EL JURADO LO CONSIDERA “CULPABLE” POR EXIGIR UNA COMISIÓN ILÍCITA DE 300.000 EUROS

Caso Mercasevilla: Rivas, primer ex alto cargo de la Junta condenado en la etapa de Griñán

Antonio Rivas es el primer ex alto cargo de la Junta condenado por corrupción en la etapa de Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Rivas, hombre

Foto: Caso Mercasevilla: Rivas, primer ex alto cargo de la Junta condenado en la etapa de Griñán
Caso Mercasevilla: Rivas, primer ex alto cargo de la Junta condenado en la etapa de Griñán

Antonio Rivas es el primer ex alto cargo de la Junta condenado por corrupción en la etapa de Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Rivas, hombre próximo al exconsejero de Empleo José Antonio Viera, investigado en caso de los EREs falsos, fue considerado el miércoles “culpable” por el jurado popular (ocho votos favorables frente a uno en contra) del caso Mercasevilla tras 48 horas de deliberación.

La Fiscalía solicita 900.000 euros e inhabilitación por 21 meses para Rivas y para los exdirectivos de Mercasevilla Fernando Mellet y Daniel Ponce por haber exigido a los hosteleros del grupo La Raza una comisión ilícita de 300.000 euros a cambio de concederles la gestión de la escuela de hostelería (aquí las conversaciones que destaparon la trama). Las mordidas denunciadas por la Fiscalía finalmente se elevaron a 450.000 euros. La exdirectora de Proyectos de la Fundación Mercasevilla, Regla Pereira, ha sido absuelta. Los abogados de Mellet y Ponce han anunciado que recurrirán la decisión del jurado.

Como publicó El Confidencial, cuando faltaban pocas horas para el alumbrado de la Feria de Abril de 2010, Rivas dimitió por su imputación en un presunto cohecho por pedir una comisión ilegal. No fue el Gobierno de Griñán quien le obligó a dejar el cargo, sino el PSOE. Susana Díaz, entonces recién elegida secretaria de organización de los socialistas andaluces, convenció a Rivas de la necesidad de dar un paso atrás para quitarse la presión política y mediática de este caso. El ya exdelegado abandonó su despacho del número 21 de la avenida de la República Argentina un mes después que su exjefe, el consejero Antonio Fernández, perdiera la confianza del presidente de la Junta y también el cargo.

Mi imputación es injusta y carente de pruebas. Yo no quiero ser coartada de la derecha”. Con estas palabras intentó justificar su imputación. El exdelegado de Empleo se convirtió en el objetivo político del que fuera presidente del PP-A, Javier Arenas, en el pleno del Parlamento de Andalucía, en el rifirrafe con Griñán. “Si quieres hablamos del caso Gürtel, pero ustedes siguen manteniendo a un imputado como delegado de Empleo”, arremetió Arenas.

Griñán arropó hasta a Rivas hasta el último momento. Incluso le piropeó. “Me enteré ayer que iba a presentar la dimisión. Es una decisión que le honra. Él tenía la intención de dejar el cargo, sabiendo que se iba a producir un cambio en el organigrama de la Junta y así le ha podido dejar las manos libres”. Para no dimitir, el exdelegado de Empleo se amparó en un auto de la juez con “indicios débiles” contra él. Esta imputación se basaba en la declaración policial del exdirectivo de Mercasevilla Fernando Mellet y el Tribunal Supremo exige que, en estos casos, haya "una mínima corroboración" de su culpabilidad.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios