Es noticia
Menú
Un informe eleva a 4,5 M el dinero estafado a UGT por la hija de la diputada del PSOE
  1. España
gastó parte del dinero en viajes de lujo

Un informe eleva a 4,5 M el dinero estafado a UGT por la hija de la diputada del PSOE

Una auditoría interna de UGT señala que su antigua empleada habría fabricado hasta 657 cheques falsos para vaciar las cuentas del sindicato con la ayuda de al menos otras cuatro personas

Foto: El secretario general de UGT, Pepe Álvarez. (EFE/Raquel Manzanares)
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez. (EFE/Raquel Manzanares)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

UGT sospecha que el agujero que habría provocado en sus cuentas Mayka Tomás López, una exempleada de su área de administración que es hija de la diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid Carmen López, es mayor de lo que pensaba hasta ahora. Una auditoría interna encargada por el sindicato ha elevado la cantidad presuntamente defraudada por esta antigua trabajadora hasta los 4,5 millones de euros, más del doble de la cifra que se manejaba. La acusada gastó parte de esa cifra en viajes de lujo por todo el mundo a los que invitó a decenas de conocidos y también repartió dinero entre allegados para que lo utilizaran libremente. Pero aún no se ha podido identificar el destino de la totalidad de los fondos estafados, según han reconocido a El Confidencial fuentes de UGT.

El sindicato remitió el pasado junio la auditoría interna al Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid que dirige las diligencias contra su exempleada. Además de la propia Mayka, están imputados su marido, David G., y tres amigas que habrían colaborado en el desvío de los fondos de UGT y se quedaron con algunas cantidades para su propio disfrute. Una de las investigadas, Raquel M., ha reconocido en sede judicial que Mayka le entregó 21 cheques falsos con cargo a las cuentas del sindicato por valor de 43.714 euros y ya ha devuelto esa cantidad. Declaró al juez que pensaba que su amiga le había dado ese dinero porque sabía que se encontraba en una situación económica difícil y que nunca creyó que tuviera un origen irregular.

Foto: El ex secretario general del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) Madrid, Luis Miguel López Reillo. (EFE/Fernando Alvarado)

Mayka y el resto de acusados se habrían aprovechado del caos contable de UGT Madrid, al menos, desde el año 2014. El sindicato tramita gratuitamente a todos sus afiliados las reclamaciones de cantidad al Fogasa (Fondo de Garantía Salarial) y ofrece el mismo servicio a cualquier otro trabajador a cambio de una comisión del 10% sobre el importe gestionado. Para asegurarse el cobro de este último porcentaje, las indemnizaciones llegan a las cuentas de UGT y, posteriormente, el sindicato las transfiere a los beneficiarios finales.

La Fiscalía considera acreditado indiciariamente que Mayka emitió cheques contra las cuentas de UGT a favor de trabajadores ficticios o que no tenían ningún tipo de pago pendiente. Hasta ahora, las pesquisas son en torno a 174 pagarés supuestamente fraudulentos, pero la auditoría interna del sindicato también incrementa esa cifra hasta los 657.

La inspección ha comprobado que muchos de estos cheques carecían de cualquier tipo de expediente o documento que acredite la existencia de una solicitud real de cantidad al Fogasa. Otros fueron emitidos a favor de empleados que no aparecen en ninguna base de datos o de personas que supuestamente cobraron dos o más cheques. Con todo, las mayores dudas afectan a los documentos de pago que tenían como beneficiario a alguno de los cinco sospechosos.

Foto: El ex secretario general del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) Madrid Luis Miguel López Reillo. (EFE/Fernando Alvarado)

En UGT, sostienen que es imposible que Mayka perpetrara esta estafa y consiguiera mantenerla tantos años en funcionamiento sin la ayuda de otros empleados. El sumario apunta a que ella y el resto de investigados utilizaban una goma que borra tinta para eliminar los nombres de los beneficiarios que figuraban en los cheques y escribir los suyos.

Sin embargo, la exempleada del área de administración no tenía firma para emitir los pagarés. Solo cuatro altos cargos de UGT Madrid podían autorizarlos. Entre ellos, se encontraban el secretario general, Luis Miguel López Reillo, que dimitió el pasado diciembre cuando saltó el escándalo, y el también ya extesorero Clemente Sánchez. Aunque no hubieran apreciado nada extraño en los nombres, en el sindicato no entienden por qué llegaron a tramitarse 657 cheques por valor de 4,5 millones sin que saltaran antes las alarmas.

Las diligencias ya han conseguido averiguar qué ocurrió con parte del dinero. La hija de la diputada autonómica del PSOE hizo numerosos viajes con su marido a destinos como Laponia, Tanzania, Dubái, Miami y Maldivas. El dinero de UGT no solo sirvió para pagar los vuelos y estancias de la pareja. La exempleada también se llevó a esos destinos a amplios grupos de amigos con todos los gastos pagados. En otros casos, la teórica cabecilla regaló cheques a personas de su entorno para que directamente se quedaran con el dinero. Pero aún queda por localizar un amplio porcentaje de los fondos supuestamente sustraídos.

Foto: La diputada del PSOE Carmen López. (EFE/Emilio Naranjo)

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional está reconstruyendo las operaciones. En su mayoría, se realizaron a través de bancos nacionales mediante transferencias y retiradas de efectivo comunes, por lo que el esclarecimiento de los hechos no debería entrañar demasiadas dificultades.

La principal imputada y su marido se negaron a declarar la semana pasada en sede judicial, alegando que sus abogados no habían tenido tiempo de estudiar la causa. Se les atribuyen los delitos continuados de estafa y falsedad documental. El sindicato está personado como acusación particular y aspira a recuperar la mayor cantidad posible del dinero desviado. La madre de la investigada, Carmen López, antigua secretaria general de UGT en el sector de la Sanidad, se niega a entregar su acta de diputada de la Asamblea.

UGT sospecha que el agujero que habría provocado en sus cuentas Mayka Tomás López, una exempleada de su área de administración que es hija de la diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid Carmen López, es mayor de lo que pensaba hasta ahora. Una auditoría interna encargada por el sindicato ha elevado la cantidad presuntamente defraudada por esta antigua trabajadora hasta los 4,5 millones de euros, más del doble de la cifra que se manejaba. La acusada gastó parte de esa cifra en viajes de lujo por todo el mundo a los que invitó a decenas de conocidos y también repartió dinero entre allegados para que lo utilizaran libremente. Pero aún no se ha podido identificar el destino de la totalidad de los fondos estafados, según han reconocido a El Confidencial fuentes de UGT.

UGT PSOE Delincuencia
El redactor recomienda