Susana Díaz reprocha a IU que ponga en duda el pacto en el Gobierno andaluz
  1. España
  2. Andalucía
PIDE A SUS SOCIOS GARANTÍA DE "ESTABILIDAD"

Susana Díaz reprocha a IU que ponga en duda el pacto en el Gobierno andaluz

Para mí el Gobierno no tiene fecha de caducidad. Un día después de que Izquierda Unida haya fijado para junio un referéndum, Susana Díaz, reclamó "lealtad"

placeholder Foto: La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz (Efe)
La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz (Efe)

"Para mí el Gobierno no tiene fecha de caducidad". Un día después de que Izquierda Unida haya fijado para junio un referéndum que decidirá si rompe el pacto con el PSOE en Andalucía y evaluará el cumplimiento del pacto, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, reclamó "lealtad, madurez y responsabilidad"; pero, sobre todo, garantía de "estabilidad". Esa fue la palabra que rezó durante toda su intervención pública está mañana en el parlamento andaluz. Sobre ella pivotará el discurso del PSOE-A los próximos meses. Están convencidos de que es lo que mejor resultado puede darle en las urnas. Díaz ni acarició la posibilidad de un adelanto electoral pese a que el clima con sus socios va a ser casi irrespirable.

Sobre la asamblea celebrada el domingo por IU, en la que los socios minoritarios decidieron pedir en el Parlamento una comisión de investigación sobre toda la corrupción en Andalucía y abrir tras las municipales la posibilidad de dejar el Gobierno, la dirigente socialista no ocultó su malestar. El PSOE está muy desconcertado e incómodo por los mensajes trasladados por sus socios. Creen una "charlotada" el papel jugado por el coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, y ven "ridículo" que eleven la presión justo horas antes de que Andalucía apruebe un presupuesto para 2015 que garantiza poder agotar la legislatura.

No es tan fácil. En IU crecen las voces críticas con el acuerdo en Andalucía en un momento de preocupación por la irrupción de Podemos y cuando muchos alertan de que no se puede querer derribar el bipartidismo y sostener al PSOE en Andalucía y asumir políticas de recortes. Los casos socialistas de corrupción son otro elemento de distorsión. Maíllo se blindó tras esta asamblea con un 77% de apoyos a sus propuestas y se dotó de manos libres para acometer cambios en el Gobierno. La tensión en el Ejecutivo andaluz es más que palpable.

Susana Díaz insistió en pedir a los suyos que no se distraigan con "los líos internos" de IU y que tampoco entren en los del PSOE. El ruido por las malas relaciones de Díaz con el secretario general, Pedro Sánchez, no se acalla por mucho empeño que ahora pongan en desmentir la tensión interna. Existe y además fueron los propios socialistas andaluces quienes se encargaron de airearla asumiendo la posibilidad de cambios en Ferraz ante unos malos resultados el próximo mayo.

La campaña de las municipales está en ciernes y el PSOE andaluz venderá su marca como garantía de "estabilidad" y "el cinturón de seguridad que Andalucía necesita" en momentos difíciles. Díaz no mencionó a Podemos pero en el mensaje que esta mañana ha trasladado a su grupo parlamentario iba implícito una reivindicación del PSOE como partido "serio y riguroso". "Digamos sólo aquello que podamos hacer", advirtió al grupo socialista.

La dirigente socialista se entrevistará esta tarde en la Moncloa con el presidente Mariano Rajoy por segunda vez desde que accedió al Gobierno. El orden del día se refiere a las obras reclamadas por Andalucía con fondos europeos del llamado ‘plan Juncker’. Pero hay más. Díaz reclamará la reforma de la financiación autonómica, algo que ya ha descargado el Gobierno en pleno desafío soberanista de Cataluña, y que se relaje el objetivo de déficit de las comunidades. El mensaje también en España es el mismo: Andalucía como factor de estabilidad política. La presidenta de la Junta se mostró convencida de que Rajoy ha emprendido una campaña de "propaganda" y recomendó cautela ante los mensajes del fin de la crisis. A las cinco de la tarde Susana Díaz y Mariano Rajoy se saludarán en la escalinata de La Moncloa. Ella se encargará de perfilarse como interlocutora "leal y sincera" del Gobierno justo cuando el PP ha comenzado una dura ofensiva política contra Sánchez.

Referéndum Izquierda Unida Mariano Rajoy Noticias de Podemos Pedro Sánchez Susana Díaz Antonio Maíllo
El redactor recomienda