"no sabía que la Policía le perseguía"

La Justicia archiva la 'fuga' de Aguirre en la Gran Vía tras la reforma del Código Penal

El incidente ocurrió el 3 de abril de 2014 cuando se dio a la fuga después de que agentes Movilidad le pusiera una multa por haber aparcado en el carril de la Gran Vía reservado al transporte público

Foto: La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. (Efe)
La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. (Efe)

La fuga de Esperanza Aguirre de unos agentes de Movilidad mientras le estaban multando por aparcar en una zona prohibida ha quedado definitivamente archivada después de que el Gobierno modificara el Código Penal y despenalizara las faltas. Así lo ha decretado el juez que analiza la reforma que ya ha entrado en vigor y, por tanto, estima que la expresidenta madrileña no puede sentarse en el banquillo de los acusados. (Vea aquí las imágenes de la fuga de Esperanza Aguirre)

Esta decisión la toma el juez que asumió la causa después de que Carlos Valle se abstuviera voluntariamente del procedimiento, después de que la Audiencia Provincial de Madrid le obligara a enjuiciar a Aguirre en contra de su criterio, al entender este magistrado desde el principio que el comportamiento de la dirigente 'popular' no revestía signos de delito ni de falta. Ahora, el sustituto lo archiva pero sin entrar a valorar si podría haber o no indicios porque el Código Penal se ha modificado y ya no está contemplado la falta.

“Teniendo en cuenta que el posible ilícito penal que podría haber cometido Esperanza Aguirre es el de una desobediencia leve, es decir, una falta, procede el archivo de este juicio de faltas, ya que ni siquiera es posible tras la celebración del juicio hacer un pronunciamiento sobre las responsabilidades civiles, pues el Tribunal Supremo declaró que la infracción penal de desobediencia carece por definición de un perjudicado concreto”.

Las imágenes de la fuga de Esperanza Aguirre

Así, recuerda el magistrado que la Audiencia ya rechazó la pretensión de la acusación particular, representada por unos agentes de Movilidad, de acusar a Aguirre por una falta de lesiones, después de que le tirara la moto mientras ella huía y le golpeaba con esta en la pierna, así que, por tanto, no hay ningún perjudicado directo en la causa, que permita fijar una responsabilidad civil.

En la modificación, el Ejecutivo señalaba que en los casos que ya estuvieran abiertos podrían continuarse si la acusación así lo quería. Sin embargo, el magistrado recuerda que la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, emitió un comunicado en el que señalaba que “en causas seguidas exclusivamente por hechos despenalizados, nada impide -es más, será lo deseable, por razones de economía procesal y para evitar molestias innecesarias a los testigos-, solicitar el sobreseimiento libre retirando la acusación sin necesidad de esperar al acto del juicio oral”.

Ante esta circular, la Fiscalía de Madrid ha apoyado el archivo de esta causa, en la que ya estaba señalado para juicio el próximo 6 de octubre. Después de más de un año, Aguirre ha conseguido librarse de este asunto, que durante un tiempo estuvo instruido por un delito de desobediencia, al considerar una Sala de la Audiencia Provincial que su comportamiento tenía que conllevar pena de prisión. En el siguiente mapa puede verse el recorrido que hizo la dirigente popular desde la Gran Vía hasta su domicilio:

El incidente ocurrió el 3 de abril de 2014 cuando la popular se dio a la fuga después de que varios agentes de la Policia Municipal de Madrid le pusiera una multa por haber aparcado en el carril de la Gran Vía reservado al transporte público para sacar dinero de un cajero automático. Por aquel entonces, la Audiencia Provincial de Madrid apelaba al artículo 364 del Código Penal en el que se establece que "los que falten al respeto y consideración debida a la autoridad o sus agentes, o los desobedecieren levemente, cuando ejerzan sus funciones, serán castigados con la pena de multa de diez a sesenta días".

"Señoría, se me hizo eterno"

De esta manera, la intención de la Audiencia Provincial de Madrid era tramitrar el incidente de la expresidenta de la Comunidad de Madrid como un delito de desobediencia "tenaz, contumaz, rebelde, decidida y terminante". A esto se opuso la Fiscalía de Madrid, que el pasado mes de enero insistía en que la fuga era una falta, algo que finalmente aceptó la Audiencia Provincial de Madrrid, que ordenó en mayo que fuera tramitada como un juicio de faltas después de que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 14 de Madris, Carlos Valle, archivara la causa alegando que Aguirre "no sabía que la Policía le perseguía"

Aguirre ante el juez

Durante este último año, las versiones de Esperanza Aguirre y los agentes de Movilidad no han coincidido en ningún punto. Si bien la presidenta del PP aseguró que no le habían dado el alto y que se fue porque estaba sola y tenía miedo de que le ocurriera algo, los agentes ratificaron los informes realizados aquel día en los que reconocieron que Aguirre se marchó mientras estaba siendo multada por aparcar en una zona prohibida para ello y no aportar la documentación obligatoria de su vehículo. En ese momento, tiró la moto de unos de los agentes, que recibió el impacto del vehículo. 

El Confidencial tuvo acceso al vídeo de su declaración en la que explicaba, con voz temblorosa, que se le "hizo eterno". "La gente se arremolinaba. Yo temía que hubiera algún altercado. Estaba pensando en mis escoltas. Yo no les había llamado porque venía de un acto particular, pero que iban a tener problemas si a mí me pasaba algo. Soy una persona conocida y en la calle tengo partidarios pero también los que no lo son. Entonces le dije, que vivo aquí al lado, vamos a mi casa y ahí se lo explico todo. Me fui a mi casa y ahí entré en el portal. Es mentira que entré en mi piso (...)”.

Primeras declaraciones de Aguirre

Poco después de que se conciera el archivo de la causa, la presidenta del PP de Madrid ha indicado que la Justicia lo ha decidido así porque con la nueva legislación las faltas quedan despenalizadas y recuerda que los tribunales ya indicaron antes que no había ni delito ni falta.

Aguirre ya ha recordado que pidió perdón por parar en el carril bus para sacar dinero, algo que estuvo "mal hecho", y ha relatado de forma sucinta el relato del incidente con los agentes de movilidad. Al respecto, ha cometido que ante la denuncia por desobediencia se admitió a trámite como falta y que se recurrió la decisión, lo que llevó al juez del caso inicialmente designado a investigar "todo el otoño" sobre este asunto para determinar que no había "ni delito ni falta.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios