Griñán se resiste aún a soltar el liderato del PSOE andaluz y su escaño regional
  1. España
  2. Andalucía
5.000€ MÁS COMO SENADOR QUE COMO PRESIDENTE

Griñán se resiste aún a soltar el liderato del PSOE andaluz y su escaño regional

Todo el poder y antes de que acabe el año. Susana Díaz quiere asumir ya el liderazgo del PSOE-A, todavía en manos de José Antonio Griñán.

placeholder Foto: El expresidente andaluz José Antonio Griñán (c), sentado en su escaño del Senado. (EFE)
El expresidente andaluz José Antonio Griñán (c), sentado en su escaño del Senado. (EFE)

Todo el poder y antes de que acabe el año. Susana Díaz quiere asumir ya el liderazgo del PSOE-A, todavía en manos de José Antonio Griñán, expresidente de la Junta de Andalucía y presidente de la Ejecutiva Federal. La jefa del Gobierno andaluz no está dispuesta a sufrir problemas de bicefalia, como le pasó a Manuel Chaves ante el empuje de Griñán por la Secretaría General del partido en Andalucía.

Díaz no parecía tener prisa en tomar las riendas del poder orgánico. Prefería seguir siendo la líder del PSOE sevillano y suceder a Griñán para cuando estuviera más asentada en el Palacio de San Telmo, pero el pasotismo del presidente de la Junta en su cargo en la calle San Vicente (la sede regional que apenas visita) y las declaraciones de Chaves del pasado domingo en los diarios del grupo Joly pidiendo un paso atrás de Griñán han hecho ver a Díaz la necesidad de la urgencia del relevo.

Griñán tampoco rechaza de plano una sucesión rápida para Díaz, pero exhibe todavía músculo político al no estar dispuesto a que su examigo Chaves le imponga los tiempos, y mucho menos a que alguien que ahora mismo carece de un puesto relevante en el partido y que está en fuera de juego orgánico e institucional, tanto en la Ejecutiva Federal como en Andalucía, le diga cuándo tiene que dejar el cargo.

Fuentes de la Ejecutiva Regional del PSOE de Andalucía critican que Chaves se haya metido por medio en este tema cuando “estaba claro que íbamos a convocar un congreso extraordinario tras la Conferencia Política de noviembre”. “Chaves se apunta ahora, como si él tuviera iniciativa política, es increíble”, señalaron a El Confidencial estas mismas fuentes.

“Susana y Pepe Griñán hablan todos los días y seguro que lo tienen ya consensuado. Griñán lo está haciendo muy bien porque no interviene para nada en los temas andaluces, no opina ni de la composición del Gobierno ni de nada de eso”, subrayan a este diario fuentes próximas a la Presidencia de la Junta de Andalucía, que no ven la necesidad de una dimisión inmediata de Griñán de su escaño de diputado autonómico, por el que no cobra tras ser nombrado senador. “Dejará de ser diputado cuando deje de ser secretario general en Andalucía”, indicaron las fuentes consultadas. Sólo percibe de la Cámara las dietas de desplazamiento para ir a Madrid desde Sevilla: 800 euros al mes.

Ser senador le ha supuesto a Griñán unos ingresos de 2.813,91 euros brutos al mes, más 1.822,38 euros cada treinta días en concepto de indemnización por proceder de otra circunscripción distinta a Madrid. El sueldo anual ascenderá a 68.172 euros, 5.000 euros más de lo que cobraba como presidente de la Junta: 63.808. En la declaración de bienes y renta hecha pública en la página web del Senado, hay que añadir los trienios acumulados, lo que arroja un saldo de 71.106 euros.

Como publicó El Confidencial el pasado jueves, Griñán ocupará también el puesto de vicepresidente segundo de la Comisión de Empleo de la Cámara Alta. Una responsabilidad por la que percibirá un complemento mensual de 1.046 euros a su asignación como senador. También es miembro de la Comisión de las Comunidades Autónomas del Senado, donde ejercerá como viceportavoz.

Susana Díaz Manuel Chaves Andalucía
El redactor recomienda