estudiará si coloca el de Felipe VI

Barcelona retira el busto del Rey porque es de la "época franquista" y "de sentido común"

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, cree que es "conveniente" este debate aunque no se haya debatido en el Pleno. Afirma que Barcelona En Comú revisará el término 'Ciudad Condal"

Foto: Dos operarios municipales retiran el busto del rey Juan Carlos I que había en el Salón de la Reina Regente. (EFE)
Dos operarios municipales retiran el busto del rey Juan Carlos I que había en el Salón de la Reina Regente. (EFE)

Tras el revuelo generado después de que el Ayuntamiento de Barcelona retirara este jueves el busto dedicado a Juan Carlos I del Salón de Plenos del consistorio, el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha justificado esta decisión afirmando que “hay un tipo de memoria que está sobrerepresentada”, refiriéndose a la Monarquía, y “hay otro que no”, como la republicana o la científica. Ante este acto, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha cargado contra la alcaldesa Ada Colau afirmando que era "una mezquindad".

En una entrevista en Más de Uno de Onda Cero, Pisarello ha ido más allá y ha confesado que el busto de Don Juan Carlos “se colocó en época franquista” y que la intención del Gobierno de Ada Colau es “corregir esa desproporción” porque es “algo de sentido común”. Esta medida no ha sido debatida en el Pleno del Ayuntamiento, algo que el primer teniente de alcalde considera que “no era necesario” justificando que el equipo municipal había mantenido conversaciones previas con otras fuerzas políticas de carácter republicano que dieron su apoyo para que Barcelona En Comú lograra la alcaldía. [Aquí puede leer: "La 'rabieta' de Ada Colau: planta a la ministra Ana Pastor por avisarle tarde de un acto"]

Colau retira el busto de Juan Carlos I del Salón de Plenos del Ayuntamiento

“Repito, lo que hemos hecho corregir esa anomalía y abrir un debate con el resto de fuerzas”, ha insistido, a pesar de que la decisión de retirar el busto del Rey emérito no fue compartida con partidos de la oposición como el Partido Popular, PSOE y Ciudadanos. “Hay temas en los que sí hay que contar con la gente”, ha continuado refiriéndose a la intención del Ayuntamiento de revisar la simbología y “reparar la memoria histórica” en los nombres de algunas calles con más de 200 años de historia y con la ayuda de la dirección de patrimonio del Institut de Cultura de Barcelona (Icub)  “Queremos recuperar la memoria que ha sido olvidada por causas ajenas a la ciudadanía”, ha asegurado para calificar de “conveniente” este debate.

Estatua de la República

En este sentido, ha dejado claro que la primera “actuación simbólica” sea trasladar la estatua de la República, situada ahora en la plaza Llucmajor, al cruce entre paseo de Gràcia y la avenida Diagonal -conocido como la plaza del Llapis, de donde en 2011 se retiró la estatua de la Victoria, símbolo franquista- y restituir la placa del presidente del Gobierno de la Primera República Francesc Pi i Margall. “Barcelona tiene el derecho legítimo de dar espacio a otras cosas”, ha recordado apelando a que esta idea estaba en su programa electoral.

Un operario mete el busto del Rey en una caja. (Efe)
Un operario mete el busto del Rey en una caja. (Efe)

Consciente de la existencia del reglamento de 1986 que obliga a colocar una efigie del jefe de Estado en el Salón de plenos,Gerardo Pisarello cree que esta “anomalía” no es una situación que “se resuelve de un día para otro”y estudiarán con el resto de partidos cómo dar cumplimiento a la ley a pesar de que tanto él como el Gobierno municipal “tiene convicciones republicanas”.

Revisarán el término 'Ciudad Condal"

Un día antes, Pisarello adelantaba de que en caso de que la representación de la monarquía regresara al Ayuntamiento no tenía por qué ser en forma de busto. “La norma dice efigue, que es cualquier tipo de representación. Puede ser una fotografía o un dibujo”, advirtió en referencia a Felipe VI y defendiendo que la monarquía es una institución constitucional “no electiva” que ha estado vinculada “a privilegios y opacidades”. 

Otro de los puntos que está encima de la mesa de Ada Colau es estudiar el cambio del término Ciudad Condal con el que también se refiere a Barcelona, aunque Pisarello no ha querido ofrecer más detalles. “Hay críticas sobre esta término”, ha concluido.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios