EXIGEN ÓRDENES POR ESCRITO ANTE EL 9-N

Los Mossos se plantan ante Mas: “Sólo obedeceremos órdenes dentro de la ley”

El presidente catalán, Artur Mas, no puede contar, de momento, con la fuerza de choque que tenía prevista. Los Mossos sólo obedecerán órdenes dentro de la ley

Foto: El presidente de la Generalitat, Artur Mas (i), recibe novedades de la formación de Mossos d'Esquadra. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Artur Mas (i), recibe novedades de la formación de Mossos d'Esquadra. (EFE)

El presidente catalán, Artur Mas, no puede contar, de momento, con la fuerza de choque que tenía prevista. El consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig (que antes había sido consejero de Interior), daba por sentado que en caso de conflicto con España, el Gobierno autonómico tendría una baza a su favor: los 16.000 efectivos de los Mossos d’Esquadra, el Cuerpo que es responsable de la seguridad ciudadana. Dijo claramente el consejero que, en cualquier caso, la Generalitat tendría a los agentes autonómicos a su lado para hacer frente a cualquier eventualidad.

Pero tanto Puig como Mas se equivocan. El sindicato SAP-UGT, que agrupa a más de la mitad de los agentes del Cuerpo, envió ayer una carta a la cúpula de la consejería en la que reclama información sobre la “cobertura legal que tienen las actuaciones del próximo domingo”. O sea, cuáles son los supuestos legales en que han de desenvolverse los Mossos en caso de que se celebre la consulta anunciada por Mas habiendo orden expresa del TC de no celebrarla. O, como dice ahora el Gobierno autonómico, ese “proceso de participación”.

“De momento, estamos convocados como un dispositivo más de seguridad ciudadana. Hasta aquí, todo normal. Pero no sabemos aún qué funciones concretas nos asignarán”, explica a El Confidencial Valentí Anadon, secretario de Organización de SAP-UGT. En  la misiva a la dirección de la consejería, el sindicato exige que se clarifiquen las órdenes sobre esa jornada.

Iceta sobre el 9N: "Espero que la Generalitat acate la resolución del TC"

Vídeo: Iceta: "Espero que la Generalitat acate la resolución del TC"

 

También desde el Sindicat de Policía de Catalunya (SPC) se piden aclaraciones. David Miquel, portavoz del SPC, señala a este diario que “todavía no hay ninguna instrucción concreta sobre la jornada del 9-N. Esperamos, sin embargo, que mañana [hoy para el lector] nos digan definitivamente qué hemos de hacer, ya que no sabemos quién ha de trabajar, dónde, ni la jornada que debe hacer”.

Otras fuentes sindicales señalan que “hay una cosa que nos une a todas las organizaciones sindicales y es que todos coincidimos en que obedeceremos órdenes siempre y cuando estas se encuentren dentro de la ley. De lo contrario, que se olviden de nosotros”. En otras palabras, que se olvide Puig o algún directivo de la Policía Autonómica de aplicar el ordeno y mando.

Fuentes de la estructura del cuerpo policial autonómico aseguran a El Confidencial que “la comidilla entre nosotros en los últimos días es saber si vamos a estar en un colegio electoral. Pero lo que queremos es que nos den por escrito las órdenes. Si tenemos que ir a un colegio electoral porque nos lo dice nuestro jefe directo iremos, pero lo queremos por escrito. Que no nos trasladen a nosotros una responsabilidad que no nos toca”.

Órdenes confusas

Otra fuente señala que “las órdenes que se han dado hasta ahora no son claras. Si Artur Mas quiere estirar la ley hasta el límite, que se haga responsable de esa utilización de los recursos, pero que no intente que nosotros seamos los responsables últimos. Estamos hartos de que se nos instrumentalice y por eso muchos agentes dicen ahora que si les ordenan algo lo hagan por escrito. Si no se comete ninguna ilegalidad, no debe haber problema para que las órdenes que recibamos sean por escrito, ¿no? ¿O es que hay alguien que tiene algo que ocultar? Por tanto, me tiene que decir por escrito qué quiere que haga”.

Artur Mas y el conseller de Empresa y Empleo de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig. (EFE)
Artur Mas y el conseller de Empresa y Empleo de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig. (EFE)

También se deja patente que hay un enorme enfado en algunos círculos de los Mossos por cómo se están llevando las cosas y la instrumentalización que se hace del Cuerpo desde el Gobierno catalán, amagando con sacar a los mossos a la calle como fuerza de choque.

Ante las dudas sobre el papel de los Mossos d’Esquadra (y con un ultimátum del Ministerio del Interior al director general de la Policía de la Generalitat, Albert Batlle, sobre la mesa), el Gobierno central ha desplazado a una localidad cercana a Barcelona a, al menos, 1.200 efectivos, de los que 400 corresponden a agentes de la Guardia Civil y el resto, al Cuerpo Nacional de Policía.

Pero, además, el Gobierno ha estado enviando un número indeterminado de efectivos de cuerpos especiales del Ejército que han sido distribuidos por diferentes acuartelamientos. Estos efectivos han llegado incluso en vuelos regulares y luego trasladados a sus destinos finales en autocares de una compañía fletada para la ocasión, según ha podido conocer El Confidencial de fuentes solventes. Tanto el avituallamiento como las armas se han hecho llegar por otros conductos (terrestres) de Defensa.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
73 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios