Así era la ‘dolce vita’ en Rincón de la Victoria del proveedor de armas del tiroteo en París
  1. España
  2. Andalucía
EN EL MUNICIPIO MALAGUEÑO LIMÍTROFE CON LA CAPITAL

Así era la ‘dolce vita’ en Rincón de la Victoria del proveedor de armas del tiroteo en París

Antonie Denive, de nacionalidad francesa, detenido el martes por la Policía, se divertía con música a todo trapo y fiestas con vistas al mar en un piso alquilado hace tres semanas

placeholder Foto: Fotografía facilitada por la Policía de Antoine Denevi. (EFE)
Fotografía facilitada por la Policía de Antoine Denevi. (EFE)

La calle Tajo es muy tranquila. Situada justo al principio de Rincón de la Victoria, municipio limítrofe con Málaga, de 43.000 habitantes, no tiene salida. El edificio Tamanaco, con tres plantas, es el más alto de la vía. El resto son chalés. En el 3ª A se organizaban fiestas, con música a todo trapo, desde media tarde. Las vistas al mar son fabulosas. Su ‘dolce vita’. Dos mujeres y un hombre llevaban apenas tres semanas en este piso de alquiler donde fue detenido el pasado martes Antoine Denive, el proveedor de armas del tiroteo en París de enero de 2015.

Detenido en Málaga un hombre que vendió armas para atentar en París

“Normalmente cuando alguien viene de vacaciones lo que quiere es descansar. Es raro que alguien quiera montar fiestas”, comenta Pablo Miguel, de 40 años, el vecino puerta con puerta del arrestado por la Policía. El grupo hablaba francés y otros idiomas. “Se veía a gente de varias nacionalidades. Recuerdo a uno alto, rapado, fuerte. Había como una mezcla”. Ellos, que viven pared con pared, no notaron nada. “No vimos artificieros ni cosas parecidas”. Eso sí, no solo había policías nacionales: también agentes internacionales y de paisano. “Sabíamos que sería algo grande. Estuvieron toda la mañana por aquí”, relata.

-Ahí es, donde está la antena parabólica-, avisa una de las vecinas del bajo, de 36 años.

“Tenían siempre las persianas subidas. Yo no me los he encontrado mucho, pero es una cosa muy chocante. Esto siempre te sorprende, pero no hemos visto nada especial”, cuenta la mujer. Daniel López, de 49 años, especialista en edición de vídeo, ahora desempleado, vive en otro de los bajos del edificio, compuesto por 20 viviendas (cinco por cada planta). “Yo pensaba en principio que eran italianos. Aquí hay varios pisos que se alquilan y otros que solo vienen para pasar el verano. Hay mucho movimiento”, cuenta López.

Ni Pablo Miguel ni su pareja notaron nada especial, algo que les indicara que podrían ser sospechosos. Lo que estaba claro es que sentían el cogote de la Policía. Las fiestas las hacían en la terraza. Una vez escucharon canciones que sonaban a himnos o marchas militares. También lucieron en alguna de sus juergas una bandera negra con un castillo y fondo blanco que se veía desde abajo del edificio.

En el pasillo que conduce el 3º A se observa la ropa que se dejaron tendida: varias camisetas blancas, un calzoncillo negro y una toalla roja. “Notamos ruido, yo creo que siguen ahí”, cuenta Pablo Miguel. La Policía ya les advirtió de que algunos de los inquilinos del inmueble prestaron declaración pero quedarían en libertad.

En la web Rentalia se anuncia el alquiler del inmueble, de 75 metros cuadrados. a un precio de 50 euros la noche. “Desde el piso puede verse la arena del mar, toda la playa, la Roca de la Virgen y la vegetación que rodea al entorno. El piso es sumamente fresquito en verano, se puede tomar el sol hasta medio día en la terraza, luego la orientación sur de la casa le permitirá disfrutar de sombra y bienestar. Está situado en una zona muy tranquila y silenciosa, ideal para relajarse y descansar”. Y organizar fiestas ‘dolce vita’.

Málaga Andalucía París Atentados París Terrorismo
El redactor recomienda