Es noticia
Menú
Quién es Paz Esteban y qué papel tiene el CNI en la crisis del espionaje Pegasus
  1. España
Los socios de investidura pedían su cabeza

Quién es Paz Esteban y qué papel tiene el CNI en la crisis del espionaje Pegasus

La ya exdirectora del CNI se ha convertido en la primera víctima de la trama de espionaje de Pegasus a más de 60 independentistas, pero también al presidente del Gobierno y a Robles

Foto: ¿Quién es Paz Esteban, la hasta ahora directora del CNI? (EFE/Naranjo)
¿Quién es Paz Esteban, la hasta ahora directora del CNI? (EFE/Naranjo)

Paz Esteban se convirtió hace poco más de dos años en la primera mujer al frente del CNI y la única persona con carrera en "la casa" que accedía al cargo. Quería modernizar los servicios secretos, dar una imagen de cercanía y transparencia y llevar a cabo su transformación digital, un propósito que se ha tambaleado tras el caso de espionaje político con Pegasus que saltó a la palestra con la noticia inicial del espionaje, con aval judicial, a algunos políticos independentistas y se agravó a mayor escala cuando se hizo público el espionaje político al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Defensa, Margarita Robles o el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, entre otros miembros del Ejecutivo aún no confirmados.

Por la polémica generada por el espionaje con Pegasus, la ya exdirectora del CNI estaba en la cuerda floja y ha acabado siendo la primera víctima que se ha cobrado, hasta la fecha, la trama de espionaje que afectó a más de 60 políticos independentistas, a Sánchez o a Robles, cuyos teléfonos móviles fueron atacados por el mismo sistema espía según se ha mencionado ya. Los socios de investidura y Podemos habían pedido reiteradamente su cabeza al señalarla directamente como responsable de la infección de los terminales, si bien contaba con el apoyo inicial de la ministra Robles, que confió en ella para ponerla al frente del espionaje español y que había realizado recientemente una encendida defensa de su actuación en el Congreso.

Foto: La exdirectora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Paz Esteban. (EFE/Emilio Naranjo)

Esteban acudió el jueves 5 de mayo a la comisión de secretos oficiales para dar cuenta del espionaje a través de Pegasus en un intento de salvar la cara del CNI y su quehacer en los servicios de inteligencia, a los que ha dedicado casi cuarenta años de su vida profesional. No obstante, según ha podido saber El Confidencial, el organismo advirtió al Gobierno un año antes del supuesto espionaje a Sánchez y Robles de que el programa Pegasus estaba utilizando vulnerabilidades en los sistemas operativos de los teléfonos Android y Apple para sustraer información a políticos, activistas sociales y periodistas de todo el mundo.

La advertencia fue trasladada por el Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT), dependiente de los servicios de Inteligencia, a todos los departamentos de seguridad del Ejecutivo, incluida la Secretaría General de Presidencia, un puesto que en esa época ocupaba el actual ministro de Presidencia, Félix Bolaños. De hecho, como secretario general de presidencia en 2021, de su departamento dependía velar por el secreto de las comunicaciones y que el CCN-CERT 'limpiara' los teléfonos.

Foto: La ministra de Defensa, Margarita Robles, durante su comparecencia ante la comisión de Defensa del Congreso de los Diputados. (EFE/J.J. Guillén)

Esteban llegó a la dirección de la "casa" con el propósito de "dar un salto cualitativo" para hacerla "más moderna, más flexible e integrada", revisar su estructura interna, completar un "proyecto de transformación digital" y acercarla a la ciudadanía. Lo dijo en su toma de posesión, el 10 de febrero de 2020, en presencia de Robles. Cuando accedió al cargo, llevaba ya cinco meses como directora interina tras el retiro de Félix Sanz Roldán, que pasó a la reserva después de una década al frente y tras unos meses accidentados por los ataques que recibió de parte del excomisario José Villarejo.

Nacida en Madrid en 1958 y licenciada en Filosofía y Letras, fue una de las primeras mujeres que entró en el CNI, allá por el año 1983, cuando todavía era el Centro Superior de Información de la Defensa (CESID). Desde 2004 ha ocupado cargos en puestos de dirección. En 2010, al poco de que Sanz Roldán fuera nombrado director, pasó a ser la directora de su gabinete técnico y en 2017 ascendió a número dos como secretaria general. Estuvo junto a él durante toda su jefatura, en la que el general consiguió seguir al frente de los servicios secretos con gobiernos del PP y PSOE.

Fue una de las primeras mujeres que entró en el CNI, allá por el año 1983, cuando todavía era el Centro Superior de Información de la Defensa

Cercana con los suyos, detallista, exigente y meticulosa, en "la casa" se acogió con alegría su nombramiento. Para los suyos fue un "acierto al 100%" que valoraron entonces la estabilidad que iba a dar al organismo que vela por la seguridad nacional. Accesible aunque reservada en público y nada pagada de sí misma, sino más bien "como una madre", como la definen sus compañeros, Esteban ha estado siempre pendiente de sus empleados y deseosa de dotar a los trabajadores del CNI de un plan de carrera. "Quiero que nuestra sociedad, nuestros conciudadanos, puedan estar tranquilos y confiar en que su servicio de inteligencia va a trabajar y esforzarse por garantizar su seguridad, su progreso y bienestar", dijo durante su toma de posesión.

placeholder La directora del CNI, Paz Esteban y la ministra de Defensa, Margarita Robles. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
La directora del CNI, Paz Esteban y la ministra de Defensa, Margarita Robles. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Especialista en política internacional, ha comandado durante 15 años un organismo con alrededor de 3.500 trabajadores mezcla de civiles y militares, pero con una presencia cada vez más acentuada de los primeros, a los que ella pertenece. "Cuídense, cuiden su identidad digital y cuidemos todos nuestros datos". Con este ruego finalizó una de sus últimas intervenciones públicas presagiando lo que estaba por venir.

Paz Esteban se convirtió hace poco más de dos años en la primera mujer al frente del CNI y la única persona con carrera en "la casa" que accedía al cargo. Quería modernizar los servicios secretos, dar una imagen de cercanía y transparencia y llevar a cabo su transformación digital, un propósito que se ha tambaleado tras el caso de espionaje político con Pegasus que saltó a la palestra con la noticia inicial del espionaje, con aval judicial, a algunos políticos independentistas y se agravó a mayor escala cuando se hizo público el espionaje político al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Defensa, Margarita Robles o el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, entre otros miembros del Ejecutivo aún no confirmados.

Centro Nacional de Inteligencia (CNI) PSOE Margarita Robles Félix Sanz Roldán
El redactor recomienda