Es noticia
Menú
Vox abandona el hemiciclo tras expulsar la Presidencia a una diputada por decir "filoetarras"
  1. España
Tensión en el Congreso

Vox abandona el hemiciclo tras expulsar la Presidencia a una diputada por decir "filoetarras"

Rodríguez Gómez de Celis ha retirado este martes la palabra a Patricia Rueda tras reclamarle en dos ocasiones que retirara la palabra 'filoetarras', para que no constara en el diario de sesiones

Foto: Patricia Rueda y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, durante su discusión. (EFE/Fernando Alvarado)
Patricia Rueda y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, durante su discusión. (EFE/Fernando Alvarado)

El recuerdo de los insultos de la diputada de Vox Carla Toscano a la ministra de Igualdad, Irene Montero, está muy presente en el Congreso de los Diputados, como también lo están las críticas a la Presidencia de la Cámara por su pasividad ante estas palabras. El vicepresidente primero, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha retirado este martes la palabra a otra diputada del partido de Santiago Abascal, Patricia Rueda, tras reclamarle en dos ocasiones que retirara la palabra "filoetarras", para que no constara en el diario de sesiones.

"Este Gobierno ningunea a Málaga y a las regiones que son fieles a España, y premia a filoetarras, nacionalistas y golpistas", afirmó Rueda, ante lo que Gómez de Celis, entonces en la Presidencia —como ocurrió cuando Toscano atacó a Montero—, le reclamó que retirara el término filoetarras, advirtiéndole de que le quitaría la palabra en caso contrario. La diputada dedicó más tiempo a discutir con el presidente, fuera de micrófono, que a su breve intervención, con los diputados de su grupo aplaudiendo, en pie.

Tras tres llamamientos, Gómez de Celis le retiró la palabra, mientras Rueda gritaba "¡Me estás coartando!". Tras esto, los diputados de Vox han abandonado el hemiciclo durante varios minutos. A su salida, el portavoz de esta formación, Iván Espinosa de los Monteros, ha denunciado que quien entonces ostentaba la Presidencia, en sustitución de Meritxell Batet, "no sabe impartir el orden", y le ha afeado que permita que se refieran a su grupo como "ultraderecha".

Espinosa ha justificado el uso de este término —"Hablaba del brazo político de ETA"— y ha apuntado que presentarán "los escritos oportunos" para que quede constancia de su queja. Ni siquiera debatían ninguna iniciativa polémica, solo una proposición no de ley (PNL) del grupo socialista en apoyo a la candidatura de Málaga para acoger la Expo 2027.

Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero, conversa con un diputado del PP, Guillermo Mariscal. (EFE/Zipi)

Minutos antes, el propio Espinosa ya lamentó que algunos grupos se refieran a su formación con la palabra ultraderecha o tachándoles de "fascistas", y Batet, entonces en la Presidencia, rechazó actuar ante "calificativos ideológicos" equiparables, decía, a los términos "ultraizquierda o extrema izquierda".

El jueves, Unidas Podemos promovió una declaración contra la "violencia política" tras las palabras de Toscano, si bien finalmente tuvo que conformarse con una fotografía con el resto de grupos. Este martes, el presidente del grupo confederal, Jaume Asens, ha planteado este martes una reforma del Código Ético que deben acatar sus señorías, para endurecerlo e introducir sanciones económicas que ayuden a acabar con los insultos. De momento, el resto de grupos ha respondido con frialdad, sin que ninguno de ellos recogiera claramente este guante.

El recuerdo de los insultos de la diputada de Vox Carla Toscano a la ministra de Igualdad, Irene Montero, está muy presente en el Congreso de los Diputados, como también lo están las críticas a la Presidencia de la Cámara por su pasividad ante estas palabras. El vicepresidente primero, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha retirado este martes la palabra a otra diputada del partido de Santiago Abascal, Patricia Rueda, tras reclamarle en dos ocasiones que retirara la palabra "filoetarras", para que no constara en el diario de sesiones.

Irene Montero Vox
El redactor recomienda