Es noticia
Menú
La niña que evitó al asesino de Lardero: "Me ofreció cuidar de unos pajaritos"
  1. España
Acusado de asesinar al pequeño Álex

La niña que evitó al asesino de Lardero: "Me ofreció cuidar de unos pajaritos"

La menor, que declara hoy en el juzgado de instrucción, explicó a los investigadores que el monstruo de Lardero se acercó a ella en varias ocasiones

Foto: Llegada del coche policial al juzgado de Logroño con Francisco Javier Almeida. (EFE/Raquel Manzanares)
Llegada del coche policial al juzgado de Logroño con Francisco Javier Almeida. (EFE/Raquel Manzanares)

El monstruo de Lardero ha regresado hoy a Logroño. El hombre, acusado de asesinar al pequeño Álex, de nueve años, el pasado 21 de octubre de 2021, ha querido presenciar la declaración de dos menores de edad, aunque finalmente solo les ha podido escuchar, porque su señoría ha decidido colocar un biombo delante de él. El principal testimonio ha sido el de la menor 1. Esta niña de 12 años ha aportado muchísimos datos.

El Confidencial ha accedido a su declaración: "De repente, este señor empezó a saludarme sin que yo supiera quién era, así que, un día que estaba con mis amigos, me acerqué a él y le pregunté si nos conocíamos. Me dijo que sí, que nos conocíamos de vista y luego me preguntó: '¿Quieres venir a mi casa a cuidar de unos pajaritos? Ya eres mayor y tienes fuerza y me ayudas también con la mudanza. Es que me acabo de trasladar'. Le dije que no. Entonces me preguntó mi nombre y luego me aseguró que él se llamaba Fran. Sé que eso es mentira porque había escuchado a una mujer diciendo que se llamaba Patxi (Francisco). Cuando llegué a casa, se lo conté a mis padres y ellos avisaron a los demás padres para que advirtieran a sus hijos".

Foto: Lardero, la última escena del crimen del merodeador de niños. Foto: Efe

No fue la única ocasión en la que se le acercó. “Una vez se sentó a mi lado en un banco del parque y trató de iniciar una conversación conmigo. Le dije que le iba a preguntar a mi madre si podía hablar con él y él me respondió que me olvidara, que no quería problemas con nadie. Otra vez se sentó en un banco detrás de mí y de una amiga mía. Avisé a mi padre, me cogió y nos fuimos a casa. Francisco nos siguió. Vi cómo él se nos adelantó y se escondió para averiguar dónde vivía. Así que decidimos entrar por el garaje en vez de por el portal, para que no supiese dónde vivo. Otro día este señor estaba mirando por la ventana de su casa, así que todos los menores le hicimos creer que nos estábamos haciendo un selfi, pero en realidad le sacamos una foto a él. Se la di a mis padres para que le reconocieran”.

Esta niña no fue el único objetivo del monstruo de Lardero. "Otra vez vi cómo se acercaba a una niña de nueve años, le pidió que le acompañara a casa con la excusa de que le iba a dar unos caramelos. El día en que desapareció Alejandro, yo llegué con un amigo a la plaza y vi a unos niños pequeños disfrazados. Estaban jugando. Les dije que sus disfraces eran muy bonitos y originales. Jugamos con ellos un rato y luego me senté con mi amigo en un banco de la plaza. Fue entonces cuando vimos a este señor sentado en otro banco. No paraba de mirar a los menores. Serían las 19.55". La niña no llegó a presenciar cómo Almeida se llevó al pequeño Alex, porque ocurrió minutos después de que se fuese a casa.

Foto: Concentración en Lardero en el parque en el que se vio por última vez a Álex. (EFE)

Mientras, el procedimiento judicial continúa. La familia de Álex se queja de no poder tener acceso al expediente de libertad condicional, entre otras pruebas que se le están denegando. Al parecer, le han pedido en numerosas ocasiones que les entregue los informes que permitieron al monstruo de Lardero estar en libertad, pero su señoría se los niega una y otra vez. La abogada de la asociación Clara Campoamor y de la familia, Alicia Redondo, asegura: “Esos informes son imprescindibles y necesarios. Tenemos derecho a saber si el Estado actuó bien dejando a este individuo en libertad a pesar del peligro que suponía. Queremos saber si hay algún tipo de responsabilidad por parte del Estado”.

El monstruo de Lardero ha regresado hoy a Logroño. El hombre, acusado de asesinar al pequeño Álex, de nueve años, el pasado 21 de octubre de 2021, ha querido presenciar la declaración de dos menores de edad, aunque finalmente solo les ha podido escuchar, porque su señoría ha decidido colocar un biombo delante de él. El principal testimonio ha sido el de la menor 1. Esta niña de 12 años ha aportado muchísimos datos.

Sucesos
El redactor recomienda