“NI ESTO NI NADA PARARÁ EL PROCESO INICIADO”

Los nacionalistas se plantan contra Rajoy: “Su carta es una tomadura de pelo”

Llueve sobre mojado. Así se puede describir el impacto que ha provocado la carta que escribió el presidente español, Mariano Rajoy, a Artur Mas

Foto: Artur Mas y Mariano Rajoy, en una imagen de archivo (Efe)
Artur Mas y Mariano Rajoy, en una imagen de archivo (Efe)

Llueve sobre mojado. Así se puede describir el impacto que ha provocado la carta que escribió ayer el presidente español, Mariano Rajoy, a su colega catalán, Artur Mas, cuyo contenido había adelantado en exclusiva El Confidencial el pasado 11 de septiembre, jornada de la Diada de Cataluña. Ya fuese por esperada, por reiterativa o por obvia, la misiva no ha provocado sorpresa en medios nacionalistas.

Tal y como relataba este diario, el ofrecimiento de diálogo y la apelación al marco constitucional era la respuesta que iba a dar el presidente español a la petición de que tolerase un referéndum el año próximo. Y los nacionalistas ya estaban preparados para la decepción.

Eso no quita para que sean especialmente críticos con Rajoy. “Es una respuesta que el pueblo de Cataluña no se merece. Es más, es una tomadura de pelo. A Rajoy se le ha preguntado una cosa y él responde otra. No hay derecho”, dice a El Confidencial un miembro de la dirección de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). Para la cúpula convergente, “o se es claro en estas cuestiones o la gente concluirá que los políticos somos una colla de embusteros”.

Así pues, la respuesta ya estaba siendo rumiada en la cúpula de los grupos partidarios de la secesión: “Ni esto ni nada parará el proceso iniciado”. La agenda de Convergència i Unió (CiU) es clara: según fuentes de la cúpula de esta formación, en el mes de noviembre ha de estar preparada ya la nueva Ley de Consultas. “Y antes de fin de año, pondremos fecha al referéndum y daremos a conocer la pregunta que se formulará. Si el Gobierno central quiere, que impugne el proceso”, subrayan las fuentes consultadas.

Manifestación de la diada nacional de catalunya
Manifestación de la diada nacional de catalunya

El propio secretario de Organización de CDC, Josep Rull, se dejó escuchar vía Twitter: “El problema no es jurídico, sino político. El Consejo Asesor para la Transición Nacional apuntó cinco vías legales para hacer la consulta. Si se cierra, Cataluña tendrá su propio camino”. Y el vicesecretario de Coordinación Institucional, Lluís Corominas, lamentó el tono de la carta subrayando que “al otro lado no hay inteligencia política suficiente”. Para Corominas, la misiva es “decepcionante y contradictoria”, ya que ofrece diálogo, pero “no deja ninguna puerta abierta a que los catalanes puedan decidir su futuro”.

Todas las puertas abiertas

Para los populares, en cambio, la carta es tan correcta que lo que hace precisamente es dejarlas todas abiertas. Según el portavoz parlamentario del PP, Enric Millo, Mariano Rajoy no hace alusión alguna a la consulta precisamente para dejar esa puerta abierta a negociar. O sea, que es ahora Artur Mas quien debe dirigir otra carta a Rajoy y decir si acepta dialogar políticamente con el Estado u opta por la vía de la ruptura. Para Millo, lo que ha de tener el President catalán es “visión de Estado para saber escoger lo mejor”.

Esta valoración es compartida sólo en parte por el líder de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, de visita oficial en Panamá. A través de Twitter, Duran reconoció que es verdad que “no cierra puertas, pero no es lo que la sociedad catalana espera. No atiende nuestra posición”. Y minutos después añadía: “Creo que se ha de tomar seriamente la actitud de diálogo, pero sin ingenuidad para intentar la consulta”. Y más: “Legalidad permite consulta. Es nuestro objetivo y compromiso electoral. Es preciso acordar marcos legales que amparen la pregunta o preguntas”. En Convergència, la explicación de los populares no hace mella tampoco. Corominas fue meridianamente claro a última hora de la tarde de ayer y reiteró por enésima vez que su compromiso es celebrar una consulta en el 2014, “sin marcha atrás”.

Es un órdago que ya había sido concienzudamente estudiado. “Si damos todos los pasos para que la consulta pueda hacerse dentro de la más estricta legalidad, si pedimos por todas las vías la colaboración del Estado y no nos quieren escuchar y encima luego nos dicen que la consulta es ilegal, tendremos lío”, avisan desde la dirección de Convergència.

“El Gobierno ha de escuchar”

Los nacionalistas parten de una base: “En el último año, ha habido una manifestación histórica a favor del derecho a decidir; luego, unas elecciones donde volvieron a ganar las fuerzas partidarias de ese derecho; y con la movilización de la Diada, se ha visto que el pueblo de Cataluña está mayoritariamente por ejercer su derecho a decidir. El Gobierno español no puede hacer oídos sordos a esta situación”, señalan desde CDC a este diario.

Mensaje institucional de artur mas
Mensaje institucional de artur mas
Diversas fuentes consultadas sostienen que, casi con toda probabilidad, el presidente catalán responderá oficialmente a Rajoy hoy domingo. “Mientras tanto, nuestra posición es buscar el consenso de cuantas más fuerzas políticas mejor para hacer un frente común”, dicen.

En ERC, la misiva de Rajoy tampoco ha causado sorpresa. Es más: su negativa a negociar una consulta favorece sus intereses, que pasan por que el Gobierno central niegue todas las posibilidades de celebrar el referéndum para justificar una declaración unilateral de independencia tras unas elecciones plebiscitarias.

Y la propia secretaria general republicana, Marta Rovira, ya adelantó este viernes la postura de ERC: “Seguiremos el calendario fijado independientemente de lo que diga el señor Rajoy, porque entendemos que ni nosotros ni nadie podemos ser un obstáculo a la voluntad política del pueblo de Cataluña y, por tanto la Ley de Consultas de aprobará a finales de este semestre en el Parlamento de Cataluña”.

A esa ley es a la que quieren acogerse los independentistas para convocar el referéndum. Y es ella la que conforma el “marco legal catalán” del que hablan. Pero según el redactado final, será inmediatamente llevada al Tribunal Constitucional por el Gobierno central, por lo que no podrá aplicarse hasta que este emita un fallo al respecto, según señalaron a este diario fuentes cercanas al Gobierno español.

El presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, también utilizó ayer Twitter para dar a conocer su postura: “Si el Gobierno español ignora el clamor para poder votar, si se ampara en falsas limitaciones jurídicas para dilatarlo, será preciso encontrar nuestro propio camino”.

La tercera vía socialista

Para el presidente ecosocialista, Joan Herrera, “el PP no tiene vergüenza ni el más mínimo sentido democrático”. Y reivindicó que “la única solución pasa por el derecho a decidir y hemos de ponernos de acuerdo para dar los pasos con el objetivo de ejercerlo lo más pronto posible”. Al igual que CiU y ERC, en ICV aseguran que hay vías perfectamente legales para realizar la consulta, aunque el control que el PP ejerce sobre el Gobierno central cierra todas las posibilidades.

En el PSC, en cambio, se sigue apostando por la vía federalista. El líder socialista, Pere Navarro, abogó ayer incluso por una “segunda transición” arbitrada por la Corona, donde se replantease la relación de Cataluña con España. Y coincidió con Herrera en que hay “un déficit democrático” en las instituciones. De momento, los socialistas son la gran incógnita a la hora de formalizar el frente unitario que Mas quiere articular para contestar a Rajoy. Aún así, la diputada Laia Bonet ya fue la primera en romper una lanza a favor de dicho frente: “La carta de Rajoy a Mas es una carta que no dice nada y lo dice todo. Es preciso una respuesta política unitaria”, apuntó en su cuenta de Twitter. Claro que Bonet está alineada con el sector crítico, más cercano a los planteamientos de los nacionalistas que la dirección oficial.

Incluso el exdirigente del PSC Ernest Maragall (que ahora dirige el timón de Nova Esquerra Catalana) se sumó a las críticas. “Rajoy devuelve la pelota sin jugarla. Respuesta cínica de Estado que espera la división o error del adversario. Nosotros, juntos y adelante”. Y en otro mensaje dirigido a Pere Navarro, le decía al líder del PSC: “Es hora de actuar y decidir por y desde Cataluña. Ya basta de esconderse tras Rajoy-Mas”, a lo que el socialista le respondió inmediatamente: “Es hora de que Mas y Rajoy dejen de esconderse tras las proclamas y lleguen a un acuerdo en el marco del diálogo, el pacto y la legalidad”.

De manera diferente piensan en Ciutadans, para quien Rajoy llega tarde, porque el “no” a Mas debería habérselo dicho hace semanas, sin mantener la carta en cuarentena. “Mas es un presidente en apuros, que ha hecho una apuesta de máximos sabiendo que no puede ganarla y que sigue en el Gobierno aferrado al populismo. Pero el populismo es enemigo de la verdadera democracia y cuando se practica desde el poder de forma impune es la antesala del totalitarismo”, señaló el secretario general de Ciutadans, Matías Alonso.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
141 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios