Es noticia
Menú
El déficit de la sanidad en Huelva: cierra otra legislatura sin un hospital materno-infantil
  1. España
  2. Andalucía
PROMESAS INCUMPLIDAS

El déficit de la sanidad en Huelva: cierra otra legislatura sin un hospital materno-infantil

La provincia acudirá a las urnas además sin los tres hospitales de Alta Resolución de Especialidades que en su día prometió María Jesús Montero, la actual ministra de Hacienda

Foto: Manifestación por una "sanidad digna" en Huelva. (EFE/Julián Pérez)
Manifestación por una "sanidad digna" en Huelva. (EFE/Julián Pérez)

Con el PP y Ciudadanos ahora en el Gobierno y con el PSOE los 37 años anteriores, la provincia onubense acude a las urnas siendo (de nuevo) la única de Andalucía que carece de un hospital materno-infantil y viendo pasar, una legislatura tras otra, con los tres hospitales de Alta Resolución de Especialidades (Chare/Care) —prometidos por la hoy ministra de Hacienda cuando era consejera de Salud, María Jesús Montero—, en un compás de espera permanente.

Ningún andaluz a más de 30 minutos de un hospital. Esa era la máxima. En Huelva, situados estratégicamente en Aracena, para cubrir la Sierra; Bollullos, en la zona del Condado-Campiña; y en Lepe, en la Costa occidental, comarca en la que la población (unas 100.000 personas) se puede llegar a triplicar durante los meses de verano.

placeholder La Junta terminó en 2016 el Centro de Alta Resolución de Lepe, pero la falta de accesos al mismo impidió su apertura. (EFE/Julián Pérez)
La Junta terminó en 2016 el Centro de Alta Resolución de Lepe, pero la falta de accesos al mismo impidió su apertura. (EFE/Julián Pérez)

El primero quedó paralizado hace más de una década por litigios con la empresa constructora y con el tiempo han desaparecido hasta los andamios que se habían instalado para las obras. En Bollullos, se ha asistido al menos a cinco actos de colocación de primeras piedras y en Lepe, el Chare se ha convertido en el peor de los chistes imaginables.

La construcción del hospital finalizó en 2016, diez años después de iniciarse, y aún no ha entrado en funcionamiento: se levantó en unos terrenos en mitad de la nada, sin accesos ni conducciones para el agua y la luz, al que sólo es posible llegar por caminos de tierra. Los pulsos a costa de las competencias para asumir la financiación entre los gobiernos central y autonómico (antes con el PP y ahora con el PSOE y viceversa) han hecho el resto para que el Chare continúe cerrado.

Foto: La línea ferroviaria entre Sevilla y Huelva a su paso por esta última provincia. (EFE/Julián Pérez)

Las conexiones quedaron recogidas en un protocolo que en 2016 firmaron Fomento, el actual Ministerio de Transportes Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), y el Ayuntamiento de Lepe, que quedó desbloqueado finalmente hace dos años, cuando el Gobierno central ejecutó una primera fase (dos glorietas, con un presupuesto de 2,28 millones). Este año, ha retomado el proyecto con una segunda fase, una vía de servicio bidireccional de 1,35 km (3,28 millones) para conectar con la glorieta de acceso desde la autovía (A-499). Ese es el avance.

Iguales que el resto

No hay voluntad política porque Huelva no les sale a cuenta. Si aportáramos más votos, esta situación estaría solucionada desde hace tiempo”, sostiene el portavoz de la plataforma Onubenses por una Sanidad Digna (Onusad), Diego Mora. Una marea blanca que ha sucedido a la que estaba operativa cuando el PP, desde la oposición, exigía las mejoras que las últimas elecciones dejaron en sus manos.

Foto: Juan Espadas y De la Torre, en una imagen de archivo. (EFE)

Queremos ser como el resto de los andaluces en asistencia sanitaria” y mientras aquí no se avanza, recrimina, se destinan decenas de millones a rehabilitar en pocos meses el Militar de Sevilla y se abren 'chares' y hospitales en otros puntos de la comunidad.

“Todo empezó con gobiernos anteriores, con conciertos más que dudosos con clínicas poco dotadas y el sainete de los 'chares”, dice, y en el caso de Lepe, uno de los caballos de batalla de la plataforma, “en lugar de meter prisa para agilizar, el PP hurga en la herida y contrata con una empresa privada”.

“Si aportáramos más votos, esta situación estaría solucionada desde hace tiempo”

Con el centro público cerrado —sin equipamiento y con daños externos—, la asistencia en la comarca se presta a través del Hospital Virgen de la Bella, propiedad de Clínicas Pascual, a través de un concierto, que se ha ampliado en el ejercicio en curso a cinco años, con un coste de 200 millones (40 al año) y sin que cubra más de la mitad de las especialidades. “Es un escándalo”, afirma Mora.

Una petición histórica

Mientras, a la que es principal reivindicación histórica de Huelva, incluida en los programas electorales de los principales partidos en cada cita con las urnas, el hospital materno-infantil, la Administración sanitaria le da un tijeretazo que ha provocado la reacción en bloque de asociaciones, sindicatos y agentes sociales, con la exigencia de que haya un paso atrás.

De las tres opciones que venía barajando la Junta para ubicar el hospital, descarta la construcción de un nuevo edificio o la adaptación de alguna sede pública, para emplazarlo en el mismo Hospital Juan Ramón Jiménez, el de referencia de la capital y ”colapsado”, en la zona de las consultas externas, que serían a su vez reubicadas junto con espacios administrativos que también habría que mover.

Foto: Moreno contempla el derribo de uno de los edificios en los primeros trabajos iniciados este martes. (Junta de Andalucía)

El mismo Colegio de Médicos, que en todo momento ha trasladado a Salud que la creación del Materno se plantea como “necesidad” para la única zona de Andalucía que carece de estos servicios, ha tenido que levantar la voz para rechazar el planteamiento de la Junta y denunciar “el engaño a Huelva”, provincia en la que los menores tienen en ocasiones que desplazase a Sevilla para intervenciones sencillas.

El colegio abunda en que la decisión de la Junta evidencia “la discriminación con la ciudad y provincia, dejando patente la marginación que sufre la sanidad en Huelva desde hace muchos años”, según su presidente, Antonio Aguado.

“No hay nadie en toda la sociedad onubense que apoye este desaguisado”, incide el portavoz de Huelva por una Sanidad Digna, que solicitó hace ya más de un mes a Salud los informes técnicos que avalan la decisión de descartar un centro de nueva planta para el materno-infantil. También crítica la cobertura de las urgencias en la provincia, los equipos Delta. Asegura que hay una laguna en el Andévalo y la Cuenca Minera, de manera que cualquier incidencia sanitaria “queda en manos de que un médico de cabecera salga corriendo de su centro y consiga llegar a tiempo, es un descubierto preocupante”.

Con el PP y Ciudadanos ahora en el Gobierno y con el PSOE los 37 años anteriores, la provincia onubense acude a las urnas siendo (de nuevo) la única de Andalucía que carece de un hospital materno-infantil y viendo pasar, una legislatura tras otra, con los tres hospitales de Alta Resolución de Especialidades (Chare/Care) —prometidos por la hoy ministra de Hacienda cuando era consejera de Salud, María Jesús Montero—, en un compás de espera permanente.

Huelva Partido Popular (PP) PSOE Salud