un sector exige la renuncia al acta

La defensa de Bódalo como un héroe agrava la crisis interna en Podemos Andalucía

El sector más moderado del partido se niega a respaldar las declaraciones de Teresa Rodríguez a favor del dirigente del SAT en Jaén y exige la entrega del acta como edil

Foto: El edil de Jaén en Común (JeC) Andrés Bódalo (c) rompió a llorar al ser detenido. (EFE)
El edil de Jaén en Común (JeC) Andrés Bódalo (c) rompió a llorar al ser detenido. (EFE)

La campaña abanderada por la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, a favor del indulto a Andrés Bódalo, ya en la cárcel y condenado a tres años de prisión por agresión a un exedil socialista, está agravando las fisuras internas en el partido. Justo ahora, en plena discusión interna sobre si hay que moderarse y dar paso al PSOE en el Gobierno o mantenerse en las trincheras más radicales. Cuando los cálculos electorales se disparan, no todo el grupo parlamentario en Andalucía comparte el discurso de Rodríguez. Tampoco comparten que Bódalo, el sindicalista condenado mantenga su acta de edil como concejal de Jaén en Común que logró en las últimas municipales. Es más, hay quien admite que en parte es “bochornoso” y que Podemos debía de estar “más implicado en los problemas reales de la gente” y no en defender un indulto de alguien reincidente y que acumula cuatro sentencias en contra por actitudes violentas. “La pena puede ser desproporcionada, el ingreso en prisión puede ser rebatido, pero la campaña abanderada por Teresa [Rodríguez] no nos ayuda nada”, aseguran fuentes del grupo parlamentario de la formación morada.

La defensa de Bódalo como un héroe agrava la crisis interna en Podemos Andalucía

La dirección andaluza no ha comunicado formalmente su posición sobre si Bódalo debe entregar el acta como concejal. Él aseguró en un principio que seguiría ejerciendo desde la cárcel. Dentro de Podemos hay quien exige su renuncia inmediata. La portavoz del partido en la Cámara andaluza, Esperanza Gómez, fue clara en una comparecencia pública. Preguntada sobre si compartía la defensa de Bódalo y la polémica comparación de la dirigente andaluza con el poeta Miguel Hernández, se puso de perfil. Expresó su “absoluto respeto a las decisiones judiciales, existe una sentencia y la detención la conocíamos”, aseguró, para añadir que la petición de Podemos va dirigida al Gobierno, al que piden un indulto. Sobre la comparación con el poeta que murió en la cárcel condenado por la dictadura franquista, fue todavía más fría. “Eso fue algo que hizo ella a título personal y le tendrán que preguntar a ella”, se limitó a decir.

En contra del indulto

La defensa de Bódalo fue debatida internamente, generó muchas dudas pero contó finalmente con el aval de la dirección de Podemos. Teresa Rodríguez calibró el coste electoral de ponerse al frente de esta campaña por el sindicalista condenado, pero su amistad personal con el edil jiennense y su cercanía al SAT ganaron a las dudas internas. La portavoz adjunta en Andalucía, doctora en Derecho, no es la única que en público ha marcado distancias. El diputado de Podemos en el Congreso y juez en excedencia Juan Pedro Yllanes ha asegurado que no comparte algunos de los argumentos esgrimidos para solicitar el indulto para el edil de Jaén en Común. A su juicio, existe una "urgente necesidad" de renovar la ley del indulto de 1870, actualmente en vigencia, en lo que ha calificado como uno de los “anacronismos” de la Justicia. “Soy enormemente crítico con utilizar un instrumento como el indulto cuando hemos predicado las necesidad de revisar profundamente este procedimiento”, ha sostenido Yllanes en declaraciones recogidas por EFE.

La inclusión de Bódalo como número uno en las generales ya abrió una dura guerra civil que ganó la líder andaluza. El cese de Pascual late de fondo

La imagen de Teresa Rodríguez encabezando este pasado martes la protesta a las puertas del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), hablando de una condena política a Bódalo y haciendo el retrato de un héroe con cargas familiares, un “niño yuntero” al más puro estilo de Hernández, reaviva las diferencias internas en Podemos Andalucía. La crisis tras el cese de Sergio Pascual se mantiene viva de forma soterrada. De hecho, en la dirección andaluza del partido morado, el 60% de sus miembros fueron designados por Pascual con la tutela de Pablo Iglesias. Las divisiones en el seno del grupo parlamentario siempre han existido, y aunque todos aprietan las filas y tratan de pasar página sin exhibir la crisis, esta sigue ahí, latente. La misma designación de Bódalo como número uno en la lista de las generales por Jaén fue uno de los pulsos que echó y ganó la secretaria general a la cúpula nacional. Tras la exclusión de las listas de otros históricos del SAT como Diego Cañamero o Juan Manuel Sánchez Gordillo, Rodríguez peleó hasta el final que el sindicalista jiennense fuera el número uno por esta provincia, pese a la condena a tres años de cárcel que acababa de dictar la justicia. Ganado el pulso, las muestras de apoyo de Pablo Iglesias hacia el líder jornalero han sido constantes. No solo respaldó públicamente su candidatura, que satisfacía al ala más radical del partido y preocupaba a Íñigo Errejón y su entonces número tres, Pascual, sino que ahora ha pedido públicamente el indulto.

El lado más 'antisistema'

Teresa Rodríguez, que procede de Izquierda Anticapitalista y siempre se ha sentido muy cerca del SAT y sus reivindicaciones, no ha dudado en ponerse al frente de las protestas por la condena a Bódalo, que el miércoles entró en prisión sin ofrecer resistencia tras declararse en rebeldía y no acudir voluntariamente a entregarse. El concejal del ayuntamiento jiennense no opuso resistencia, pero su imagen y sus actitudes, coinciden voces del partido en Andalucía, ayudan a identificar a Podemos con ese partido “antisistema” que interesa al PSOE, advierten. Ese ha sido hasta ahora el gran dilema de la formación morada, mantener la equidistancia con los socialistas, mostrándose dispuestos al diálogo o arremetiendo con extrema dureza contra este partido según el día. La campaña a favor de Bódalo ahonda en esa división de las “dos almas” del partido y además lo hace en un momento en el que una parte importante de la dirección andaluza aún no ha digerido el cese de Pascual ni mucho menos el ascenso que supone para Teresa Rodríguez el nombramiento de Pablo Echenique, con posiciones políticas mucho más moderadas.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios