RELEVO GENERACIONAL EN EL PSOE-A

Todo el poder para Díaz: el ‘susanismo’ gana al enroque de Griñán

Embutida en su papel de baronesa, de referente institucional, la presidenta de la Junta tiene el camino abierto para diseñar el partido del “nuevo tiempo”

Foto: La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)

Un parlamentario andaluz lo adelantaba a este diario poco antes del congreso de 2010: “Cuidado con Susana, cuentan mucho con ella y va para arriba”. En menos de tres años, Susana Díaz ha sufrido una sorprendente mutación política: de ser una gran desconocida fuera de Sevilla y del poder orgánico, a convertirse en presidenta de la Junta. Y, a partir de la última semana de noviembre, jefa del PSOE-A, la federación socialista más importante de España.

Al igual que Manuel Chaves, Griñán no quería dejar ahora el poder orgánico. Pensaba que al menos podría seguir hasta enero como secretario general de los socialistas andaluces, pero Díaz quería ya todo el poder. Embutida en su papel de baronesa, de referente institucional casi en solitario en toda España, la presidenta de la Junta tiene el camino abierto para poder diseñar el partido del “nuevo tiempo”, que tanto insiste desde la campaña de las primarias.

Griñán, que seguirá de senador y de presidente de la Ejecutiva Federal del PSOE andaluz, anunció ayer su dimisión como parlamentario autonómico. Por la tarde, en el Comité Director del partido, anunció un congreso extraordinario para los próximos días 23 y 24 de noviembre. Luego vendrán los congresos provinciales, en los que no se espera ninguna oposición al susanismo.

“Hemos comenzado una nueva etapa en el socialismo andaluz, es un proceso de renovación institucional que ha de completarse en lo orgánico. Muchas gracias, a ti, Susana, lo estás haciendo tan bien, que hasta tus perseverantes detractores, te están tratando con respeto”, proclamó el expresidente de la Junta, que no oculta su orgullo, marca de la casa griñanista, por haber nombrado a Díaz consejera de Presidencia e Igualdad y “a los compañeros y compañeras por haber acertado en nombrarla presidenta; es una estrategia para volver a recuperar la política como liderazgo.

Griñán propondrá que congreso extraordinario se celebre el 23 y 24 noviembre
Griñán propondrá que congreso extraordinario se celebre el 23 y 24 noviembre
Ni Griñán ni Díaz compartieron escenario en el Comité. “No han estado juntos porque ellos no han querido, por respeto mutuo”, señaló a El Confidencial un destacado miembro de la Ejecutiva regional andaluza. Este socialista no cree que Griñán tendría que haber dejado antes el cargo orgánico ni que tampoco podría haber seguido hasta enero. “¿Y qué más daba? ¿Para que dijeran lo de la bicefalia y que tenía que irse?”, se pregunta.

Susana Díaz guardó silencio en el Comité. Sí que lo romperá el viernes en la Ejecutiva que tendrá que ratificar la convocatoria de congreso extraordinario. Este diario ya publicó la semana pasada que la presidenta quería todo el poder antes de que acabara el año. Precisamente ese problema de bicefalia al que se refería un miembro destacado del PSOE andaluz era uno de los grandes inconvenientes al que se enfrentaba la próxima jefa del socialismo sureño.

Díaz no parecía tener prisa en tomar las riendas del poder orgánico. Prefería seguir siendo la líder del PSOE sevillano y suceder a Griñán para cuando estuviera más asentada en el Palacio de San Telmo, pero el pasotismo del presidente de la Junta en su cargo en la calle San Vicente (la sede regional que apenas visita) y las declaraciones de Chaves de hace dos semanas en los diarios del grupo Joly pidiendo un paso atrás de Griñán han hecho ver a Díaz la necesidad de la urgencia del relevo. Y este llega en apenas seis semanas.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios