Es noticia
Menú
Radares y pruebas de alcoholemia para controlar los excesos de las motos de agua
  1. España
  2. Andalucía
DISPOSITIVO ESPECIAL EN MÁLAGA

Radares y pruebas de alcoholemia para controlar los excesos de las motos de agua

Un total de 18 personas fueron sancionadas, cinco de ellas por exceso de velocidad, en un operativo en el que participaron la Guardia Civil, la Policía Local y Capitanía Marítima. Estos artefactos generan bastantes quejas

Foto: Prueba de alcoholemia a un usuario de moto acuática. (Ayuntamiento de Málaga)
Prueba de alcoholemia a un usuario de moto acuática. (Ayuntamiento de Málaga)

El capitán de la embarcación no titubeo lo más mínimo cuando espetó: “Las odiamos”. Era la forma cruda, contundente, de resumir sus sentimientos hacia las motos de agua. Unos artefactos que proliferan en las costas durante el verano y que son foco de malestar de muchos colectivos. Veleristas, pescadores, clubes de buceo, bañistas, surfistas… Todos coinciden en su animadversión. El Servicio Marítimo de Guardia Civil, Capitanía Marítima y la Policía Local de Málaga activaron un dispositivo para dar respuesta a estas quejas y el pasado fin de semana realizaron controles en distintos puntos del litoral de la ciudad. Una actuación en la que se realizaron controles de velocidad y alcoholemia y en la que fueron sancionados 18 pilotos.

La Policía Local informó de que este trabajo conjunto se enmarca dentro del Dispositivo Litoral 2022 y tiene por objetivo “proteger la integridad de bañistas y usuarios de embarcaciones de recreo y motos náuticas ante comportamientos incorrectos e infracciones, así como vigilar el cumplimiento de la normativa en las zonas de baño, varaderos y accesos a playas”.

Foto: Esta moto flotante tiene un sistema de rotores "unico". (Horizon)

Los controles se produjeron sábado y domingo, de 16:00 a 19:00, entre La Malagueta y el puerto El Candado. En total se controlaron 17 embarcaciones con radar, de las que cinco fueron denunciadas por exceso de velocidad en el acceso o salida al mar por los canales náuticos —3 nudos o 5 kilómetros por hora—. Los agentes, por otro lado, llevaron a cabo un total de cinco pruebas de alcoholemia a conductores de las mismas, y todas ellas un resultado negativo.

Los policías comprobaron y corrigieron un total de 13 infracciones en los dos días: fondeo en zona de baño —3—, carecer o no presentar documentación —3—, no hacer uso de chaleco salvavidas homologado —2—, actividades no permitidas en el canal náutico —2—, no colaborar en la labor de inspección de los agentes —2— y documentación caducada —1—.

El Ayuntamiento de Málaga afirma que lleva tres años desarrollando dispositivos en este sentido

El citado cuerpo policial recordó que desde 2019 viene haciendo “un importante esfuerzo” a fin de poner orden y controlar las embarcaciones de recreo a través de un operativo denominado Dispositivo Amaya que sigue vigente. Dos años después sumó una campaña piloto centrada en el control del litoral que ha culminado en el citado Dispositivo Litoral 2022. Éste persigue, “sobre todo”, dar respuesta a situaciones que puedan entrañar peligro a bañistas y otros usuarios derivadas del uso de embarcaciones de recreo y disciplinas deportivas o de ocio. Principalmente: “Invasión por navegación en las zonas de baño, fondeo de embarcaciones entre los bañistas, exceso de velocidad en la navegación o fondeo en la orilla para celebrar fiestas a bordo o mientras los usuarios hacen uso de establecimientos de ocio ubicados cerca de la playa; además de la vigilancia del cumplimiento de la normativa aplicable a bañistas y buceadores”.

La Policía Local precisó que el Reglamento General de Costas ampara en su artículo 225.d la competencia de los ayuntamientos en la vigilancia y control de las zonas del litoral, “siendo fundamental coordinar las actuaciones administrativas derivadas de estos dispositivos con la Administración competente para ello, Capitanía Marítima de Málaga y, en el ámbito operativo, el Instituto Armado.

Foto: Foto: 112 Canarias

A nivel administrativo, se ha determinado con Capitanía Marítima la estructura e información que debe incluirse en los informes a fin de poder tramitar correctamente los expedientes sancionadores cuando sea preciso, en caso de detectarse infracciones. En lo que concierne al nivel operativo, las actuaciones son coordinadas, en permanente contacto vía telefónica, con el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, que dispone de agentes en el mar a bordo de patrullera, mientras que Policía Local cuenta con efectivos de paisano y uniformados en tierra. Los primeros identifican y dan aviso a sus compañeros de las embarcaciones y motos náuticas que infrinjan la normativa, encargándose estos últimos de las mediciones de velocidad con radar y la identificación de los propietarios o usuarios infractores.

Por un lado, a nivel preventivo, los agentes supervisan la documentación de las embarcaciones, registro marítimo y seguro, las titulaciones necesarias para tripularlas y el cumplimiento de las normas de uso: chalecos homologados, indicaciones de seguridad, etc. Asimismo, comprueban el cumplimiento de las normas de seguridad de los carros de transporte y los vehículos tractores y velan por el mantenimiento de la zona de playa de acceso a los canales náuticos libre de personas, indicando asimismo a los usuarios de las playas las restricciones al baño en los canales náuticos. Mientras que para la vigilancia activa del litoral, en lo que a zonas de baño y canales náuticos respecta, se lleva a cabo la identificación de las embarcaciones de recreo que cometan infracciones por los medios técnicos disponibles: cámara con teleobjetivo, prismáticos, etilómetro y radar portátiles.

El capitán de la embarcación no titubeo lo más mínimo cuando espetó: “Las odiamos”. Era la forma cruda, contundente, de resumir sus sentimientos hacia las motos de agua. Unos artefactos que proliferan en las costas durante el verano y que son foco de malestar de muchos colectivos. Veleristas, pescadores, clubes de buceo, bañistas, surfistas… Todos coinciden en su animadversión. El Servicio Marítimo de Guardia Civil, Capitanía Marítima y la Policía Local de Málaga activaron un dispositivo para dar respuesta a estas quejas y el pasado fin de semana realizaron controles en distintos puntos del litoral de la ciudad. Una actuación en la que se realizaron controles de velocidad y alcoholemia y en la que fueron sancionados 18 pilotos.

Guardia Civil Málaga Noticias de Andalucía