era menro de edad

Casi 40 años de prisión por apuñalar 26 veces a su exnovia y abandonarla

Un joven de 26 años se enfrenta a 39 años y medio de cárcel por hasta seis delitos, entre los que se encuentran el intento de asesinato y abuso sexual

Foto: Exterior de la Sección Segunda de la Audiencia provincial de Granada. (Google Maps)
Exterior de la Sección Segunda de la Audiencia provincial de Granada. (Google Maps)

La Audiencia Provincial ha condenado a 39 años y medio de prisión a un joven de 29 años por haber asestado 26 puñaladas a su exnovia, de 14 años, después de que esta diera por finalizada su realción sentimental. Al procesado se le atribuyen un total de seis delitos, entre ellos, asesinato en grado de tentativa (25 años), abuso sexual continuado (12) y quebrantamiento de medida de seguridad con reincidencia (1) a los que le suma un año más de prisión por contactar con una menor de 16 años a través de Internet con fines sexuales, así como otros seis meses por embaucamiento para facilitar material pornográfico a una menor.

Los hechos que se le imputan se remontan a enero de 2017, cuando el acusado contactó a través de las redes sociales con la víctima con el objetivo de "satisfacer sus deseos libidinosos", según recoge la sentencia a la que ha tenido acceso el diario Ideal.

Incumplió la orden y abandonó a la víctima

Mientras se forjaba una relación sentimental entre ambos, la menor le hizo llegar fotografías suyas de contenido erótico hasta que, un día, la madre de la víctima, que ejerció de acusación particular en el proceso, descubrió la relación entre ambos y lo denunció ante la Policía.

Tras esto, al ahora condenado le impusieron una orden de alejamiento que él incumplió al no cesar en sus encuentros con la víctima. Esta, sin embargo, al descubrir lo que la sentencia describe como un "carácter excesivamente celoso y controlador" por parte del acusado, la menor rompió su relación en agosto de 2017.

Pese a ello, concertaron una cita para el día 29 de ese mismo mes. Una vez juntos, el acusado insistió en que retomaran la relación y, ante las negativas de la joven, la introdujo en una casa en obras que se encontraba en el barrio del Cerrillo de Maracena, en la ciudad de Granada.

Cuando estuvieron dentro, el procesado amenazó a la chica con una navaja diciendo que "si no volvia con él, se mataba". A continuación, la tiró al suelo y comenzó a "darle puñetazos en la cara" y realizarle tocamientos de índole sexual. Seguidamente, la apuñaló hasta en 26 ocasiones y la abandonó, inconsciente y "en estado agonizante", recoge Diario Sur.

En el juicio, celebrado el pasado mes de mayo, el acusado se defendió alegando que si huyó fue porque creía que la joven estaba muerta. Finalmente, ha sido condenado a 39 años de prisión frente a la petición inicial de la Fiscalía de sentenciarlo a 54 años de prisión.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios