Es noticia
Menú
El colombiano al que acusan de 13 asesinatos pide asilo: "No me envíen allí a morir"
  1. España
COMPARECE EN LA AUDIENCIA NACIONAL

El colombiano al que acusan de 13 asesinatos pide asilo: "No me envíen allí a morir"

Ramírez es un "mando medio" de Los Monacho, una organización criminal dedicada "a la comisión de asesinatos selectivos" para hacerse con el control de la venta de droga

Foto: El presunto sicario Jesús Alejandro Ramírez, en el momento de su detención. (YouTube: Movistar Plus)
El presunto sicario Jesús Alejandro Ramírez, en el momento de su detención. (YouTube: Movistar Plus)

La Audiencia Nacional celebró este martes una vista para decidir si extradita a Colombia a Jesús Alejandro Ramírez, un presunto sicario conocido como Pepe al que en su país natal acusan de ordenar 13 asesinatos. La Policía lo detuvo el pasado abril en Lanzarote y la Fiscalía pide entregarle, pero la defensa trata de mantenerle en España a toda costa y ya ha pedido asilo para él. "Les ruego que no me envíen allí a morir", suplicó Ramírez al tribunal, cuya decisión final se conocerá en las próximas semanas.

La Justicia colombiana describe a Ramírez como un "mando medio" de Los Monacho, una organización criminal dedicada "a la comisión de asesinatos selectivos" para controlar la venta de droga en la ciudad de Guadalajara de Buga Valle. La banda lleva el nombre de su presunto líder, Yeferson Andrés López Ramírez, un delincuente que utiliza el alias de Monacho y al que acusan de ser el autor intelectual de más de una decena de asesinatos desde su detención y encarcelamiento en 2015.

Foto: Agentes en el lugar del primer atentado que los condenados perpetraron en Benahavís. (EC)

En el caso concreto de Ramírez, Colombia lo vincula con 13 asesinatos cometidos entre 2019 y 2021. "Disponían de armas que utilizaban de forma indistinta para cometer los referidos crímenes, todos ellos acaecidos en los (...) lugares de predominio de la organización, donde se disputaba el territorio con terceros", explica la Fiscalía. Entre las víctimas, también se encontrarían agentes colombianos y, en meses como marzo de 2019, los investigadores apuntan a que asesinaron hasta a tres personas en 24 días.

Tras la detención de algunos de los miembros de Los Monacho, los investigadores ya hallaron un "arma propiedad de la Policía Nacional" y varios cartuchos. "La mayor parte de los componentes de la organización se hallan en prisión en el Estado reclamante a la espera de juicio", resume la Fiscalía. Pese a ello, Ramírez logró escapar y puso rumbo a España, donde el equipo de fugitivos de la Policía Nacional comenzó a estrechar el cerco y terminó por dar con su escondite el 29 de abril en Lanzarote.

Foto: Traslado de dos detenidos en esta investigación. (Policía Nacional)

La operación se relata en uno de los capítulos de 'Fugitivos', de Movistar Plus, que muestra las imágenes de la detención y cómo el propio Ramírez expresa a los policías su temor a ser asesinado si le envían de vuelta a Colombia: "¿Sabes que tenías algo pendiente en Colombia, Jesús?", le pregunta uno de los agentes. "Yo no sabía. Yo me vine de allá porque me iban a matar", responde el fugitivo antes de asegurar que su intención era pedir asilo. "La sangre ya está. Me están amenazando. Mataron a mi tío. Están extorsionando a mi padre". "Yo puedo colaborar con todo lo que ustedes me pidan. Lo único que yo quiero es no volver allá, porque allá me matan si yo vuelvo".

Cinco meses después de lanzar aquella advertencia, Ramírez volvió a la carga ante la Audiencia Nacional. Su defensa reconoció que la petición inicial de asilo ha sido denegada, pero incidió en que van a recurrir esta decisión. La Fiscalía, sin embargo, argumentó que dicho recurso no evita la extradición: la "reclamación no tiene motivación política", "la jurisdicción es de las autoridades colombianas" y los "delitos no han prescrito". En concreto, 13 por homicidio agravado y otro por tenencia de armas.

La Audiencia Nacional celebró este martes una vista para decidir si extradita a Colombia a Jesús Alejandro Ramírez, un presunto sicario conocido como Pepe al que en su país natal acusan de ordenar 13 asesinatos. La Policía lo detuvo el pasado abril en Lanzarote y la Fiscalía pide entregarle, pero la defensa trata de mantenerle en España a toda costa y ya ha pedido asilo para él. "Les ruego que no me envíen allí a morir", suplicó Ramírez al tribunal, cuya decisión final se conocerá en las próximas semanas.

Audiencia Nacional Colombia
El redactor recomienda