"Queremos aliados para la consulta"

Artur Mas apura la última bala de su plan secesionista: extender el 'conflicto catalán'

El Gobierno catalán redoblará sus esfuerzos los próximos meses para que los diferentes gobiernos europeos conozcan “a la perfección el proceso en el que está inmersa Cataluña”

Foto: Mas pacta la pregunta de la consulta soberanista con  ERC, ICV-EUiA y la CUP. (EFE)
Mas pacta la pregunta de la consulta soberanista con ERC, ICV-EUiA y la CUP. (EFE)

El Gobierno catalán redoblará sus esfuerzos los próximos meses para que los diferentes Ejecutivos europeos conozcan “a la perfección el proceso en el que está inmersa Cataluña”. La carta que el presidente Artur Mas envió a todos los Gobiernos comunitarios y a 45 ministerios de Asuntos Exteriores es la segunda gran acción masiva para internacionalizar el “conflicto catalán”. “No se trata de ganar adeptos a la independencia. No es esa nuestra intención. Lo único que pedimos es que entiendan que queremos votar, ejercer un derecho, como quieren hacerlo en Escocia”, señala a El Confidencial una fuente del Ejecutivo catalán.

La estrategia de Artur Mas se apoya en tres bloques: el primero era mantener un frente político independentista “lo más cohesionado posible”. En este sentido, el pasado 12 de diciembre alcanzó un acuerdo con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Iniciativa per Catalunya (ICV) y la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) para aprobar la fecha del referéndum independentista (el próximo 9 de noviembre) y la pregunta que se haría en la misma (que en realidad son dos preguntas: ¿Quiere usted que Cataluña se convierta en un Estado? Y, en caso afirmativo, ¿quiere que sea un Estado independiente?).

El segundo bloque era lograr que la “sociedad civil” siga reclamando la consulta. En este aspecto, las organizaciones que mueven el magma independentista no se van a quedar atrás. La Asamblea Nacional Catalana (ANC), la entidad que organizó las últimas dos grandes manifestaciones independentistas, ya tiene su propio calendario: 23 actos este mes de enero para iniciar una campaña bajo el lema Ejerce tu derecho de petición. Sólo hasta el día 11, tiene agendados 227 actos de recogida de firmas a lo largo de la geografía catalana.

Declaración unilateral de independencia

En caso de que no se permita ese referéndum, declara la ANC, se pide que se entienda que los ciudadanos de Cataluña quieren la ruptura y que el Parlamento declare unilateralmente la independencia “como muy tarde el 11 de septiembre del 2014”. Según la entidad que aglutina a la “sociedad civil”, esta declaración no vulneraría ningún derecho internacional “según la Asamblea general de las Naciones Unidas y el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya”. La organización se presenta, además, como la depositaria de los votos de los ciudadanos con el objeto de presentar sus peticiones ante el Parlamento autonómico y que este lo envíe el Gobierno central.

Cumplido este segundo bloque, el tercero que le queda a Artur Mas es la acción exterior. “No queremos que a los Gobiernos europeos lleguen sólo mensajes unidireccionales del Estado español”, señalan a este diario fuentes gubernamentales catalanas. De ahí que a partir de ahora el presidente catalán cuide con esmero los contactos internacionales.

Celebración de La Diada 2013. (EFE)
Celebración de La Diada 2013. (EFE)

A principios de septiembre del año pasado, justamente antes de la Diada Nacional de Cataluña, Mas envió un memorándum a una cincuentena de mandatarios. “Era un resumen de la situación y una puesta al día de la fase en que estábamos en aquel momento. Pero, además de a dirigentes, se remitió también una copia a las embajadas. El memorándum enviado hace algunos días por el president es, pues, el segundo, pero tiene de especial que fue acompañado por una carta de Artur Mas”.

En el futuro, se harán acciones puntuales con determinados países. Lo que se pretende, según las fuentes consultadas, es “hacer especial hincapié en la acción exterior e informar a los países de la UE de nuestra situación”. Estas fuentes subrayan que no quieren encontrar aliados de la independencia, sino hacer patente que “la consulta es posible si hay voluntad política. Tenemos estudios jurídicos que abundan sobre esta cuestión. Y la UE ha de saber que si no se hace no es porque sea complicado, ya que hay muchas maneras de hacerla, sino porque el Gobierno español no nos deja ejercer nuestros derechos”.

Críticas de la oposición

Desde la oposición, no obstante, la comunicación de Mas a los Gobiernos extranjeros suena a poco menos que ciencia-ficción. El portavoz parlamentario socialista, Maurici Lucena, calificó la carta del president de “exótica” y le acusó de tener “un desconocimiento profundo de las relaciones internacionales”. Lucena recordó que varios dirigentes europeos ya dijeron por activa y por pasiva que, en el caso de una eventual independencia, Cataluña quedaría fuera de la UE y acusó a Mas de “falta de elegancia y profesionalidad”.

Alicia Sánchez-Camacho. (EFE)
Alicia Sánchez-Camacho. (EFE)

Santi Rodríguez, portavoz adjunto del PP en la cámara catalana, declaró ayer que “Mas hace un flaco favor a España y a Cataluña porque lo que intenta es desprestigiar a España”. El dirigente popular recurrió a la ironía para afirmar que los dirigentes internacionales con los que se ha comunicado Mas no recibirán precisamente con ilusión una carta que les dice que “uno de sus socios más importantes es un país que no respeta las normas democráticas”. Rodríguez aseguró también que lo que pretende el presidente catalán es “hacer propaganda interna dentro de Cataluña más que buscar el apoyo internacional, que le ha sido reiteradamente negado a pesar de sus esfuerzos políticos y económicos”.

El secretario general de Ciutadans, Matías Alonso, calificó el envío de la carta de Mas de “spam”, le recriminó que su carta es más propia “del Día de los Inocentes” y le criticó que “decir que es una cuestión más política que legal, como dice el president en su memorándum, muestra cómo entiende este la política: al margen de la ley”.

Desde el Gobierno, no obstante, se defienden señalando “que en el siglo XXI se puedan arreglar las cosas de una forma democrática en una sociedad democrática es lo más deseable y saludable. Y una consulta lo es”.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
99 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios