quería salvar la reunión entre mas y el presidente

Pujol adelantó su confesión ante el temor de una filtración del Gobierno de Rajoy

Pujol trató de evitar que el Ejecutivo pudiese utilizar la información de sus problemas fiscales para debilitar a Artur Mas de cara a su reunión con Rajoy el 30 de julio

Foto: Pujol y Mas, durante la Ejecutiva de CDC en abril. (Efe)
Pujol y Mas, durante la Ejecutiva de CDC en abril. (Efe)

Jordi Pujol impuso su agenda a Artur Mas para evitar que el Gobierno pudiese utilizar la información de sus problemas fiscales para debilitar al actual presidente de la Generalitat de cara a su reunión con Mariano Rajoy, prevista para el 30 de julio, según han explicado fuentes políticas.

Pujol comunicó a Mas horas antes su decisión de hacer público el comunicado con su confesión y pasó por delante de la agenda de comunicación de Palau y del partido, que pretendían dar toda la trascendencia al nombramiento del nuevo coordinador de CDC, Josep Rull, precisamente en sustitución de Oriol Pujol, hijo de Jordi Pujol.

El temor de Pujol y su entorno era que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, o bien Moncloa filtrasen la información antes de la reunión del 30 de julio, en la que el president visitará a Rajoy en su primer acercamiento en más de un año para intentar buscar una salida a la crisis soberanista que vive Cataluña. Otra alternativa, peor para un Pujol que ahora se desdice de su trayectoria catalanista y aboga por el independentismo, era que la información se hubiese hecho pública antes del próximo 11 de septiembre, fecha para la que se prevé una gran movilización independentista.

Es decir, la motivación del comunicado fue política. El último acto político de un político, que no está motivado por las investigaciones de la Fiscalía alrededor de las actividades de su hijo mayor, Jordi Pujol Ferrusola.

Según publica hoy La Vanguardia, cinco de los siete hijos de Pujol han tenido que presentar declaraciones complementarias a Hacienda por valor de más de 4 millones de euros en la Banca Privada de Andorra. En 2013 dos de los vástagos, Josep Pujol y Oleguer Pujol, regularizaron 2 y 3 millones de euros cada uno. Pero el resto de los hijos no lo hicieron, lo que deja a éstos en una muy mala situación.

De hecho, al no haber acudido a la amnistía de entonces, tendrán que pagar una sanción del 150%, además de la cantidad defraudada y los intereses de demora. Esto supone que tienen abonar a la Agencia Tributaria casi 6 millones de euros, más de lo defraudado.

Esto deja en una posición muy delicada a los hermanos que no regularizaron la situación aprovechando la amnistía Montoro, y en el caso de Mireia, Pere y Marta, los más pobres del clan, supone colocarse en una difícil situación financiera. Según fuentes cercanas a la familia Pujol, esto ha provocado fuertes tensiones entre los hijos menos implicados en los negocios familiares y los más conocidos por polémicas sobre sus actividades empresariales, el principal, el mayor, Jordi Pujol Ferrusola, investigado por tener dinero negro en Andorra a causa de las declaraciones de una antigua novia.

Artur Mas, hoy, durante la inauguración del nuevo centro penitenciario de Puig de les Basses. (Efe)
Artur Mas, hoy, durante la inauguración del nuevo centro penitenciario de Puig de les Basses. (Efe)

Impacto político

El impacto político de la confesión del expresidente catalán es muy importante. Para empezar porque, pese a que Pujol haya intentando adelantarse, debilita la posición negociadora de Artur Mas de cara a su reunión con Rajoy. Después, porque deslegitima la esencia del proceso independentista, basado, en principios como “España nos roba”.

Ante eso, CDC está intentando crear un cortafuegos y dejar caer a Pujol, que todavía ocupa la presidencia del partido y es miembro de la ejecutiva de CiU. Artur Mas inauguraba esta mañana una cárcel en Figueres –otra prueba de que Pujol impuso su agenda por encima de la del actual president– y pedía a los catalanes que mirasen hacia el futuro, si bien reconocía errores del pasado.

Más radical ha sido el nuevo coordinador de CDC y número dos del partido, Josep Rull, que en declaraciones a RAC-1 ha apuntado que "debería reflexionar si debe comparecer ante Convergència para fortalecer aquel proyecto que él creó", lo que apunta a una posible salida de Pujol para no perjudicar el proceso independentista.

Los orígenes de una fortuna

Jordi Pujol asegura en su comunicado que los 4 millones de su padre se heredaron en Andorra. Pero no es lo único que heredó. Jordi Pujol y su hermana María también recibieron los laboratorios Fides-Martí Cuatrecases, que fueron vendidos en los años 70 y que sirvieron como base a la fortuna familiar.

Desde la quiebra de Banca Catalana la fortuna de los Pujol ha sido cuestionada en numerosas ocasiones. Pero hasta la confesión de ayer, Jordi Pujol había negado siempre las irregularidades que se le imputaban. A partir de ahora, nada será igual.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
61 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios