entrevista al consejero delegado de emasesa

Jaime Palop (Emasesa): "Sin concienciación no habrá solución al cambio climático"

La empresa pública que gestiona el agua en el área metropolitana de Sevilla solicita la participación ciudadana para elaborar su Plan de Emergencia Climática

Foto: El consjero delegado de Emasesa Jaime Palop. (Cortesía)
El consjero delegado de Emasesa Jaime Palop. (Cortesía)

La lucha contra el cambio climático continúa en la agenda de entidades, gobiernos y medios de comunicación de todo el mundo. Antes de la aparición del coronavirus, este era el principal foco de interés internacional y, a pesar de que ahora ha quedado desplazado por la urgencia de la pandemia, cada vez son más las voces que se alzan para recordar que no se puede dejar de lado esta amenaza global. Una de las organizaciones con mayor implicación en este sentido es Emasesa, compañía encargada de gestionar el ciclo integral del agua en el área metropolitana de Sevilla y que recientemente ha abierto una consulta pública para redactar su propia hoja de ruta ecológica.

Su consejero delegado, Jaime Palop, concreta que la iniciativa comenzó en julio de 2019 cuando el consistorio sevillano aprobó el Plan de Emergencia Climática y estableció los años que van de 2020 a 2030 como década crucial para intervenir. "Lo tomamos como un mandato dirigido a todos los departamentos municipales y nos pusimos manos a la obra, ya que el 69% del accionariado de la empresa es propiedad del ayuntamiento", aclara.

Emasesa está elaborando el plan contra la sequía en conjunto con otra compañía de aguas para evitar que existan dos programas diferentes

El máximo responsable de la organización subraya que "el texto hace mención específica a la participación de la población a la hora de tomar decisiones", algo que no es nuevo para Emasesa: "Nuestra compañía siempre ha tenido esta vocación; sirva como ejemplo la creación del observatorio del agua". Jaime Palop explica que este órgano asesor lleva cuatro años funcionando y está constituido por expertos, organizaciones ecologistas, investigadores de la universidad, usuarios y consumidores. “Ha servido en numerosas ocasiones para consensuar medidas que afectaban a las infraestructuras o a otros aspectos”.

El primer paso para definir una estrategia frente a los efectos del cambio climático fue confeccionar un documento que recoge 50 medidas concretas, con el propósito de ofrecer un suministro de agua adaptado a las necesidades actuales. "Para elaborarlo se contó con la colaboración de diferentes organizaciones, entidades locales de nuestro ámbito de acción, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, asociaciones de vecinos o nuestros propios empleados, entre otros. Ahora se somete a consulta ciudadana", matiza Jaime Palop, quien hace un llamamiento a la implicación de todo aquel que desee aportar sus ideas, opiniones y sugerencias a través del canal habilitado en su página web.

El usuario en el centro de la ecuación

Además de la legitimación de cada decisión adoptada, el segundo objetivo que Emasesa busca con la participación extendida es la sensibilización. El consejero delegado de la empresa destaca que "es fundamental que todos sumemos contra el calentamiento global. Sin concienciación no habrá solución al problema por muchas medidas que adoptemos". En ese sentido, la organización ya reduce sus emisiones operando con sus propias mini centrales eléctricas, utilizando paneles solares o aprovechando el biogás del agua residual.

"Nos hemos tomado muy en serio el plazo marcado por el Plan de Emergencia Climática y por eso ya hemos aprobado actuaciones que conllevan un gasto de 400 millones de euros hasta 2023". Palop precisa que "ya estamos trabajando en diferentes materias como son los cauces subterráneos y procediendo en zonas concretas como las calles más antiguas de la ciudad. Asimismo hemos recuperado instalaciones obsoletas para construir centros deportivos y de encuentro, del mismo modo que en las áreas degradadas nos esforzamos en conseguir un urbanismo moderno, inteligente y medioambientalmente sostenible". Desde su punto de vista, "es capital reducir las tasas de contaminación, transformar los ecosistemas y combatir el efecto de isla de calor, para ello queremos incrementar la superficie de sombra, extender las áreas naturales, aumentar la seguridad y mejorar los equipamientos".

Jaime Palpo en la sede de la organización. (Cortesía)
Jaime Palpo en la sede de la organización. (Cortesía)

Respecto a un tema tan acuciante en la provincia de Sevilla como es la sequía, desde Emasesa confirman que se está trabajando en otro plan de emergencia. "También consultaremos para su elaboración a los usuarios, aunque aquí la gran novedad es que lo estamos desarrollando en conjunto con otra compañía de aguas, Aljarafes, para evitar que existan dos programas diferentes y haya localidades que cuenten con planificación, mientras otras no la tengan", puntualiza el representante de la empresa.

Palo recuerda, para concluir, que las principales preocupaciones que provocará el cambio climático están relacionados con el elemento líquido: "Por un lado, tenemos precipitaciones masivas imposibles de gestionar, lo hemos visto en inundaciones recientes en nuestro país. Pero por otra parte, igualmente hay escasez en determinadas zonas. Es importante señalar que tampoco debemos olvidar el asunto de la calidad del agua. Se trata, en cualquier caso, de dificultades que ya son una realidad incuestionable", remarca.

Andalucía