con multas de 100 euros

Andalucía obliga desde hoy a llevar mascarilla hasta en paseos por la playa

Andalucía impone la obligatoriedad de llevar mascarilla en público a partir de los seis años aunque se cumpla distancia interpersonal de un metro y medio

Foto: Varias mujeres pasean con mascarilla y abanico por una calle de Córdoba (EFE)
Varias mujeres pasean con mascarilla y abanico por una calle de Córdoba (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El Gobierno andaluz aprobó este martes, 14 de julio, el uso obligatorio de mascarillas en todos los espacios abiertos y cerrados ante los brotes de coronavirus que se están registrando en distintos puntos del país y contemplando multas de 100 euros para quien no respete la norma. La medida incluye los paseos por playas y piscinas, con las excepciones del baño y disfrute en estos lugares, el deporte individual al aire libre y las unidades familiares. En estos lugares, cuando se esté en la sombrilla, siempre que sea una unidad familiar, no será obligatoria, pero si se trata de un grupo de amigos habrá que tenerla puesta. "No será exigible el uso de la mascarilla en las playas y piscinas durante el baño y mientras se permanezca en un espacio determinado, siempre y cuando se pueda respetar la distancia de seguridad interpersonal entre los usuarios. Para los desplazamientos y paseos en las playas y piscinas sí será obligatorio el uso de mascarilla", se indica exactamente en la medida.

[¿En qué comunidades es obligatorio llevar mascarilla en público?]

En el deporte sí se exigirá cuando sean actividades en grupo donde la mascarilla "no resulte imposible", según informó en rueda de prensa el consejero de Salud, Jesús Aguirre, tras la aprobación de estas medidas en el Consejo de Gobierno de este martes. La orden fija la obligatoriedad de llevar mascarilla a partir de los seis años desde las 00:00 horas este miércoles 15 de julio, independientemente de que se pueda mantener la distancia o no. "Las personas de seis años en adelante están obligadas al uso de la mascarilla en la vía pública, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, aunque pueda garantizarse la distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros", reza la orden publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA, por sus siglas).

En el caso de la hostelería, no será necesario si se trata de unidades familiares, pero sí cuando no se esté comiendo o bebiendo en reuniones no familiares, ya sea en terraza o interior. En los medios de transporte continúa su obligatoriedad y en el caso de los vehículos de hasta nueve plazas también lo será si sus ocupantes no conviven en el mismo domicilio. Los velatorios al aire libre se reducen de 60 a 25 personas y en el caso de los recintos cerrados de 30 a 10 personas, ya que se ha demostrado que son "una puerta de entrada" a los brotes.

Como excepción, la mascarilla no será exigible para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por su uso, ni para quienes estén en situación de discapacidad o dependencia que no les permita quitársela. Además, la Junta está "evaluando y valorando" la situación del ocio nocturno, las celebraciones de eventos deportivos y las reuniones con amigos, ya que el consejero alertó de que que no se pueden ver acumulaciones de personas sin protección ni distancias. Sobre los diferentes tipos de mascarillas, Aguirre señaló también que "la mejor mascarilla es la puesta, sea higiénica o quirúrgica" y ha apelado a la responsabilidad de los andaluces.

Por su parte, el portavoz del Ejecutivo, Elías Bendodo, hizo un llamamiento a "extremar la precaución" en un ejercicio de "responsabilidad colectiva" y resaltó que "va a depender del conjunto de los andaluces que vayamos hacia adelante o hacia atrás". "Si actuamos con responsabilidad avanzaremos, si no retrocederemos y las consecuencias serán muy graves desde el punto de vista sanitario y económico", añadió, a la par que también puso el foco en las aglomeraciones que se están viendo en playas, celebraciones o terrazas "que no son de recibo, que no están a la altura de la gravedad de la pandemia", por lo que insistió en la "no relajación" y dijo que "ese no es el camino".

Asimismo, Bendodo manifestó que los andaluces y visitantes tienen que acostumbrarse a que "la mascarilla es un atuendo más" y a que hay que llevarla "durante todo el día" y en todos los lugares. En su comparecencia, recordó que el Gobierno andaluz ya dijo que no le iba a "temblar el pulso" y que todas las decisiones se iban a tomar "con criterios de salud pública".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios