Juana pierde su pulso con la Justicia, su exmarido gana y la familia, "machacada"
  1. España
  2. Andalucía
ante la entrega de los niños de ayer

Juana pierde su pulso con la Justicia, su exmarido gana y la familia, "machacada"

Manuel Rivas habla con El Confidencial: “Lo suyo es que se solucionara aquí. A ver si en Italia se arregla todo con la ley. El malestar que tenemos es grande”, reconoce

Foto: Juana Rivas. (EFE)
Juana Rivas. (EFE)

Manuel Rivas tiene 65 años y está jubilado. Su hija, Juana Rivas, entregó ayer a sus nietos en la comandancia de la Guardia Civil de Granada. Habla con El Confidencial a las 17:00 del lunes. Espera noticias. “Estamos machacados. A ver si en Italia se resuelve todo”, dice el padre de Juana, que vive en el municipio granadino de Las Gabias. Su hija, en el de Maracena. “Yo no puedo opinar nada y no sé cómo se va a arreglar o solucionar. Lo suyo es que se solucionara aquí y no en Italia".

El futuro inmediato de Juana Rivas y sus hijos

Manuel se separó hace 12 años de su mujer y no mantiene una vinculación estrecha con su familia. No habla con Juana, pero sí con su hija Isabel. “Papá, cuando sepamos algo te llamo”, le dicen al abuelo.

Foto: Juana Rivas, a su salida de los juzgados el pasado 22 de agosto. (EFE)

El abuelo no ha visto a sus nietos en los últimos días. “Como vivo solo y me divorcié hace 12 años, ando un poco descontroladillo. Ellos están todos juntos, con su mamá. Y yo voy solo por mi camino. Ahora he intentado acercarme un poco, pero no hay manera. A ellas les han dicho que no hablen con nadie porque a veces nos perjudicamos hablando”. “El malestar que tenemos es grande, ¡qué le vamos a hacer! La ley ha decidido eso. A ver si ahora a través de la ley se vuelve arreglar en Italia”, apunta el abuelo.

placeholder Juana Rivas sale de los juzgados de Granada. (EFE)
Juana Rivas sale de los juzgados de Granada. (EFE)

Ni Juana Rivas ni su asesora jurídica, Francisca Granados, hicieron ayer declaraciones. El municipio de Maracena seguía con las pintadas y pancartas que decían: “Juana está en mi casa”. En este ayuntamiento granadino tampoco quieren hablar. Eso sí, reconocen que se ha producido “mucho apoyo espontáneo a Juana”. Juana Rivas cumplió este lunes la orden judicial y entregó a sus dos hijos, de tres y 11 años, a la Guardia Civil.

[Cronología del caso Juana Rivas]

En su constante huida hacia delante, se enfrentaba a un día esencial. Al más decisivo en la larga deriva de su caso. A las 17:00, en el centro de Granada, estaba previsto que entregara a sus hijos a su exmarido en un punto de encuentro familiar. Si no cumplía con el auto judicial dictado por la jueza del Juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad andaluza, se enfrentaba a una detención y entrada provisional en prisión.

Caso Juana Rivas Niños Guardia Civil Granada
El redactor recomienda