todas vienen de iu, excepto CAROLINA Bescansa

Cinco mujeres ganan fuerza en Podemos tras la guerra entre Iglesias y Errejón

El líder de Podemos reorganizó su equipo en la precampaña, semanas antes de abandonar su escaño como europarlamentario e iniciar su carrera a la Presidencia del Gobierno

Foto:  Pablo Iglesias besa a  la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez.  (Fotomontaje: Enrique Villarino)
Pablo Iglesias besa a la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez. (Fotomontaje: Enrique Villarino)

Pablo Iglesias cuenta entre sus más estrechos colaboradores con una mayoría de mujeres. El líder de Podemos reorganizó su equipo en la precampaña, semanas antes de abandonar su escaño como europarlamentario e iniciar su carrera a la Presidencia del Gobierno. Como mano derecha colocó a Irene Montero, su actual jefa de Gabinete, y como responsable de Comunicación a Laura Casielles, consejera estatal del partido. Carolina Bescansa, número tres del partido y secretaria de Análisis Político, es otra de las personas situadas en la cúspide del partido más cercanas al secretario general.

El resugirmiento del conflicto interno entre las dos principales almas del partido, 'pablistas' y 'errejonistas', también ha colocado en un primer plano a otras dos personas: la diputada Tania Sánchez y la secretaria general andaluza, Teresa Rodríguez. Orgánicamente no forman parte del equipo de Iglesias pero han tomado posiciones junto a él y encontrado hueco en su mesa camilla. Ambas han ejercido una fuerte influencia en los últimos acontecimientos y prometen ser determinantes en el debate interno que se está produciendo sobre el modelo de partido.

Montero, Rodríguez y Sánchez provienen de Izquierda Unida, ya sea de sus sectores críticos, de las juventudes del PCE o de la escisión Izquierda Anticapitalista, al igual que varios de los asesores fichados por Iglesias tras las elecciones (dos de ellos incluso formaron parte del equipo de campaña de Alberto Garzón). Un influjo que determina una forma diferente de entender la organización y su proyecto político frente a una parte del sector 'errejonista' que se ha rodeado de varios asesores que en su día colaboraron con el PSOE. La apuesta de Iglesias es clara.

Irene Montero

Irene Montero en el Congreso. (EFE)
Irene Montero en el Congreso. (EFE)

La diputada y jefa de Gabinete de Pablo Iglesias forma parte también de la Mesa de Coordinación de Podemos ocupando la secretaría de Coordinación de Áreas. Durante la campaña, Iglesias afirmó que sería su futura vicepresidenta y ministra de la Presidencia, anticipando así las distancias con su número dos Íñigo Errejón. Montero no formó parte del grupo fundador del partido ni tampoco compartió militancia ni experiencias políticas con el 'clan de Somosaguas'.

Su entrada en Podemos se produjo durante la cascada de fichajes posteriores a las europeas y lo hizo de la mano de Rafael Mayoral, una de las manos derechas de Pablo Iglesias. Con Mayoral fue una de las impulsoras de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en Madrid, de la que fue portavoz. Asimismo, militó en las Juventudes Comunistas, como el propio Iglesias. Fue la primera en defender el cese del secretario de Organización, Sergio Pascual, por una “gestión deficiente que ha hecho daño”.

Carolina Bescansa

Carolina Bescansa recoge su acta de diputado. (EFE)
Carolina Bescansa recoge su acta de diputado. (EFE)

Responsable de los análisis demoscópicos, su inclinación por las tesis más rupturistas que representa Iglesias, frente a las posibilistas de Errejón, ha sido una sorpresa interna en el partido. Desde sus inicios estuvo ubicada en una postura más transversal y opuesta a la defendida por el sector Anticapitalistas, con el que ha establecido una alianza táctica el líder del partido. Bescansa formó parte de La Promotora de Pensamiento Crítico, una asociación universitaria fundada a finales de 2008 por los promotores de Podemos.

Iglesias ya la describía en los agradecimientos de su tesis como una “comandante con todos los galones, cuyas capacidades e inteligencia no dejan de impresionarme”. Una tesis dirigida por el actual decano de la facultad, Heriberto Cairo, quien precisamente decía sobre Bescansa, tras las europeas, que “sin su capacidad para hacer correctamente encuestas e interpretarlas no estarían donde están”. La experta en análisis demoscópicos es uno de los principales activos con los que se ha rodeado Iglesias.

Laura Casielles

Laura Casielles (transparencia.podemos.info)
Laura Casielles (transparencia.podemos.info)

Su amistad con Iglesias se inició hace más de una década. Miembro del Consejo Ciudadano Estatal del partido, máximo órgano de decisión entre asambleas, Casielles ha escalado en sus responsabilidades dentro el partido desde la portavocía del círculo de Periodismo y Medios de Comunicación hasta convertirse en la responsable del equipo de comunicación del secretario general. Como persona de la máxima confianza de Iglesias, ejerce una fuerte influencia en la estrategia comunicativa y en la planificación de los discursos.

Teresa Rodríguez

Teresa Rodríguez en una conferencia. (EFE)
Teresa Rodríguez en una conferencia. (EFE)

La secretaria general andaluza y cabeza visible del sector Anticapitalistas estuvo enfrentada a Iglesias desde el congreso fundacional del Vistalegre, donde lideró junto a Pablo Echenique una propuesta alternativa a la oficialista defendiendo un modelo de partido más asambleario y con mayor peso de los círculos, así como un proyecto político rupturista. Entonces fracasó frente a la “maquinaria de guerra electoral” y el partido transversal de las “mayorías sociales” que ideó Errejón, pero tras los últimos acontecimientos y el giro de Iglesias hacia posiciones más cercanas a las suyas la ha convertido en una de las principales aliadas del secretario general.

La actuación de los denominados 'anticapis' en el consejo autonómico de Madrid ha sido esencial para mantener a Luis Alegre en su puesto y aplacar la estrategia de los 'errejonistas', que pretendían forzar la creación de una dirección colegiada mediante sus dimisiones y la convocatoria de nuevas primarias. En el encuentro de Iglesias con los líderes territoriales, Rodríguez cerró filas con el líder del partido. La líder andaluza aspira a reforzar su poder en Madrid.

Tania Sánchez

Tania Sánchez. (Daniel Muñoz Guerrero)
Tania Sánchez. (Daniel Muñoz Guerrero)

Poco más de un año después de abandonar IU, su papel en Podemos, aun sin ocupar cargos orgánicos, se ha vuelto determinante. Sus conversaciones sobre el proyecto político y los movimientos internos con Iglesias, con quien cada vez se deja ver más, son constantes. Tras su salida de la federación de izquierdas, mantuvo un fuerte enfrentamiento con Íñigo Errejón por haberle cerrado las puertas del partido aduciendo que estaba imputada. Poco después lo compararía en público con el rey Joffrey, el despótico y sádico personaje de 'Juego de Tronos'.

La diputada madrileña ya ocupó el sexto puesto en la lista por Madrid el pasado 20-D, solo por detrás del núcleo duro de la formación, y fue nombrada portavoz de Podemos en la Comisión de Defensa y portavoz adjunta en otra de las comisiones legislativas permanentes de la Cámara con más importancia: la de Economía. En las municipales, tras el veto de Errejón, impulsó la plataforma Convocatoria por Madrid, que preparó el terreno para las candidaturas municipalistas “del cambio”. Su influencia en varias de las candidaturas de unidad popular (CUP) madrileñas fue y es notoria y desde el sector 'errejonista' la han acusado de enturbiar el trabajo en el consejo autonómico del partido.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios