Es noticia
Menú
PSOE y Unidas Podemos no logran un acuerdo con ley trans y aplazan la batalla
  1. España
Choque de los socios en el Congreso

PSOE y Unidas Podemos no logran un acuerdo con ley trans y aplazan la batalla

Los dos grupos celebran el tono de la reunión de dos horas en la que han pactado incluir varias enmiendas, pero en la que no han abordado los aspectos más polémicos. Votarán divididos en comisión, en dos semanas

Foto: Irene Montero, en una imagen de archivo. (EFE/Borja Sánchez Trillo)
Irene Montero, en una imagen de archivo. (EFE/Borja Sánchez Trillo)

PSOE y Unidas Podemos se jactan hoy de los avances en las negociaciones sobre la ley trans, pero no han logrado un acuerdo que evite que, en apenas dos semanas, vayan a dividirse al votar sobre las enmiendas presentadas por el PSOE a esta norma. Durante la tarde de este miércoles, tras la primera y única reunión prevista de la ponencia de una de las leyes que les mantienen fuertemente tensionados y que han marcado sus discursos esta semana, ni siquiera hen hecho mención a los puntos de desencuentro, las enmiendas planteadas por los socialistas a la ley aprobada en Consejo de Ministros. Llegarán 'vivas' a la comisión.

Con el dictamen de la norma ya aprobado, dan patada hacia adelante, y dejarán ver las costuras de la coalición en la votación prevista para el 12 o el 13 de diciembre, cuando el PSOE previsiblemente se quedará sin apoyos para sus enmiendas más polémicas -el PP asegura que no las apoyará-, y por tanto el escenario más plausible es que el texto se tramite tal y como está redactado en lo que toca a esas materias. Ni los socialistas han contemplado retirar estas enmiendas, ni Unidas Podemos acepta ningún "retroceso" en la norma, en palabras de su portavoz en materia de Igualdad, Sofía Castañón. Su homóloga en el PSOE, Andrea Fernández, ha afirmado que el ánimo de su partido es "negociador", y ha asegurado que trabajarán "con todo el arco parlamentario", sin mencionar estas enmiendas.

Tras dos horas de reunión sí han logrado acuerdos: los distintos grupos -hasta el PP, en dos casos- han aceptado incluir varias enmiendas a la norma, además de acordar dos enmiendas transaccionales. Las enmiendas más polémicas de los socialistas aboga por imponer un aval judicial para que los menores de entre 14 y 16 años puedan cambiar de sexo en el registro civil, un extremo por el que UP no quiere pasar, si bien también reclaman cambios en lo que toca a la reversibilidad del cambio de sexo o sobre la violencia intragénero.

Foto: Irene Montero, en un acto del partido este fin de semana. (EFE /Borja Sánchez Trillo)

Los dos grupos acudieron a la reunión de la ponencia tras asumir que podrían afrontar entre tres y cuatro escenarios, en función de los planteamientos del otro, siempre centrados en las enmiendas de la discordia. El gran desencuentro llegó el lunes, cuando el PSOE comunicó a Unidas Podemos que no retiraría las enmiendas que sus socios llevaban tres semanas reclamando dejar fuera de la mesa de negociaciones.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, alertó entonces de que los socialistas podrían recibir el apoyo del Partido Popular para sacar adelante sus enmiendas, y durante estos días han advertido de que sólo hay dos mayorías posibles para sacar la norma adelante: o con Unidas Podemos y el bloque de investidura, o con el PP. A pesar de estos recelos, el PP ya ha dejado claro que no salvará esta norma salvo que el PSOE acepte sus enmiendas, que supondrían vaciar la ley de contenido, algo que nadie contempla. Los socialistas interpretan estos movimientos como intento de presionarles, además de favorecer que sus socios se hagan con esta bandera.

Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero. (EFE/Fernando Villar)

Hoy, Fernández ha criticado la actuación de Vox, que "ha venido a dinamitar el trabajo" de la ponencia, y ha criticado que no hubieran trabajado estas enmiendas. En menor medida, desde el PSOE criticaban también la actuación del PP, si bien insistían en que las conversaciones "han ido muy bien". Ha sido "un trabajo muy fructífero", en palabras de Castañón, que presumía de la "intensidad" del trabajo en esta ponencia.

Vendía los acuerdos alcanzados como "un avance innegable", y se mostraba rotunda con la posición que defenderá su grupo: "No retroceder", afirmaba, sobre el texto que consensuaron PSOE y UP en Consejo de Ministros. Sobre si las enmiendas del PSOE serán tumbadas en comisión, Castañón se reafirmaba: "Habrá que verlo", sostenía, antes de insistir en que no aceptarán "ningún retroceso".

PSOE y Unidas Podemos se jactan hoy de los avances en las negociaciones sobre la ley trans, pero no han logrado un acuerdo que evite que, en apenas dos semanas, vayan a dividirse al votar sobre las enmiendas presentadas por el PSOE a esta norma. Durante la tarde de este miércoles, tras la primera y única reunión prevista de la ponencia de una de las leyes que les mantienen fuertemente tensionados y que han marcado sus discursos esta semana, ni siquiera hen hecho mención a los puntos de desencuentro, las enmiendas planteadas por los socialistas a la ley aprobada en Consejo de Ministros. Llegarán 'vivas' a la comisión.

Irene Montero