"Si los andaluces no pagáramos impuestos, Andalucía estaría llena de catalanes"
  1. España
  2. Andalucía
28-F. Día de Andalucía

"Si los andaluces no pagáramos impuestos, Andalucía estaría llena de catalanes"

Manu Sánchez, payaso, juntaletras, empresario y 'Surnormal profundo', abarrota teatros y es el andaluz de moda. A sus 33 años, ve Andalucía "como un gigante 'echao'"

Foto: El humorista Manu Sánchez posa con su libro. (Foto: Julián Sánchez)
El humorista Manu Sánchez posa con su libro. (Foto: Julián Sánchez)

"No tengo personalidad. Haz conmigo lo que quieras", dice al empezar. No es verdad. Va sobrado. Manu Sánchez (Dos Hermanas, Sevilla, 1985) se define "pureta" pero es un 'millennial' y el andaluz de moda. "Menos guasa", replica. Optimista empedernido cree que el futuro está en el sur y por eso se niega a llevarse su productora fuera. Con él no se cumple lo de que nadie es profeta en su tierra porque lleva semanas abarrotando teatros con su último monólogo 'El Buen Dictador'. En breve llegará a Madrid con 'El Rey Solo', desde el 3 de abril en el Teatro Cofidis Alcázar.

Tiene libro casi recién estrenado, 'Surnormal profundo', que recopila sus columnas en la Ser, y en pocas semanas se editará otro, “el primer pregón heterodoxo de la Semana de Sevilla”, su 'Confesión de un ateo cofrade'. Acaba de recibir la 'Bandera de Andalucía', galardón de la delegación de la Junta en Sevilla. A él le hubiera gustado ver este 28-F a Chiquito, medalla de Andalucía a título póstumo, dando un discurso "apoteósico" pero "el humor no se termina de tomar en serio".

Pregunta. "A mis abuelos y abuelas, mentes brillantes y luchadoras, obligados a aprender solos a leer y escribir"... Es la primera frase del libro y creo que dice mucho de cómo ha cambiado Andalucía, ¿no?

Respuesta. Es justicia poética y emocional privada y un buen síntoma. Hay muchos malos síntomas pero este es bueno. El éxito no se mide solo por cómo salimos en la foto sino también de dónde venimos. Mis abuelos dejaron el colegio para ponerse a trabajar como muchos de su generación y aprendieron a leer y escribir casi lo fonético, poner el nombre y defenderse. Entre nuestros mayores hay muchos analfabetos pero son mentes brillantes y muy cultas.

P. ¿Cómo es un "Surnormal profundo"?

R. Bastante más surnormal que uno de los normales. Lo de profundo es una aviso a navegantes. Para quien pensara que en este libro se iba a encontrar al Manu más humorista y menos columnista. Me he atrevido a otra cosa. Llevo muchos años haciendo arroz con pollo y ahora hago pollo con arroz. El payaso se ha puesto profundo aunque sigo siendo payaso. Hay que reírse y pensar un poquito. También quería reivindicar esa Andalucía de los pueblos, si yo ando con la lucha de la zeta y del ceceo pues imagínate los que 'jejean’ y otros fenómenos todavía más perseguidos.

placeholder Manu Sánchez ondea una bandera andaluza. (Foto: Julián Álvarez)
Manu Sánchez ondea una bandera andaluza. (Foto: Julián Álvarez)


P. Tanto sacar las uñas por Andalucía, ¿no se cansa?

R. Me gusta verme en la trinchera no de los que están defendiendo a Andalucía ni reivindicándola porque eso es chivato de complejo de inferioridad. Lo que tenemos que hacer es mostrarnos, enseñarnos y divertirnos. Nada de defenderse.

P. A veces empalaga tanto andalucismo, falta autocrítica. ¿No abusamos del victimismo, de mirarnos mucho el ombligo?

R. La autocrítica hay que hacerla por supuesto. Nunca defiendo que Andalucía es lo mejor del mundo. Lo mejor del mundo es el mundo y Andalucía me parece un buen sitio sobre todo porque es el nuestro. Parece que nos están obligando a emigrar, a exiliarnos. Es una postura muy cobarde que si no te gusta algo huyas hacia otro sitio. Me parece una postura valiente quedarte y mejorar el sitio en el que estamos. Nada de conformismo, ni mucho menos. Aquí tenemos amor para todo el mundo pero nos falta el propio y estamos muy sobrados de chauvinismo y faltitos autoestima.

"Lo mejor del mundo es el mundo y Andalucía me parece un buen sitio porque es el nuestro"

P. Hablar todavía de Franco, de la Seat y de los altos hornos de Vizcaya cuando son ya 40 años de autonomía y de democracia...

R. No sé si procede hablar de los altos hornos y de la Seat pero creo que sí. Hablábamos antes de que el éxito es ver dónde estamos y de dónde venimos. Exigirle a Andalucía una tercera industrialización cuando no ha tenido la primera me parece absurdo. Partíamos de muchas desventajas. Que hace cuarenta años, que esas desventajas ya tendrían que haber ido a menos, pues seguramente y será responsabilidad de quien ha gestionado en estos 40 años pero son dos cosas innegables, es una cometa que se baila con dos cuerdas. Hay luces y sombras. Luces como el primer AVE Madrid-Sevilla y sombras como la falta de comunicación hoy entre las capitales andaluzas o el aislamiento ferroviario de Granada.

P. Y a los del "España nos roba" qué les diría

R. A los del "España nos roba" les diría que espero que sea broma, que espero que estén de cachondeo porque el "Espanya ens roba" es un eufemismo. No están diciendo que roba Bilbao o Madrid, están diciendo que robamos los extremeños, los andaluces. Esto ya está muy trasnochadito. Esto es el burgués y el dueño de la fábrica diciendo que los trabajadores son muy flojos. Vamos a ver cómo de endeudada está Andalucía y cuánto Cataluña, por qué ellos han contribuido con sueldos más altos, cómo de difícil lo tendrían para afrontar el sistema de pensiones en esa Cataluña independiente y cómo lo tendríamos nosotros aquí. Nunca he entendido por qué les molesta tanto el PER (el subsidio agrario). Las subvenciones al automóvil son mucho más altas.

P. "El racismo y la xenofobia es porque somos pobres no porque seamos andaluces". Qué duro.

R. Igual es un ejercicio muy simplificador pero el único problema de verdad el único, el único es que somos pobres. Entonces el acento es acento de pobre, el estereotipo es el del trabajador que se le puede pegar un apretón y pagarle cada vez menos. Nuestra cultura y nuestro folclore, carnavales, flamenco, feria, ocupa la misma importancia porcentual que el floklore de cualquier tierra, lo que pasa es que hemos tenido buenas campañas de marketing y Franco nos hizo un gran favor regalándole nuestro folclore a España entera. El único problema por resumirlo es que somos pobres. Es además una buena manera de meterle el diente a esto. Si nos arremangamos para dejar de ser pobres tendremos acento de ricos, folclore de ricos y se acabarían gran parte de nuestros problemas de un plumazo. Esto no va de 'andalufobia', esto va de aporofobia.

P. Me lo pone casi peor...

R. Es peligroso cuando esto va de que algunos entienden que tienen que recibir lo mismo que ponen encima del tablero. Los principios del reparto de la riqueza van de otra cosa. Van de garantizar y creernos un sistema con unos servicios públicos. Esto no va de no pago al médico porque nunca me pongo malo, no pago impuestos porque no voy a la biblioteca... eso es la extrema derecha económica cuanto menos.

P. "Somos mayoría. Los andaluces, somos más y mejores". ¿A ver si el supremacista va a ser el discurso andalucista?

R. El problema no es sentirse superior. El problema es sentirse superior sin razón. (Risas) Bromas aparte. Me encargaron un programa en la tele que fuera de humor y para reírnos de nuestros estereotipos, de nosotros mismos. Propuse de título 'Andaluces levantaos pero no antes de las doce'. Opción B: 'Andaluces levantaos, solo se sirve en la barra'. Me lo aceptaron, arrancamos y al segundo programa se discutió en sede parlamentaria.

P. No lo recuerdo, ¿en serio?

R. Decían que estaba mofándome de las señas patrias y por orden de no sé qué sistema de control audiovisual y demás me obligaron a ponerle al programa 'Andaluces somos más y mejores' y yo les dije claro que con ese argumento nos ganaban los chinos. Lo que sí digo es que somos diez millones y en un juego democrático donde las mayorías pesan, si nos organizamos bien y peleamos por fines comunes, fíjate dónde podemos llegar. Somos el 25% de España.

P. "Sea por Andalucía libre, España y la humanidad", dice el himno. ¿De qué tres cosas liberaría a Andalucía?

R. A Andalucía la liberaría del chauvinismo, mientras que sigamos diciendo que esto es lo mejor del mundo con el 60% de paro juvenil o tenemos un problema o no tenemos ni puta idea de lo que va el mundo. La liberaría de complejos. Es incoherente porque somos chauvinistas pero después somos un montón de acomplejados. Soltamos las eses en cuanto queremos hablar fino. Y de excesos. Andalucía tiene como asignatura pendiente el sentido de la medida. Cada vez más tengo la sensación de que es Semana Santa todo el año, Carnaval todo el año y ya mismo va a ser el día del Padre todo el año... Nos sale el Barroco por las orejas y el 'horror vacui' y nos ponemos muy 'jartibles'.

placeholder "Los 'estereotipazos', son la mentira deformada y eso es una injusticia grande". (Foto: Julián Álvarez)
"Los 'estereotipazos', son la mentira deformada y eso es una injusticia grande". (Foto: Julián Álvarez)


P. En la presentación de 'Ser Andaluces' oí a Inés Arrimadas decir que "Andalucía es un gigante dormido" mientras Susana Díaz ponía mala cara. ¿Lo es?

R. Mira que no es por la temida equidistancia, que no eh, yo creo que es un gigante 'echao' (risas). Dormido no lo veo pero lo veo 'echao'. Hay que levantarlo y con cuidado que un gigante cuando se levanta puede estar patoso también y puede hacerse hasta daño. Pero creo todavía no somos conscientes del potencial que tenemos. Primero vamos a creernos que somos un gigante y ya después vemos si estamos dormidos, echados o nos tenemos que desperezar. Desde luego de pie no estamos.

P. Y lo del 'esterotipazo' qué. Cuénteme.

R. "Es que os molesta el estereotipo", dicen, amigo es que el reparto parece que lo ha hecho tu prima la de Cuenca. Los gallegos son dubitativos, los catalanes algo tacaños pero muy prácticos y con 'seny', el 'seny catalán', los vascos que comen mucho, los madrileños un poquito chulapos y nosotros incultos, flojos, vagos. Está un poquito descompensado. Andalucía carga con dos sacos de estereotipos. Unos son verdad, es caricaturesco, que juramos amistad eterna y al otro día estamos poniendo el móvil boca abajo para no cogerlo. Hay caricatura del andaluz con todo el peligro que tiene hablar del andaluz como si fuera igual uno del Cabo de Gata que otro de la Axarquía o de Barbate. Los otros, los 'estereotipazos', son la mentira deformada y eso es una injusticia grande. Que al sitio con más obreros, más trabajadores machacados por las condiciones de trabajo, se le castigue diciendo que somos flojos es una injusticia.

"En el reparto de estereotipos salimos perdiendo y si faltan a la verdad son una injusticia"

P. No va a ser que siguen "empeñados en visitarnos solo en fiestas..."

R. Es que es así. Nada más que vienen en fiestas y cuando se ha muerto alguien, para los sucesos. A mí me hace gracia, ¿en Feria en Sevilla como lo hacéis? Pues dímelo tú que vienes todos los años. En Sevilla, en Feria es cuando más trabajan los taxistas, los hosteleros, los de seguridad, es la semana que se convierte en capital empresarial con todo director general que se precie pasa por aquí, como en las Motos de Jerez, las carreras de Sanlúcar, el carnaval. Pues mira vamos a aprovecharnos de ser el punto de atención porque el resto del año nos abren los informativos nacionales con que no se puede aparcar en el centro de Madrid y el que esté en Tenerife o en Pontevedra, estará 'enmorecio' la criatura con esta información.

P. Semana negra. Un rapero en la cárcel, un libro secuestrado y un cuadro retirado. Hay una frase suya muy buena: "Es un golpe de Estado poner límites al humor".

R. Es que lo del humor es coartada para poner límites a la libertad de expresión. Esto es como los culos, cada uno debería de poder opinar sobre qué meterse exclusivamente en el suyo, usted tiene potestad para decidir qué meterse en su culo, con el mío tiene que hablar conmigo. Pues con la libertad de expresión usted decida sobra la suya, sobre la mía no. Y si digo algo que a usted le ofende pues su posibilidad como receptora es no compre mi libro, no venga a verme al teatro, no puje por el cuadro en Arco, pero ¿quemar libros en la plaza? De verdad. Es que la ofensa es tan subjetiva, la ofensa como delito es muy peligroso. Que a usted no le gusta una cara puesta en su Cristo pues no se haga camisetas con eso, pero ¿por qué cree la gente que lo que les ofende a ellos es tan importante? Con los gilipollas no se termina prohibiéndolos. Meter la ofensa en el Código Penal, cuidado. Si usted es racista dígalo. Si actúa como racista, hay un hecho racista, será delito, pero que lo diga no lo es. Deberíamos aspirar a una sociedad sana para que le dé la espalda a esa persona, que no lo inviten a los cumpleaños, que cuando haya barbacoa en el bloque no se lo digan. Pero que los racistas, los xenófobos, los machistas se callen y vivan integrados de manera camuflada es más peligroso.

"La ofensa como delito es muy peligroso. Que a usted no le gusta una cara puesta en su Cristo, pues no se haga camisetas con eso"

P. Lo último ya, cuénteme mi parte favorita del libro. La de las mujeres de Asocum en Chiclana (Cádiz) que estaban luchando por la igualdad...

R. Eso es, abrieron su asociación y les escribieron una pintada en cuanto inauguraron la sede: "Ya están aquí las putas que solo quieren mandar y follar". Y le dije a Manuela, que era la presidenta, y tú que hiciste: "Pues yo fui por un 'spray' y les escribí por abajo 'Po sí, cabrones'". Es maravilloso. Esos becerros que hicieron aquella pintada habían entendido el movimiento feminista pero les molestaba. Yo solo me permití decirle Manuela, qué pena que no sea al revés, que no sea follar y mandar, vaya a ser que lo de mandar no sea para tanto.

P. No le doy a elegir entre tres andaluzas, Susana Díaz, Teresa Rodríguez o Inés Arrimadas, porque sé que no me va a contestar, pero entres dos catalanes, Jordi Évole o Risto Mejide...

R. Soy de izquierdas, republicano, feminista, bético. No me ando escondiendo. Carné tengo del Betis y de donante. Évole o Mejide, esta pregunta es real, ¿no? ¿Qué dedo me corto que no me duela? Son dos buenos amigos. Me quedo con los dos catalanes.

Andalucía Parlamento de Andalucía Junta de Andalucía Humor Cataluña
El redactor recomienda