Es noticia
Menú
Marlaska buscará relevo en la 'silla caliente' de la Policía: el jefe de la UDEF se jubila
  1. España
MINISTERIO DEL INTERIOR

Marlaska buscará relevo en la 'silla caliente' de la Policía: el jefe de la UDEF se jubila

El comisario Moré se retira en febrero tras cuatro años y medio al frente de la unidad de élite contra la corrupción. Le nombró Zoido después de descartarle en una primera convocatoria

Foto: El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. (EFE)
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, deberá buscar un recambio al frente de la UDEF, la unidad de élite de la Policía Nacional en la lucha contra la corrupción. Este puesto ha sido considerado en los últimos años una ‘silla caliente’ en el cuerpo, siempre sujeto a presiones. Sus integrantes conviven bajo el foco al ser el departamento encargado de investigar las tramas que afectan a los partidos políticos. Su actual responsable, Fernando Moré, se jubila el próximo 26 de febrero, según informan a El Confidencial fuentes policiales. Esta plaza, especialmente sensible, quedará vacante en el ecuador de la legislatura a la espera de un nuevo dueño.

Moré ha dirigido la UDEF durante los últimos cuatro años y medio, marcados por un perfil bajo en comparación con épocas pasadas, de mayor exposición mediática y ritmo de operaciones. Fue nombrado durante el Gobierno del PP por el ministro Juan Ignacio Zoido en julio de 2017. Aquel proceso de nombramiento reflejó las dificultades para cubrir el puesto. Acumulaba un año y tres meses de interinidad. Eran los tiempos en que la Policía se recuperaba del controvertido mandato del comisario principal Eugenio Pino. Bajo su Dirección Adjunta Operativa anidó la camarilla policial que integraba, entre otros, el polémico policía José Villarejo, juzgado estos días en la Audiencia Nacional.

Cargo de confianza

Dirigir una unidad se entiende como un impulso en la carrera de cualquier mando policial. Sin embargo, la UDEF no provocó ni mucho menos un aluvión de candidatos en 2017. Tanto es así que fueron necesarias dos convocatorias porque el ministro Zoido declaró desierto el primer concurso al no hallar el perfil idóneo. Se acabó decantando por Moré pese a haberlo descartado unos meses antes. El jefe de la UDEF es un cargo de libre designación, es decir, depende de la confianza de los responsables de la Policía y el Ministerio del Interior.

Foto: Foto: EFE/Emilio Naranjo.

Grande-Marlaska mantuvo a Moré cuando llegó al Ministerio del Interior en junio de 2018. Tampoco hizo cambios en la Comisaría General de Policía Judicial de la que depende la UDEF. Tras la jubilación en verano de 2020 de su comisario general, Eloy Quirós, el ministro aupó a su número dos, Rafael Pérez Pérez. Era un relevo natural que gozaba de la confianza de sus compañeros, según relatan las fuentes policiales consultadas.

El antecesor de Moré antes del periodo interino, Manuel Vázquez, acaba de ser imputado en la pieza en la que se investigan los encargos del BBVA a Villarejo. La sospecha de la Fiscalía es que usaban la UDEF para blanquear e impulsar las investigaciones que realizaba el comisario jubilado para sus negocios privados o bajo el mando de Pino. Al mismo tiempo, el PP llegó al Gobierno en 2011 señalando esta unidad como una “policía política” al servicio del exministro del Interior ya fallecido Alfredo Pérez Rubalcaba. Solo dos años antes, la UDEF había iniciado la operación Gürtel, el potro de tortura de los populares durante más de una década.

De Gürtel a Neurona

Tras la Gürtel vino el caso Pujol. El expresidente catalán popularizó las siglas de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal preguntándose en un programa de televisión “qué coño es eso de la UDEF”, que ya entonces cercaba los negocios ilícitos de su clan familiar. Creada en 2005 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, uno de sus primeros casos fue la corrupción en Marbella. Los papeles de Bárcenas, Ausbanc, Manos Limpias, Brugal, son otras operaciones por las que el nombre de esta unidad ocupó las crónicas policiales, judiciales y políticas.

Foto: Pablo Iglesias. (EFE)

La UDEF es la encargada de investigar desde hace casi dos años la presunta financiación irregular de Podemos en el caso Neurona. Está pendiente la elaboración de un informe sobre los costes de los trabajos que pagó el partido a una consultora mexicana para la campaña de las elecciones generales de 2019. Ese trabajo marcará el rumbo de unas pesquisas por las que están imputados altos cargos del partido morado y de la que dependen otras piezas como la que afecta a uno de sus fundadores, Juan Carlos Monedero.

Uno de los investigadores más conocidos de la UDEF es el inspector Manuel Morocho, tan alabado como cuestionado dentro y fuera del cuerpo. Este policía ha comparecido en multitud de ocasiones ante los jueces que investigaban al PP y el año pasado acudió a dar su testimonio a la comisión del Congreso de los Diputados que investiga el presunto espionaje policial a Luis Bárcenas. Allí relató todo tipo de presiones de sus superiores incluso en la actualidad. Destinado ya en otras funciones, Morocho dejó un poso amargo al lamentar que no exista un reconocimiento de la labor de los agentes como él y su equipo, ni un estatus atrayente para que nuevas personas quieran trabajar en estos asuntos.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, deberá buscar un recambio al frente de la UDEF, la unidad de élite de la Policía Nacional en la lucha contra la corrupción. Este puesto ha sido considerado en los últimos años una ‘silla caliente’ en el cuerpo, siempre sujeto a presiones. Sus integrantes conviven bajo el foco al ser el departamento encargado de investigar las tramas que afectan a los partidos políticos. Su actual responsable, Fernando Moré, se jubila el próximo 26 de febrero, según informan a El Confidencial fuentes policiales. Esta plaza, especialmente sensible, quedará vacante en el ecuador de la legislatura a la espera de un nuevo dueño.

UDEF Ministerio del Interior Fernando Grande-Marlaska
El redactor recomienda