UNO, PARA "aSUNTOS SUIZOS"

Mas gasta 300.000 euros en becarios para las 'embajadas' catalanas

El 'president' reserva una partida de casi 300.000 euros destinada a pagar sueldos a becarios que han de ser contratados por las 'embajadas' que ha abierto los últimos años por medio mundo

Foto: El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas. (EFE)
El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas. (EFE)

El proceso catalán no se para. O, al menos, el proceso de internacionalización del conflicto. Tanto es así que el presidente Artur Mas acaba de reservar una partida de casi 300.000 euros destinada a pagar sueldos a becarios que han de ser contratados por las 'embajadas' que ha ido abriendo los últimos años por medio mundo. Curiosamente, uno de los becarios será destinado a París con una dotación de 20.000 euros por 10 meses de trabajo, pero se encargará exclusivamente de “asuntos suizos”.

La partida mayor, en la que se engloba ese becario, asciende a 250.000 euros. Su dotación pertenece al presupuesto de la Secretaría de Asuntos Exteriores y de la Unión Europea, que está encuadrada en el departamento de Presidencia. Oficialmente, la justificación de este gasto se basa en la pretensión de “promover las prácticas profesionales en entornos internacionales para fomentar un mejor conocimiento práctico sobre las políticas y actividades en el marco de las relaciones exteriores, con un énfasis especial en aquellos temas que afectan directamente a Cataluña”.

Esos 250.000 euros se repartirán entre 10 becarios, que han de ser “jóvenes titulados universitarios, con la finalidad de que posteriormente puedan aplicar esta experiencia en el desarrollo de su carrera profesional”. La dedicación que tendrán los jóvenes será de “37,5 horas semanales, de lunes a viernes, enmarcadas preferentemente en horario de la oficina donde se realice la estancia”. En París, además del encargado de “asuntos suizos”, habrá otro joven para ayudar en las tareas de relaciones con el país vecino. Ambos tienen una dotación per cápita de 20.000 euros.

 

A Londres irán destinados dos becarios más, pero con un salario de 2.400 euros mensuales cada uno de ellos. Lo mismo ocurre con la ‘embajada’ en Estados Unidos. Allí, habrá un becario en Nueva York y otro en Washington con 2.400 euros mensuales. Curiosamente, la dotación bruta económica total en cada uno de estos sueldos estadounidenses es de 43.200 euros, según detalla la resolución PRE/2345/2015 del Gobierno catalán. Ello se debe a que en los Estados Unidos el periodo de contratación se eleva a 18 meses en vez de los 10 meses del resto de legaciones. En la ‘embajada’ de Londres, en cambio, la dotación bruta es de 24.000 euros porque la estancia es de los 10 meses previstos.

Para la 'embajada' de Berlín, el presupuesto será de 18.000 euros por un becario, el mismo que para la delegación de Roma, donde se enviará a otro joven estudiante. A la ‘embajada’ de Viena, en Austria, en cambio, irán dos becarios con un salario per cápita de 2.000 euros mensuales.

La disparidad de sueldos de los becarios se debe, según el Gobierno catalán, a que “las becas tienen una dotación económica bruta de acuerdo con el coste de vida del país de destino”. Del coste bruto han de restarse luego las cotizaciones a la Seguridad Social y las retenciones fiscales correspondientes, por lo que los salarios netos van de los 1.300 euros (los más bajos) a los 1.800 euros (los más altos) aproximadamente. Fuentes cercanas al Gobierno señalan que este gasto ya estaba previsto en los Presupuestos de este año con una dotación de 310.000 euros y que fue aprobado por el Parlamento catalán.

Dos becarios a la ‘embajada fantasma’

Al margen de estos 10 becarios, la Generalitat ha habilitado otra partida de 36.800 euros que se repartirán dos jóvenes destinados en la Delegación del Govern ante la Unión Europea, una oficina que no es reconocida como tal por los organismos comunitarios. Cada uno de estos becarios de Bruselas tendrá un salario de 1.840 euros mensuales.

El pasado 13 de enero, el eurodiputado del PP Santiago Fisas preguntó por escrito a la UE qué le parecía el nombramiento de Amadeu Altafaj como “representante permanente de la Generalitat de Cataluña ante la UE”. Pedía, asimismo, la opinión de la UE sobre la creación de esa ‘embajada’ y si se tendría en cuenta y se articularía algún diálogo con Cataluña a través de la misma. Mas había fichado a Altafaj porque este era funcionario de la propia Comisión Europea y calculaba que así le sería más fácil la comunicación con las autoridades comunitarias.

El delegado del Govern de la Generalitat en Bruselas, Amadeu Altafaj (d). (EFE)
El delegado del Govern de la Generalitat en Bruselas, Amadeu Altafaj (d). (EFE)

Pero la respuesta del vicepresidente Frans Timmermans fue tajante: “Cada uno de los 28 estados miembros está representado ante la UE por su representación permanente. Consiguientemente, todo contacto oficial, nacional, regional o local con las autoridades de un Estado miembro debe hacerse a través de la representación permanente de dicho Estado miembro. Además, con arreglo al artículo 4, apartado 2 del Tratado de la UE, la Unión debe respetar su (de los estados miembros) ‘identidad nacional, inherente a las estructuras fundamentales políticas y constitucionales de estos, también en lo referente a la autonomía local y regional. Respetará las funciones esenciales del Estado, especialmente las que tienen por objeto garantizar su integridad territorial’. No corresponde, pues, a la Comisión comentar la creación de estructuras administrativas en dicho Estado miembro”.

Reiteraba a continuación que solo se comunicaría a través de los cauces oficiales, o de los mecanismos ya dispuestos, es decir, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, lo que significaba una desautorización en toda regla de la ‘embajada’ catalana en Bruselas. Aun así, ahora potencia el trabajo de esa ‘embajada’ con dos becarios.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios