Es noticia
Menú
El PP no reconoce como víctimas a los torturados o a los exiliados
  1. España
ENMIENDAS A LA LEY

El PP no reconoce como víctimas a los torturados o a los exiliados

Además, plantea suprimir la posibilidad de reubicar los restos del fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera, en el Valle de los Caídos

Foto: Vista general de la basílica del Valle de los Caídos. (EC)
Vista general de la basílica del Valle de los Caídos. (EC)

El PP ha registrado enmiendas a la Ley de Memoria Democrática con la intención de que la norma se circunscriba a la localización y exhumación de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura, una categoría en la que solo encuadra a "las personas fallecidas o desaparecidas" en la contienda civil o el régimen que la siguió, pero de la que excluye, por ejemplo, a los torturados o los exiliados. Además, plantea suprimir la posibilidad de reubicar los restos del fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera, en el Valle de los Caídos.

El objetivo de las enmiendas parciales de los populares, recogidas por Europa Press, es suprimir gran parte de los artículos del proyecto del Gobierno, en concreto todos los que se basan en el concepto de 'memoria democrática' y que aluden al despliegue de políticas públicas relativas a la misma. De hecho, el primer partido de la oposición aboga por cambiar incluso el nombre de la norma y plantea que se denomine ley "para la localización, exhumación y entrega a sus familiares de los restos de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura".

Foto: Maria Luisa Balaguer, en el acto de su toma de posesión del TC en 2017. (EFE/Javier Lizón)

También sugiere modificar su exposición de motivos, para ensalzar en la misma la Transición, y el artículo que define la condición de víctimas, de forma que solo se considere como tales "a las personas fallecidas o desaparecidas" como consecuencia de la contienda o el régimen que se instauró tras la misma. El PP pide, asimismo, la supresión del artículo por el que se crea un banco de ADN de las víctimas, de los que aluden a la retirada de símbolos o del callejero franquista, de los relativos a la creación de una Fiscalía de Sala de Memoria Democrática y de los destinados a la creación de los llamados 'lugares de la memoria'.

Respecto al Valle de los Caídos, que según el pacto alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos pasaría a llamarse Valle de Cuelgamuros, el PP rechaza que se considere 'lugar de memoria', aunque sí acepta que se den a conocer las circunstancias de su construcción y su significado "con el fin de fortalecer los valores constituciones y democráticos". Así, respalda que se prohíba la celebración en el recinto de "actos de naturaleza política", pero sin especificar que estos tengan que incluir la exaltación de la Guerra Civil, la dictadura o sus protagonistas, como establece el proyecto del Gobierno.

Foto: Vista del Valle de los Caídos. (EFE/Mariscal)

El texto que tramita el Congreso prevé que las criptas adyacentes a la basílica y los enterramientos existentes en la misma tengan carácter civil, pero el PP prefiere eliminar ese calificativo y se limita a señalar que se rijan por la ley que regula los cementerios municipales. Además, aunque comparte la extinción de la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, subraya que eso no debe alterar "el carácter religioso del lugar y su condición de basílica" y defiende que sigan pudiéndose enterrar allí los monjes benedictinos que residen en el monasterio.

Primo de Rivera

Asimismo, el PP busca eliminar el precepto que abre la puerta a la reubicación de los restos de José Antonio Primo de Rivera, que sigue enterrado en el altar mayor, donde hasta octubre de 2019 reposaban también los restos de Francisco Franco. Mientras que el proyecto del Gobierno remite a un real decreto para fijar el nuevo marco jurídico aplicable al Valle de los Caídos y que determine su organización, funcionamiento y régimen patrimonial, el PP recalca que este debe ser conforme a la Ley de Libertad Religiosa, pero también al Acuerdo con la Santa Sede. En cuanto al censo estatal de víctimas que prevé la nueva norma, los populares lo enmiendan para subrayar que debe recoger a las víctimas "de ambas zonas de la contienda".

El PP y Vox fueron los dos grupos parlamentarios que presentaron una enmienda de totalidad para devolver al Gobierno el proyecto de Ley de Memoria Democrática, mientras que ERC defendió un texto alternativo. Eso sí, Vox, a diferencia de los populares, ha renunciado ahora a presentar enmiendas al articulado.

El PP ha registrado enmiendas a la Ley de Memoria Democrática con la intención de que la norma se circunscriba a la localización y exhumación de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura, una categoría en la que solo encuadra a "las personas fallecidas o desaparecidas" en la contienda civil o el régimen que la siguió, pero de la que excluye, por ejemplo, a los torturados o los exiliados. Además, plantea suprimir la posibilidad de reubicar los restos del fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera, en el Valle de los Caídos.

Valle de los Caídos José Antonio Primo de Rivera
El redactor recomienda