JxS Y CUP NO LLEGAN A ACUERDOS PARA INVESTIR A MAs

Las elecciones catalanas ya están a la vuelta de la esquina

El calendario aprieta, ya que si no hay investidura antes de las 12 de la noche del domingo, el lunes se han de convocar obligatoriamente nuevas elecciones

Foto: El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas (i), y la diputada de Junts pel Sí Magda Casamitjana abandonan el Parlament. (EFE)
El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas (i), y la diputada de Junts pel Sí Magda Casamitjana abandonan el Parlament. (EFE)

Las elecciones catalanas ya están a la vuelta de la esquina. La reunión de este viernes entre Junts pel Sí (JxS) y la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) acabó sin acuerdo. Las dos organizaciones se reunieron en la sede de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) en un último intento de llegar a un acuerdo que evite elecciones anticipadas. Allí se dieron cita Jordi Turull, Raül Romeva, Josep Rull y Marta Rovira (JxS) y Gabriela Serra, Eulàlia Reguant y Hugo Elvira (CUP), además del presidente de la ANC, Jordi Sánchez, la vicepresidenta de esta organización, Rosa Alentorn, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y el de la Asamblea de Municipios por la Independencia (AMI), Carles Puigdemont.

Sobre la mesa estaban tres propuestas para desencallar las negociaciones y tratar de alcanzar un pacto que permitiese la formación de un nuevo Gobierno. Por una parte, estaba la propuesta llevada por el pequeño grupo de Súmate (la organización independentista de castellanohablantes) a las dos partes en conflicto sobre el nombramiento de la actual vicepresidenta del Gobierno, Neus Munté, como la nueva presidenta y rebajar a Artur Mas al cargo de ‘conseller en cap’ (consejero jefe), algo así como un ‘primer ministro’. Esta opción fue prácticamente rechazada de plano.

Las elecciones catalanas ya están a la vuelta de la esquina

Otra de las propuestas era permitir que la Asamblea de Cargos Electos decida el ‘president’. Esta Asamblea es un órgano que en la hoja de ruta de los independentistas debería tomar el control del proceso constituyente y estaría formado por alcaldes, concejales, diputados autonómicos, diputados estatales y senadores. Lógicamente, sólo representantes independentistas. Y una tercera opción era celebrar unas primarias para elegir el candidato. En ese caso, habría que facilitar una investidura provisional a la espera de poder celebrar esas primarias y escoger dentro de tres meses al que sería el ‘president’ definitivo. Pero ahí entraba de nuevo en juego el mandato de las bases de la CUP: Artur Mas, de ninguna manera, el ‘president’ provisional había de ser otro. Las dos propuestas no provocaron, pues, consenso de JxS y la CUP, aunque sirvieron para dejar un diálogo abierto entre las dos formaciones.

Munté junto con Mas. (EFE)
Munté junto con Mas. (EFE)

Pero, mientras, el calendario aprieta, ya que si no hay investidura antes de las 12 de la noche del domingo, el lunes se han de convocar obligatoriamente nuevas elecciones.

El último tramo

Los plazos, pues, apremian: para una investidura este domingo, haría falta que la presidenta del Parlamento convocase el pleno como mínimo 24 horas antes, por lo que cualquier acuerdo habría de estar cerrado este sábado, lo que es muy difícil.

El presidente de la ANC, Jordi Sánchez, aseguró que durante las próximas horas seguirá habiendo “conversaciones. Hay consciencia de que el tiempo se agota. Pero continuarán con una línea permanentemente abierta de trabajo sobre algunas líneas que han surgido”. Reiteró, no obstante, que “aunque es difícil, aún puede haber un acuerdo. Hay un átomo de esperanza”.

Josep Rull. (EFE)
Josep Rull. (EFE)

Más pesimista se había mostrado poco antes el coordinador general de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Josep Rull, que había advertido que de no llegar este viernes a un acuerdo, las opciones ya serían escasas y daba por hecho que, en ese caso, el próximo lunes se convocarán nuevas elecciones.

Sánchez, por su parte, dejó este viernes en manos de los partidos la responsabilidad de culminar las conversaciones, ya que, aseguró, la ANC hizo todo lo que estaba en sus manos por propiciar un pacto. “Ahora les toca a ellos”, subrayó. El ‘procés’, pues, se encuentra ahora en el que puede ser el último tramo de su recorrido, ya que la convocatoria de nuevas elecciones significaría su certificado de defunción, al menos tal y como lo conocemos.

El ‘procés’ se encuentra ahora en el que puede ser el último tramo de su recorrido, ya que la convocatoria de elecciones significaría su certificado de defunción

Antes de comenzar la reunión, la CUP ya hizo público un duro comunicado en el que aseguraba que esta organización “continúa explorando todas las posibilidades para iniciar la legislatura y dar salida al mandato plebiscitario surgido de las elecciones del pasado 27 de septiembre”. Reconocía en ese escrito que celebró reuniones con Súmate, Òmnium y la AMI y que en la cumbre con todas las entidades soberanistas no se consiguió una posición de consenso.

Los radicales recuerdan en su comunicado, no obstante, que se sentaron a la mesa “con la idea de encontrar un candidato alternativo a Artur Mas y dispuestos a escuchar todas las propuestas”. La CUP estaba dispuesta a “explorar compromisos en clave de gobernabilidad” y a “asumir públicamente una autocrítica sobre el proceso de negociación. Pero en estos momentos no podemos constatar la misma voluntad política por parte del resto de actores”. Vamos, que los de JxS les estaban haciendo la cama, literalmente.

Añadía la organización radical que la CUP “no se quedará inmóvil ante esta cuenta atrás y manifiesta la voluntad de continuar trabajando para llegar a un acuerdo que nos permita dar continuidad al mandato surgido de las elecciones plebiscitarias y constituyentes”. Pero ante los reproches de la formación anticapitalista, el ansiado acuerdo de investidura se torna más difícil todavía.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios