EL PSOE AÚN BARAJABA EL ANUNCIO

Susana Díaz se adelanta a Sánchez: Chaves y Griñán dejarán el escaño si son imputados

Hasta hoy la presidenta de la Junta de Andalucía, no había sido tan contundente. Si Chaves y Griñán son imputados saldrán del Congreso y el Senado

Foto: Pedro Sánchez con Susana Díaz
Pedro Sánchez con Susana Díaz

Hasta hoy la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, no había sido tan contundente. Si los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán son imputados por el Tribunal Supremo por el caso de los ERE saldrán del Congreso y el Senado. “Cualquier persona”, ha insistido la líder del PSOE andaluz, “va a tener que dejar el escaño” en caso de una imputación por parte del Alto Tribunal, ha declarado a los periodistas.

Cuando los ciudadanos castigan a los políticos por la corrupción, Podemos desbanca en las encuestas y se prometen medidas contundentes más allá de fotos o pactos, Díaz tenía pocas salidas más, admiten desde su círculo político. Chaves y Griñán, ambos expresidentes del PSOE, están preparados, advierten, para cualquier escenario y puede que sea muy complicado el que se avecina.

El pronunciamiento de Díaz llega apenas un día después de que la Fiscalía Anticorrupción haya dado traslado al Tribunal Supremo de un informe en el que deja en manos del Alto Tribunal la posible imputación de los expresidentes andaluces por el caso ERE sin pronunciarse sobre el fondo del asunto. La Fiscalía acota el trabajo del Supremo a los diputados nacionales y senadores, es decir Chaves y Griñán, así como José Antonio Viera, Mar Moreno y Gaspar Zarrías. El resto de señalados por la juez Mercedes Alaya, según el criterio de Anticorrupción, deben ser competencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por su condición de diputados autonómicos. En este caso estarían los exconsejeros Antonio Ávila, Carmen Martínez Aguayo, Francisco Vallejo y Manuel Recio.

José Antonio Griñán y Manuel Chaves (Efe)
José Antonio Griñán y Manuel Chaves (Efe)

La Fiscalía Anticorrupción pide también, en contra del criterio de la juez Alaya, la división del caso de los ERE en varias piezas para agilizar un proceso de “100.000 folios de extensión y más de 200 imputados”, que lleva más de tres años abierto.

Tras conocerse la posición del ministerio público, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró públicamente que serían “implacables” contra la corrupción pero evitó decir qué pasaría con Chaves y Griñán en caso de ser imputados. Hasta ahora, el código ético de los socialistas situaba la salida de sus cargos públicos en el momento en que sean procesados.

Para sorpresa de muchos, Díaz se ha adelantado dejando claro que abandonarán sus escaños en caso de una imputación. La situación de los expresidentes y exconsejeros del Gobierno andaluz en el caso de los ERE es uno de los grandes problemas del PSOE y la líder socialista dejó ayer claro que no habrá medias tintas con el consiguiente revuelo interno en las filas socialistas. Díaz y Sánchez sí habían pactado y consensuado la estrategia a seguir en el caso ERE, limitando sus declaraciones públicas a defender la “honestidad” de los expresidentes.

Hasta hoy. Cuando se aproxima el pronunciamiento del Supremo, el PSOE, que tampoco a despejado si pagaría las defensas de los exlíderes socialistas como hizo en el caso de José Blanco, parece marcar distancias. La líder socialista también ha vuelto a descartar un pacto ni con Podemos ni con el PP porque, asegura, no tiene “nada en común” con estos dos partidos.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios