Es noticia
Menú
Pedro Sánchez logra el apoyo de las CCAA pese a rehuir el plan de choque fiscal ante la crisis
  1. España
CONFERENCIA DE PRESIDENTES

Pedro Sánchez logra el apoyo de las CCAA pese a rehuir el plan de choque fiscal ante la crisis

La reunión celebrada de La Palma se salda con un compromiso vago de rebajas fiscales a los sectores más afectados por el alza de precios y la crisis desatadas por la guerra en Ucrania

Foto: El Rey, junto a los presidentes antes del comienzo de la conferencia de La Palma. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
El Rey, junto a los presidentes antes del comienzo de la conferencia de La Palma. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

En tiempos de guerra europea, el presidente del Gobierno y los líderes de las 17 comunidades autónomas han dejado a un lado sus rencillas políticas y han acordado por primera vez una declaración conjunta en la que prometen unidad para intentar paliar los graves efectos humanitarios y económicos que ha generado la invasión rusa de Ucrania. Sin embargo, más allá de las buenas intenciones y un compromiso vago de "rebajas fiscales", no se han concretado la bajada general de impuestos a la luz, el gas y los carburantes, ni tampoco un plan de rescate industrial a los sectores más perjudicados por la subida de los precios, como le solicitaban las regiones del PP. El presidente, Pedro Sánchez, ha abierto la puerta a "rebajas impositivas a los sectores afectados", sin precisar más, y ha anunciado que las dos vicepresidentas socialistas, Nadia Calviño y Teresa Ribera, se citarán con las CC.AA. para que aporten sus propuestas para el Plan Nacional de respuesta a la crisis, que será "abierto y dinámico".

El presidente de la Xunta de Galicia y futuro líder de los populares, Alberto Núñez Feijóo, al término de la Conferencia de Presidentes celebrada en la isla de La Palma, ha considerado que aunque "es insuficiente", el mensaje a las familias y a las empresas es esperanzador porque se "ha explicitado" por escrito el compromiso del Ejecutivo de que habrá "rebajas fiscales" y se "intensificarán" las que ya se han adoptado.

Foto: Pedro Sánchez preside la Conferencia de Presidentes. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Sánchez ha recabado el apoyo de los presidentes autonómicos en su negociación dentro de la Unión Europea para procurar un cambio de la regulación energética que permita reducir sus precios. Pero no se han acordado medidas urgentes, como sí ha hecho Macron en Francia subvencionando el precio de los hidrocarburos 15 céntimos por litro. De ahí que la sensación de los presidentes populares sea incompleta.

"Hemos hecho todo el esfuerzo posible. Es un avance. Es un mensaje de esperanza a las industrias y familias. Ahora el Gobierno tiene que concretarlo, tiene que bajar impuestos a la energía. Es un planteamiento que puede ser útil, y puede mejorar la situación de colapso que sufren muchas familias", ha declarado Feijóo al término de la reunión, quien ha vuelto a defender el IVA reducido para la luz, el gas y los carburantes. "Esperaba más", ha concluido Feijóo, con voz ronca, insistiendo en que es urgente un plan de rebajas fiscales explícitas con "plazos y destinatarios". Por su parte, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha llegado a proponer "suspender temporalmente" los impuestos a la luz y el gas. "Pactar la incertidumbre puede quedar bien, pero solo es incertidumbre", señalan fuentes de su equipo. También ha reclamado a Sánchez que destine los 20.000 M de euros para políticas de Igualdad, anunciados esta semana por el Gobierno, a afrontar la subida de los precios de la energía.

Foto: El primer ministro francés, Jean Castex. (Reuters/Sarah Meyssonnier)

"Hemos de bajar el impuesto de la electricidad, los impuestos que gravan el gas, la gasolina y el diésel. Es imprescindible para que no se cierren las fábricas que ya están cerrando, como es la única fábrica de aluminio primario que operaba en España", ha insistido Feijóo en la misma línea que otros dirigentes populares, que nada más terminar la cumbre se han lanzado en tromba contra la falta de medidas concretas después de esta cita, a la que no han asistido ministros de Unidas Podemos.

Faltan "soluciones reales"

"Las clases medias lo están pasando mal y la situación va a ir a más. Pido que estas conferencias sean efectivas", ha recalcado la presidenta madrileña, que ha exigido a Sánchez que se lance a acometer "bajadas masivas de impuestos" para resistir a esta crisis. "Me voy de esta Conferencia como siempre nos vamos; tenemos que hacer un esfuerzo para que las decisiones que aquí se tomen sean vinculantes", ha expuesto, por su parte, Juanma Moreno, el presidente andaluz, quien ha echado en falta "más transparencia" por parte del Ejecutivo: "Nos pasa como con los fondos europeos, nos falta información".

El presidente de Murcia, Fernando López Miras, también ha ahondado en esta postura. Se ha mostrado "preocupado" por volver de La Palma sin medidas específicas y ha instado a La Moncloa a actuar con rapidez: "Es urgente que el Gobierno establezca medidas concretas para bajar el precio de la luz, el gas y los hidrocarburos".

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, que se ausentó de la foto oficial de familia para no coincidir con el Rey, Felipe VI, se ha alineado con el discurso de los populares y ha considerado "insuficiente" el desarrollo de la cita, más allá de los "compromisos políticos de mínimos". El lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha marchado del cónclave sin hacer una valoración ya que ha suspendido la rueda de prensa prevista "debido al retraso acumulado".

Cuatro ejes

El cónclave se cierra con un acuerdo de mínimos, bautizado como la Declaración de La Palma. El documento firmado por todos los presidentes recoge la puesta en marcha del Plan nacional de respuesta a las consecuencias de la guerra de Ucrania en España, que recoge ese compromiso generérico de bajar el precio de la factura energética. Un plan que será "abierto y dinámico", según se puede leer en el documento, y se "irá configurando" a través del diálogo entre el Gobierno y las comunidades autónomas, así como con las fuerzas parlamentraias y los agentes sociales, teniendo en cuenta a los colecivos más vlnerbales.

También se ha acordado acelerar la ejecución de los fondos europeos por parte de las autonomías y "dejar al margen las discrepancias partidistas", que han llevado al Partido Popular de Pablo Casado hasta los tribunales al considerar injusto el reparto de esas ayudas por parte de la administración socialista. Igualmente, se ha pactado una gestión solidaria de la acogida de refugiados ucranianos, aunque no se han precisado números para esa cobertura más allá de que la capacidad del Gobierno es de 5.400 plazas y la de las comunidades y ayuntamientos, 12.800.

"El Gobierno de Espsaña y las CC.AA. comparten la determinación para proteger a nuestras empresas, a nuestra industria y a nuestra ciudadanía", concluye el documento, en el que solo se explicita que las medidas fiscales ya anunciadas para los sectores más desfavorecidos por el alza de la luz supondrán, de prorrogarse hasta el 31 de diciembre, entre 10.000 y 12.000 millones de euros.

Por último, la Conferencia de Presidentes ha expresado "en los términos más enérgicos" su "condena" a la "agresión militar ilegal, no provocada e injsutifiada de la Federación de Rusia contra Ucrania", así como la "participación de Bielorrusia" en la invasión. Del mismo modo, España expresa su respaldo a Ucrania.

En tiempos de guerra europea, el presidente del Gobierno y los líderes de las 17 comunidades autónomas han dejado a un lado sus rencillas políticas y han acordado por primera vez una declaración conjunta en la que prometen unidad para intentar paliar los graves efectos humanitarios y económicos que ha generado la invasión rusa de Ucrania. Sin embargo, más allá de las buenas intenciones y un compromiso vago de "rebajas fiscales", no se han concretado la bajada general de impuestos a la luz, el gas y los carburantes, ni tampoco un plan de rescate industrial a los sectores más perjudicados por la subida de los precios, como le solicitaban las regiones del PP. El presidente, Pedro Sánchez, ha abierto la puerta a "rebajas impositivas a los sectores afectados", sin precisar más, y ha anunciado que las dos vicepresidentas socialistas, Nadia Calviño y Teresa Ribera, se citarán con las CC.AA. para que aporten sus propuestas para el Plan Nacional de respuesta a la crisis, que será "abierto y dinámico".

Comunidades Autónomas Pedro Sánchez Conflicto de Ucrania Partido Popular (PP)
El redactor recomienda