientado y sólido"

Después de que Artur Mas haya anunciado que da un paso al lado y que Carles Puigdemont será el próximo presidente de la Generalitat, el propio Puigdemont ha señalado en su cuenta de Twitter que tienen un proyecto "muy orientado y sólido". "Todos estamos llamados, todos nos hacemos falta. Gracias, presidente, por liderar y perseverar".

 

Por su parte, Antonio Baños, cabeza de lista de la CUP que dimitió tras el no de su formación a la investidura de Mas, ha dejado la puerta entreabierta para su regreso. En declaraciones a 'El Món', Baños ha precisado que el domingo acudirá al Parlamento para votar y que desconoce qué sucederá tras la investidura. En cualquier caso, ha aclarado: "Si la CUP me pide que me quede, me quedaré, y si me pide mi renuncia, también lo haré".   

Tras el anuncio del acuerdo, también se ha pronunciado el diputado de JxSí Raül Romeva, quien ha asegurado que son "las grandes decisiones las que hacen grandes los momentos". "No ha sido fácil, para nadie. Doy fe. Mucha gente lo ha hecho posible. ¡Gracias!", ha apuntado en Twitter y ha reiterado: "Estamos aquí para hacer un salto colectivo en la historia. Se nos viene trabajo. Lo haremos. Lo haremos bien".

 

El acuerdo también ha sido celebrado por la asociación Súmate, que agrupa a independentistas castellanohablantes. "Gracias por cumplir el mandato", ha apuntado a través de un comunicado, en el que también señala que "es un día de felicidad" para quienes han trabajado por la república catalana. De igual modo, la asociación ha celebrado el "liderazgo" de Mas que, en su opinión, ha hecho posible que el proceso siga intacto y mantenga su transversalidad.

Por el contrario, el líder del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado que Mas ha subastado la Presidencia de la Generalitat de Cataluña a cambio de ganar tiempo para su partido. "CDC ha logrado su único objetivo de ganar tiempo para refundarse y resistir", ha destacado en una rueda de prensa posterior a la comparecencia de Mas. También ha afeado que Mas dijera el pasado jueves que la Presidencia no era una subasta de pescado porque el acuerdo de este sábado lo desmiente: "Ha sido subastada y la CUP ha logrado que no sea presidente a cambio de subordinarse impúdicamente a JxSí". 

Iceta considera que CDC ha logrado su único objetivo, que era “ganar tiempo para refundarse y resistir“

"Es un buen acuerdo para CDC pero malo para Cataluña y los catalanes", ha resaltado Iceta, quien ha considerado que "los desencuentros y desconfianzas notorios" entre JxSí y la CUP no hacen prever "nada bueno" para Cataluña y cree que no haber convocado elecciones ha truncado la posibilidad de un nuevo Govern estable y riguroso. Por último, ha destacado que el PSC luchará para evitar que JxSí y la CUP desplieguen su hoja de ruta soberanista porque supone emprender un "irresponsable camino con el que Cataluña puede pagar un precio muy alto".

Tras el anuncio del acuerdo, la Societat Civil Catalana (SCC) ha lamentado que el pacto es una "anomalía democrática" y un caso de "transfuguismo institucional" porque dos de los diputados anticapitalistas se integrarán en la dinámica parlamentaria de JxSí. A través de un comunicado, ha criticado las "desafortunadísimas declaraciones" de Mas al asegurar que esta medida corrige el resultado de las urnas, algo que, a su juicio, muestra la "escasísima cultura democrática" del presidente catalán en funciones.

Para finalizar, la SCS ha resaltado que la designación de Puigdemont como candidato a la Presidencia de la Generalitat implica que esta institución seguirá siendo incapaz de "representar al conjunto de los catalanes".

"Se van a perpetuar las políticas de recortes"

El candidato de IU en las elecciones del pasado 20 de diciembre, Alberto Garzón, ha mostrado su rechazo al acuerdo alcanzado por Junts pel Sí y la CUP y ha asegurado que IU "nunca apoyaría a un presidente de derechas". "Para nosotros siempre va a ser una mala noticia que alguien de un partido político de derechas tome decisiones sobre cuestiones políticas y presupuestarias", ha apuntado.

La Societat Civil Catalana considera que el pacto es una “anomalía democrática“ y un caso de “transfuguismo institucional“

A su juicio, este acuerdo implicará que Mas sea quien siga tomando las decisiones, aunque el presidente sea otra persona de Convergencia. Y, según ha lamentado, esto implicará que "se van a perpetuar las políticas de recortes y contra las clases populares".

En lo que respecta a la posición de la CUP, Garzón se ha limitado a mostrar su "respeto" por sus decisiones. "Siempre hemos considerado a la CUP una fuerza honesta a la hora de enfrentar determinados retos", ha reconocido, subrayando sin embargo sus diferencias en algunos aspectos, sobre todo la independencia de Cataluña.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios