Es noticia
Un anciano pasa la noche esperando el bus para no llegar tarde a vacunarse
  1. España
CONTRA LA COVID-19

Un anciano pasa la noche esperando el bus para no llegar tarde a vacunarse

La Policía Local de Lugo encontró a un hombre, de 89 años, de madrugada, a la intemperie y sin ropa de abrigo esperando el autobús para no perder su cita para vacunarse de la covid

Foto: Un anciano de 89 años pasa la noche esperando el bus para no llegar tarde a vacunarse (EFE/Nathalia Aguilar)
Un anciano de 89 años pasa la noche esperando el bus para no llegar tarde a vacunarse (EFE/Nathalia Aguilar)

Agentes de la Policía Local de Lugo auxiliaron de madrugada a un anciano de 89 años que pasaba la noche a la intemperie en una parada de autobús porque tenía miedo a quedarse dormido y perder su cita para vacunarse.

Los hechos ocurrieron sobre las dos menos cuarto de la madrugada cuando una patrulla del Grupo Operativo Nocturno de la Policía Local de Lugo vio a un hombre de avanzada edad caminando con dificultad en la calle Montero Ríos.

Foto: Estos individuos, que utilizaron documentos de identidad falsos, recibirán la segunda dosis (EFE Sáshenka Gutiérrez)

En ese momento, los agentes se acercaron para comprobar si el hombre se encontraba bien y no estuviera desorientado dada la hora y las bajas temperaturas del momento. El anciano les explicó que estaba esperando el autobús urbano para que lo llevara al Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA), porque tenía cita para recibir una dosis de la vacuna contra la covid-19.

Finalmente, pasó la noche en el hospital

Sin ropa de abrigo apropiada para el frío de la noche, la patrulla se ofreció a llevarlo a su domicilio, pero el octogenario se negó a volver a su casa porque, según les contó, tenía miedo a quedarse dormido y perder la cita para la vacuna. Por eso insistió en que prefería pasar la noche en la parada del transporte público hasta que pasara el autobús y lo llevara al hospital.

Una vez que los agentes comprobaron que el hombre no constaba como desaparecido, dadas las circunstancias del suceso, lo convencieron para llevarlo hasta el HULA y que pudiera esperar en un lugar protegido del frío hasta la hora de su cita.

Finalmente, los agentes le trasladaron al hospital donde quedó al cuidado del personal facultativo

Una vez en el hospital, el hombre quedó al cuidado del personal facultativo, que lo sometió además a una exploración médica a la espera de ser inoculado.

Lugo Autobús Vacuna
El redactor recomienda