NECESITA CONSEGUIR 1.400 MILLONES

La Generalitat estudia sus privatizaciones más ambiciosas: agua, trenes y Montmeló

La Generalitat estudia su plan de privatizaciones más ambicioso. Los 2.300 millones de ingresos sin justificar que se han incluido en los Presupuestos

Foto: Artur Mas conversa con el conseller de Economía Andreu Mas- Colell. (EFE)
Artur Mas conversa con el conseller de Economía Andreu Mas- Colell. (EFE)

La Generalitat de Cataluña estudia su plan de privatizaciones más ambicioso. Los 2.300 millones de ingresos sin justificar que se han incluido en los Presupuestos del 2014 obligan a someter a este proceso a todo tipo de activos, no sólo edificios, de los que el conseller Andreu Mas-Colell, el titular de Economía, sólo ha excluido el Palau de la Generalitat y el Parlament. El resto está en venta. Pero no es suficiente, por lo que hay que incluir diferentes bienes y empresas públicas. Objetivo: conseguir 1.400 millones

Sin embargo, el proceso es complejo. Primero se tiene que estudiar la viabilidad de la privatización, con factores tales como si existen compradores interesados. Luego, determinar su viabilidad política y después ejecutar las ventas, a menudo a través de un concurso público. O lo que es lo mismo, no todas las ventas que se estudien se llevarán a cabo. 

Por ejemplo: la Generalitat ha considerado vender los paquetes de vivienda pública del Incasol. Pero la oposición de ERC ha descartado esta alternativa

Es decir, la Generalitat está elaborando una lista pero no todos los que están en ella serán finalmente vendidos: unos por inviabilidad económica y otros por oposición política, según explican fuentes del Govern conocedoras de este proyecto.

La lista en estudio está integrada, entre otras, por las siguientes empresas públicas:

El SOC

El Servicio de Empleo de Catalunya, SOC por sus siglas en catalán, es una empresa pública que depende de la conselleria de Empresa y Empleo, que encabeza Felip Puig. Tiene un presupuesto de más de 700 millones anuales y una plantilla de 1.925 personas, según consta en su memoria anual. El SOC gestiona las ayudas a la formación, los servicios de orientación profesional y las redes ocupaciones, además de las oficinas de empleo.

Lo difícil en este caso es la viabilidad de la operación, porque el comprador debería ser una consultora del estilo de Everis, que difícilmente podría rentabilizar una operación como ésta, teniendo en cuenta las altas rentabilidades (10%) que se obtienen en otro tipo de privatizaciones, como las ventas de edificios.

Ferrocarriles de la Generalitat (FFGG)

Es la operación más importante desde el punto de vista cuantitativo para las famélicas cuentas de la administración catalana. Depende de Territorio y Sostenibilidad y está previsto que este año acabe en beneficios, con lo que podría haber grandes grupos europeos interesados, como los franceses de SNFC o los alemanes de Deutsche Bahn. En FFGG trabajan 1.500 personas. Y ya tendría beneficios si no dedicase los más de 342.000 euros de excedentes a cubrir las pérdidas de la estación de esquí de Vallter. El grupo factura 418 millones anualessegún consta en su memoria.

Si sobre el papel es la privatización más viable económicamente, desde el punto de vista político resulta la más complicada. Gobernando en minoría y con toda la tensión centrada en un referéndum, Artur Mas difícilmente podría hacer frente a una huelga que paralizase sus ferrocarriles. Por ello, en la Generalitat se apunta a que si bien se contempla la venta, seguramente será descartada por su coste político, tal y como apuntan fuentes de CiU

La Agencia Catalana del Agua (ACA) 

Su privatización se puede plantear de manera total o parcial. La parcial implica privatizar sus depuradoras en paquetes separados en régimen de concesión. ATLL puede ser una privatización polémica pero ha aportado a la Generalitat 999 millones. Por tanto, el sector del agua puede generar dinero para las arcas públicas, si se hace bien. Depende de la conselleria de Territorio y Sostenibilidad, como FFGG, y es la que tiene más posibilidades de ser privatizada de manera total o de forma troceada. La empresa pública gestiona 440 depuradoras y en ella trabajan 611 personas. En 2012 tuvo ingresos de 432 millones y ganó 105 millones, según consta en las cuentas de la entidad

El problema estriba en su deuda: más de 990 millones. Podría haber constructoras interesadas, y en este sentido el principal problema radica en la mala imagen que se ha dado con los problemas que arrastra la privatización de ATLL. Desde el punto de vista político también es la que tiene más posibilidades, según fuentes cercanas a la Generalitat.

Circuit de Catalunya 

El Circuit de Catalunya es más conocido por la localidad donde se ubica: Montmeló, y acoge cada año una carrera de F-1. Se trataría de una privatización pequeña pero muy significativa por su relevancia mediática: pocos catalanes conocen el ACA, por ejemplo, pero muchos saben qué es Montmeló. El Circuit factura 23 millones anuales, pero acumula más de 40 millones de pérdidas desde el 2009.

Por ahora, la viabilidad del Circuit se apoya en los avales de la Generalitat. El Circuit depende de la conselleria de Empresa y Empleo, que controla el 72% de su capital. Políticamente y económicamente es factible. El problema es que desde el punto de vista de la cuantía sería poco significativa para una administración tan endeudada y con problemas para doblegar su déficit.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios