Es noticia
El crimen de Lardero, el caso que podría poner en jaque al sistema penitenciario
  1. España
así es el asesino de lardero

El crimen de Lardero, el caso que podría poner en jaque al sistema penitenciario

Álex, de 9 años, murió en Lardero a manos de un asesino que rondó a otros menores y cumplió condena por agresión sexual, asesinato y abuso a niños ¿Fue un fallo concederle el tercer grado?

Foto: Lardero, la última escena del crimen del merodeador de niños. Foto: Efe
Lardero, la última escena del crimen del merodeador de niños. Foto: Efe

Lardero, un municipio riojano próximo a la capital de Logroño, ha vivido los peores días de su historia. Muchos padres y madres de la localidad confirmaron el pasado 29 de octubre sus peores sospechas. Días antes, algunos vecinos habían alertado a las autoridades de que un hombre había estado "merodeando" por la zona y de que, según sus declaraciones, ya había tratado de llevarse a algún niño, hasta que finalmente lo consiguió. La víctima fue Álex, un niño de 9 años, y su asesino fue F.J. Almeida, un conocido de la Policía que fue condenado por agresión sexual y asesinato en 1998.

¿Qué pasó en Lardero?

El 29 de octubre, a Álex y sus compañeros les tocaba ir disfrazados a clase. Era por la tarde cuando el pequeño se fue a jugar con los demás a un parque situado junto al colegio Villa Patro, mientras el resto de padres se encontraban en el interior de un local que estaba cerca. Sobre las 20:25 de esa misma tarde, la madre de Álex llamó al número de emergencias de La Rioja alertando de la desaparición de su hijo. Nadie lo había visto.

Con la llegada de las autoridades al lugar, llegó la mala noticia. Los agentes encontraron en rellano de un portal de la calle Río Linares a Álex tendido, inconsciente. Junto a él, había un hombre, de 54 años, que fue detenido en ese mismo momento. Pese a la llegada de los sanitarios, no se pudo hacer nada por salvar la vida del menos, que murió en el momento.

Para entonces, el amplio despliegue policial que se había formado en torno al edificio ya había sido percibido por los vecinos, que se amontonaron tras el cerco policial clamando a gritos poder "linchar" al hombre que se estaban llevando preso. "Nos llamabais locos y solo veníais dos, y ahora ha tenido que morir un niño para que vengáis todos a proteger al asesino", afirmaba a Efe una vecina en referencia a la Policía. Otra de las presentes aseguró que días antes de que se produjera el crimen, ella misma había alertado a las autoridades al ver que ese mismo hombre había tratado de llevarse a su hija.

placeholder Homenaje en Lardero donde desapareció Álex. Foto: Efe
Homenaje en Lardero donde desapareció Álex. Foto: Efe

Dos días después de su arresto, un juzgado de Logroño decretó el ingreso en prisión provisional y sin fianza para F.J. Almeida debido al alto riesgo de fuga del acusado y por ser reincidente.

¿Quién es el 'monstruo de Lardero'?

En el momento en el que se supo que el presunto asesino de Álex había sido detenido, también salió a la luz su historial, que era más que amplio. Ese hombre que estaba justo al lado del cuerpo del menor y que permaneció impasible mientras lo esposaban, había sido condenado antes, en 1998, por agresión sexual y asesinato con alevosía a una agente inmobiliaria.

placeholder Trasladan al detenido en medio de los gritos de los vecinos de Lardero. Foto: Efe
Trasladan al detenido en medio de los gritos de los vecinos de Lardero. Foto: Efe

Según la sentencia del caso, el detenido acudió a una agencia en varias ocasiones para visitar un piso y, en la segunda ocasión, entró con la agente inmobiliaria en el interior de un domicilio y, en un momento dado, aprovechó para darle varios pinchazos hasta finalmente causarle la muerte inmediata con una puñalada en el corazón. Por estos hechos salió de prisión en 2020. Pero esos no fueron sus únicos crímenes. En 1993 fue condenado a siete años de prisión por agredir sexualmente a una vecina suya de tan solo 13 años de edad.

Todo esto; su historial, la reincidencia y el hecho de que estuviera viviendo en una zona residencial como Lardero paseándose ante los menores bajo la mirada de madres y padres sin que las autoridades hicieran nada ha levantado sospechas y polémicas sobre por qué un criminal de su calibre no estaba siendo vigilado.

¿Fue un error darle el tercer grado?

Más aún teniendo en cuenta que el preso salió antes de completar su condena porque el Ministerio de Interior le otorgó el tercer grado penitenciario en febrero de 2020, pese a contar con el criterio en contra de la Junta de Tratamiento de la cárcel, formada por profesionales que le tratan en prisión; una decisión en la que, según indicaron fuentes a este medio, hubo "discrepancias". Un par de meses después, el preso ya pudo disfrutar de la libertad condicional.

Tras el debate suscitado por la opinión pública, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguró que la decisión de otorgar el tercer grado a Almeida se hizo conforme al principio de legalidad y aunque reveló que antes de concederle la libertad condicional el acusado pudo disfrutar de 39 permisos, aseguró que nunca se produjo ninguna incidencia.

Pese a todo, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, ha anunciado este viernes que revisarán si hubo algún "problema concreto" en el protocolo que llevó a la concesión del tercer grado al detenido por matar a un niño de nueve años en Lardero (La Rioja) la semana pasada. "Sin duda habrá que revisar si ha ocurrido algún problema concreto en este protocolo", ha señalado.

Sucesos Agresión sexual Crimen Delincuencia
El redactor recomienda