podemos, hacia un nuevo vistalegre

Errejón rompe su silencio criticando el cese de Pascual y reclama un debate organizativo

En su comparecencia ante los medios después de la junta de portavoces, Errejón ha apostado por la apertura de un debate sobre el modelo organizativo del partido

Foto: Los diputados de Podemos Íñigo Errejón e Irene Montero, a su entrada en la junta de portavoces. (EFE)
Los diputados de Podemos Íñigo Errejón e Irene Montero, a su entrada en la junta de portavoces. (EFE)

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, ha roto hoy con dos semanas de silencio, tras la destitución por parte de Pablo Iglesias de su mano derecha, Sergio Pascual, para recalcar que no comparte la decisión del secretario general. En su comparecencia ante los medios después de la junta de portavoces, Errejón ha apostado por la apertura de un debate sobre el modelo organizativo del partido. "Podemos se tendrá que ir adaptando a las nuevas tareas. La máquina de guerra electoral que adoptamos, y a tenor de los resultados, con enorme éxito, es un modelo organizativo que genera tensiones y costes, como todos, y al estar diseñado para un ciclo corto debe reconvertirse para afrontar el siguiente ciclo político", ha explicado.

Los tiempos para abrir el debate interno deberán aplazarse, según Errejón, tras la hipotética investidura. El proyecto de partido que defenderá entonces Errejón pasa por "transitar de la máquina de guerra electoral y construir un movimiento popular más radicado en el territorio". Una de sus propuestas estrella para materializar estos objetivos será desarrollar una organización federal "con una mayor raigambre en el territorio, haciéndolo todo de forma más sosegada, algo que no hemos podido hacer en este año y medio". La filosofía que guiará este principio, según recalcó el diputado, es construir "un Podemos para los que faltan". 

La discusión sobre el futuro inmediato de la organización deberá ser "abierto", desmarcándose del debate de nombres (en referencia a las etiquetas de 'errejonistas' y 'pablistas'), para politizar el debate y adaptarse a los retos de esa nueva etapa política", como "la discusión previa a Vistalegre, muy rica en textos, con compañeros que compartimos diferentes análisis, manteniendo el debate en el terreno político", según la opinión del número dos. Este ha evitado hablar de un "nuevo Vistalegre" porque, asegura, "es irrepetible". "Podemos se forma día a día. No soy partidiario de las apelaciones a la refundación. Hay que mojarse sobre qué cosas cambiar, caminar hacia un modelo federalizante y un movimiento popular, pero eso se funda día a día, no llega de un momento mágico", ha añadido.

Errejón rompe su silencio criticando el cese de Pascual y reclama un debate organizativo

El portavoz parlamentario de la formación emergente ha dedicado los últimos días a preparar la reunión entre Iglesias y Pedro Sánchez, que se celebrará mañana, después de que encallara la cita prevista para antes de Semana Santa, por diferencias entre los equipos negociadores de ambas formaciones. Errejón ha reiterado que su formación no contempla la abstención para investir a Sánchez, sino un 'pacto a la valenciana' que saque a Ciudadanos de la ecuación e incluya tanto a Podemos como a Izquierda Unida-Unidad Popular y a Compromís.

La postura de la Secretaría Política que dirige Errejón se aferra al ejemplo valenciano como única salida para desbloquear la actual situación: "Que lleguemos a buen puerto es una cuestión de voluntad política: en la Comunitat Valenciana hemos visto que es posible llegar a un acuerdo con el PSOE. No contemplamos la abstención. Sería una irresponsabilidad que cinco millones de votos por un cambio real en el país acabaran en una abstención a un acuerdo que reproduce las políticas de Rajoy vía Garicano".

Errejón: "Hay que mojarse sobre qué cosas cambiar, caminar hacia un modelo federalizante y un movimiento popular, pero eso se funda día a día"

La posibilidad de un Gobierno presidido por Pedro Sánchez con representantes de Ciudadanos y Podemos que esta mañana lanzó el líder socialista no ha sido descartada por Errejón. Repreguntado en varias ocasiones sobre esta hipótesis, el secretario político ha evitado desmarcarse de ella. Con todo, ha explicado: "No hemos recibido la propuesta en firme. Cuando la recibamos, la valoraremos".

Primer consejo tras la crisis interna

El próximo sábado se celebrará el consejo ciudadano estatal, máximo órgano de decisión del partido entre asambleas, donde se visibilizará la correlación de fuerzas internas y las diferencias sobre el futuro del proyecto tanto en el plano organizativo como político. Los 'errejonistas' cuentan con mayoría dentro del consejo, a pesar de la alianza táctica entre Iglesias y el sector Anticapitalistas, que encabezan el eurodiputado Miguel Urbán y la secretaria general andaluza, Teresa Rodríguez, por lo que en su mano está bloquear el nombramiento de Pablo Echenique como nuevo secretario de Organización, a propuesta del secretario general, o poner sobre la mesa su propia hoja de ruta. Sin embargo, se limitará a esto último, evitando rechazar el nombramiento de Echenique, según ha adelantado. 

Durante los últimas días se han multiplicado las voces que reclaman la celebración de un "nuevo Vistalegre", es decir, una asamblea general extraordinaria. Este proceso asambleario para repensar la organización y su futuro se tendrá que abrir tarde o temprano, como ya reclamaron desde Anticapitalistas tras las elecciones y como ha insistido recientemente a este diario el exdirigente Juan Carlos Monedero: “Hay que ir a un nuevo Vistalegre y en eso estamos todos de acuerdo. No es una noticia. Había un punto de llegada, que eran las elecciones, y ahora empieza otra etapa”. El propio Pablo Iglesias ya se refirió también al inicio de “una nueva época” coincidiendo con el anuncio de su propuesta sobre el aragonés.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios