Es noticia
Menú
PSOE y Podemos cierran filas para coordinar la respuesta en la crisis con Rusia
  1. España
GUERRA EN UCRANIA

PSOE y Podemos cierran filas para coordinar la respuesta en la crisis con Rusia

La máxima pasa por no mostrar ningún tipo de división dentro de la coalición en esta situación crítica, con la disposición a ir de la mano en las decisiones que se vayan adoptando

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) conversa con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (d), junto a la ministra de Economía, Nadia Calviño (c). (EFE/Mariscal)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) conversa con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (d), junto a la ministra de Economía, Nadia Calviño (c). (EFE/Mariscal)

Los socios del Gobierno han acordado dejar sus discrepancias a un lado en política exterior tras la invasión rusa de Ucrania. En Unidas Podemos comparten la respuesta que ha trasladado este jueves el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, censuran sin paliativos el ataque ordenado por Vladimir Putin y se muestran dispuestos a ir de la mano en las decisiones que se vayan adoptando junto al resto de aliados europeos. Incluso deslizan que se plegarían ante la posibilidad de aumentar el envío de tropas a las fronteras del flanco Este de la OTAN al entender que el escenario bélico ha dado un vuelco.

Ahora hay una agresión en marcha contra la soberanía de Ucrania, algo que no ocurría, dicen, cuando el pasado mes de enero censuraron el anuncio de la ministra de Defensa de poner a disposición de la OTAN cazas del Ejército del Aire y adelantar el envío de dos buques de la Armada al Mar Negro. La máxima pasa por no mostrar ningún tipo de división dentro de la coalición en esta situación crítica. Este viernes se celebrará una cumbre telemática de la OTAN con la opción sobre la mesa de aumentar el despliegue de tropas en los países aliados de Europa del Este.

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, participó este jueves junto a Pedro Sánchez y otros miembros del Gobierno en el Consejo Nacional de Seguridad que presidió el Rey. Su posición, como ya ha avanzado en otras ocasiones, es clara y se basa en que la política exterior la determina el presidente del Ejecutivo. De hecho, Díaz ya intervino para que se limasen asperezas entre los socios por las diferencias cuando asomó el conflicto entre Rusia y Ucrania y los morados enarbolaron el "no a la guerra".

Antes de que se celebrase este encuentro, otros ministros morados insistieron en la vía diplomática, aunque enterrando la equidistancia para posicionarse del lado ucraniano y contra la agresión rusa. Desde Unidas Podemos fueron suavizando desde entonces su posición anti-OTAN, al menos a la hora de marcar discurso, hasta ir alineándose con el de los socialistas. Eso sí, se pone el énfasis en el marco de Naciones Unidas.

Gobierno y oposición coinciden en la condena de la agresión rusa a Ucrania

Lo que sí diferencian son las posiciones desde las organizaciones políticas que integran la coalición de Unidas Podemos y la posición de los ministros morados dentro del Ejecutivo. De hecho, si el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha mantenido un mensaje en línea con el de Sánchez, condenando el ataque por vulnerar el derecho internacional, desde su formación ponían el foco en un mensaje antiatlantista. "Realizamos un llamamiento al Gobierno de España a no contribuir directa ni indirectamente a alimentar este conflicto", argumentaban a través de un comunicado de la dirección federal, culpando a la OTAN como "factor de desestabilización".

"Por ello, es más urgente que nunca su disolución y una apuesta por una política de seguridad propia y autónoma, que realmente tenga en cuenta los intereses geoestratégicos propios de Europa. Sería un error entrar en una nueva espiral de sanciones y medidas coercitivas unilaterales como la vivida hace siete años entre la Unión Europea y Rusia, que tuvo un fuerte impacto económico para ambas partes", se concluía para proponer una solución que pase "por una Ucrania neutral en una región desmilitarizada", añadían.

Foto: La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra (i), interviene en la sesión de control al Gobierno este miércoles en el Congreso de los Diputados. (EFE/Mariscal)

La fundación de Izquierda Unida, precisamente, se produjo al calor de las movilizaciones contra la entrada de España en la OTAN. Posiciones que se alejan de la mesura manifestada por los ministros morados en el Consejo de Ministros, cuya intención, según señalaban esta tarde, pasa por esconder cualquier discrepancia en público. En Podemos se adelantaron con un comunicado este miércoles, antes de que se produjese la invasión de Ucrania, para cargar contra el Gobierno de Putin ante la eventual decisión de "enviar más tropas rusas a la frontera y al interior de las autoproclamadas repúblicas". Al mismo tiempo, se ponía el foco en "la política de ampliación de la OTAN hacia Europa del Este, que no solo es percibida como una amenaza militar por Rusia, sino que ha impedido la creación de una arquitectura y estrategia propia de paz y seguridad europea".

Las voces de Podemos en el Gobierno, sin embargo, han optado por plegarse al mensaje institucional realizado por Sánchez este jueves, sin más matizaciones, en el que advirtió que el incumplimiento de la legalidad internacional "tendrá consecuencias de gran alcance". A la espera de que se defina una respuesta conjunta por los socios de la UE en el Consejo de Europa de esta noche, tras un primer paquete de sanciones, Sánchez enfatizó que España "defenderá la legalidad internacional" y que su violación "no debe quedar impune". En el plano de la ayuda a Ucrania, el presidente del Gobierno se ha comprometido a "socorrer" a este país, en el marco de la UE, "con ayuda financiera" y "material sanitario".

Los socios del Gobierno han acordado dejar sus discrepancias a un lado en política exterior tras la invasión rusa de Ucrania. En Unidas Podemos comparten la respuesta que ha trasladado este jueves el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, censuran sin paliativos el ataque ordenado por Vladimir Putin y se muestran dispuestos a ir de la mano en las decisiones que se vayan adoptando junto al resto de aliados europeos. Incluso deslizan que se plegarían ante la posibilidad de aumentar el envío de tropas a las fronteras del flanco Este de la OTAN al entender que el escenario bélico ha dado un vuelco.

Conflicto de Ucrania Pedro Sánchez Yolanda Díaz
El redactor recomienda