CDC rompe con la disciplina de voto

El pulso Mas-Duran lleva la ruptura al grupo parlamentario de CiU en el Congreso

Convergència y Unió empieza a romperse en el Congreso de los Diputados por el pulso que mantienen Artur Mas y Josep Antoni Duran con el desafío separatista de fondo

Foto: Fotografía de archivo de Josep Antoni Duran i Lleida (i) y Artur Mas. (EFE)
Fotografía de archivo de Josep Antoni Duran i Lleida (i) y Artur Mas. (EFE)

Convergència y Unió empieza a romperse en el Congreso de los Diputados por el pulso que mantienen Artur Mas y Josep Antoni Duran con el desafío separatista de fondo. El presidente de la Generalitat ordenó a los 10 diputados de CDC desautorizar a Duran en una votación sobre el pacto antiyihadista y el portavoz de la coalición en la Cámara se quedó sólo con sus 6 diputados para apoyar el texto del Gobierno y el PSOE. En plena pelea por las candidaturas municipales en Cataluña, la ruptura amenaza con empezar en la dirección del grupo parlamentario.

En ausencia de Pere Macias, primer representante de Mas en el Congreso, los diputados de CiU decidieron seguir a Duran en su decisión de avalar y votar a favor de la admisión a trámite del citado pacto antiterrorista junto con populares y socialistas. Esa era la posición de los nacionalistas catalanes a las ocho de la tarde del martes. Minutos después, desde Barcelona los parlamentarios de CDC recibieron órdenes de abstenerse. Los nueve presentes en la votación (Macias estaba de viaje en Colombia) obedecieron la consigna de sus superiores de partido y se saltaron la del portavoz: Duran. Los democristianos mantuvieron el .

Duran cumplió esta mañana con sus funciones al plantear a Mariano Rajoy una pregunta en el pleno para exigir al presidente del Gobierno que rebaje su triunfalismo sobre el fin de la crisis económica. También reconoció, acompañado por sus fieles como Josep Sánchez Llibre, que se sentía desautorizado desde Barcelona ante las órdenes de CDC de romper con la disciplina de voto en el grupo.

La primera consecuencia de la votación puede ser que Duran ponga fin a las reuniones del órgano que coordina las posiciones de CiU en la Cámara, dado que los diputados de CDC actúan por su cuenta.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida. (EFE)
El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida. (EFE)

En fuentes del grupo parlamentario atribuyen la maniobra de Mas contra Duran a las peleas internas en la coalición para cerrar las candidaturas electorales de las municipales de mayo. En Unió se oponen a la entrega del presidente de la Generalitat a la causa independentista, pero prefieren dejar la ruptura de la coalición para después de las elecciones municipales con el fin de asegurarse un mínimo de poder local (alcaldes y concejales) concurriendo dentro de CiU. En CDC prefieren que la ruptura se consuma antes para asegurarse la fidelidad de todos los ediles que vayan a salir elegidos.

Duran da por perdido a Mas y planea su propio proyecto político de nacionalismo democristiano y no independentista al margen de los planes del actual presidente de la Generalitat. Mas quiere cambiar la vieja Convergència fundada por Jordi Pujol por un movimiento político de corte personalista que llama “de país” para competir con ERC por la hegemonía absoluta en el bloque separatista.

Ante ese análisis y perspectivas, los diputados de CiU empiezan a votar en clave de partido y no de coalición. De los 16 parlamentarios nacionalistas, 10 proceden del partido de Mas y 6 del de Duran. Sólo tienen libertad de voto en asuntos de conciencia como el aborto y hasta ahora, desde los tiempos de la Transición, habían actuado en bloque.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios