Es noticia
Menú
Moncloa deja en manos de los TSJ el aval a las restricciones y sortea una ley de pandemias
  1. España
SEXTA OLA DE LA PANDEMIA

Moncloa deja en manos de los TSJ el aval a las restricciones y sortea una ley de pandemias

El Gobierno se enroca en “vacunación y mascarillas” y aleja de su hoja de ruta para combatir la explosión de contagios las restricciones duras como las previstas en el estado de alarma

Foto: La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, durante una rueda de prensa ofrecida este martes. (EFE/Emilio Naranjo)
La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, durante una rueda de prensa ofrecida este martes. (EFE/Emilio Naranjo)

El Gobierno está enrocado en la fórmula de "vacunación y mascarillas". A escasas 24 horas de que se celebre la Conferencia de Presidentes para analizar la situación sanitaria y tratar de coordinar con las comunidades autónomas medidas para frenar la sexta ola de la pandemia, desde el Gobierno centran su mensaje en la "prudencia" y la "tranquilidad", insisten en que la situación no es equiparable a la de hace un año, alejando restricciones duras como las previstas en el estado de alarma, y dan margen de maniobra a las diferentes CCAA para establecer restricciones. Eso sí, se sortea la posibilidad de elaborar una ley de pandemias, como vienen exigiendo desde hace meses los populares y como demandarán en la reunión de este miércoles varios presidentes autonómicos.

Más lejos todavía está resucitar el estado de alarma para dar una mejor cobertura jurídica a las administraciones autonómicas, después de que Cataluña haya anunciado la vuelta del toque de queda o el cierre del ocio nocturno. Así se desprende de fuentes de Moncloa, mientras que la ministra de Justicia, Pilar Llop, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, ha explicado que en el caso de las restricciones que puedan afectar a derechos fundamentales "tendrán que ser ratificadas por los tribunales de Justicia" de cada Comunidad.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Quique García)

Respecto a las medidas avanzadas por Cataluña y a las que reclaman otras comunidades, como recuperar el uso de las mascarillas en el exterior, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, ha expresado su "máximo respeto a la autonomía en el ámbito de las competencias sanitarias". El objetivo de la reunión de este miércoles será establecer "un mínimo común" para todo el país, aunque dejando margen de maniobra a los diferentes territorios en función de la evolución de los contagios porque "la situación no es la misma" en cada comunidad. Escuchar, evaluar la situación y que "las decisiones que surjan tengan el máximo acuerdo" es el formato del encuentro según el Gobierno, aún matizando el marco "de la realidad del estado autonómico" y "las competencias delegadas" en cada comunidad "que les permiten ir tomando sus propias decisiones".

"Las comunidades autónomas son las que mejor conocen su realidad", aclaran fuentes del Gobierno, para añadir respecto a la Conferencia de Presidentes de mañana que podrán seguir adoptando medidas propias e incluso anticiparse, como han hecho varias con el pasaporte covid o Cataluña con la vuelta al toque de queda, la limitación de aforos en hostelería y cierre del ocio nocturno.

El verbo más nítido que se desliza desde el Gobierno sobre su hoja de ruta es el de "intensificar", en referencia a las medidas actuales de contención de la pandemia, sin avanzar nuevas restricciones por el momento ante la explosión de contagios de los últimos días. Sin embargo, al mismo tiempo destacan que "estamos en un momento distinto" al de anteriores olas, para destacar que lo que mejor funciona para combatir la pandemia es la vacunación, haciendo hincapié en las terceras dosis.

Foto: Isabel Díaz Ayuso.

"Prudencia" es la otra palabra que acompaña casi todas las respuestas, utilizada tanto para evitar mayor frustración entre la población como para no concretar las medidas que pueda proponer el presidente del Gobierno en el encuentro multilateral con los presidentes autonómicos. "Estamos en fechas importantes, previas a la Navidad, y la prudencia es lo que nos ha traído hasta aquí", concluía en rueda de prensa la portavoz del Gobierno lanzando un último mensaje de "prudencia y tranquilidad".

La tasa de incidencia acumulada sigue creciendo y la noche de este lunes se situaba ya en los 609,38 puntos, frente a los 511,00 del pasado viernes. Las CCAA con una incidencia acumulada más alta siguen siendo Navarra, cuya tasa alcanza en esta jornada los 1.393,68 puntos, seguida de País Vasco, con 1.123,84 casos positivos por cada 100.000 habitantes, y Aragón, con 938,40 puntos.

La cautela del Gobierno va en sintonía con la del Congreso a la hora de endurecer medidas. La Cámara ha decidido este martes recuperar el voto telemático, pero descartando, al menos de momento, la obligatoriedad de exigir el pasaporte covid a los diputados o trabajadores para acceder a las cafeterías del Congreso por la falta de consenso y las dudas legales. Tampoco se restringirán los aforos, como se hizo durante los peores momentos de la pandemia. En su lugar se ha optado por realizar una llamada a la responsabilidad de los grupos parlamentarios, en forma de recomendación, para acotar en la medida de lo posible la asistencia de los diputados tanto a los plenos como a las comisiones y a los diferentes espacios comunes.

El Gobierno está enrocado en la fórmula de "vacunación y mascarillas". A escasas 24 horas de que se celebre la Conferencia de Presidentes para analizar la situación sanitaria y tratar de coordinar con las comunidades autónomas medidas para frenar la sexta ola de la pandemia, desde el Gobierno centran su mensaje en la "prudencia" y la "tranquilidad", insisten en que la situación no es equiparable a la de hace un año, alejando restricciones duras como las previstas en el estado de alarma, y dan margen de maniobra a las diferentes CCAA para establecer restricciones. Eso sí, se sortea la posibilidad de elaborar una ley de pandemias, como vienen exigiendo desde hace meses los populares y como demandarán en la reunión de este miércoles varios presidentes autonómicos.

Coronavirus