Juan Carlos I se acogerá a su inviolabilidad para frenar la demanda de Corinna por acoso
  1. España
un tribunal de londres instruye el caso

Juan Carlos I se acogerá a su inviolabilidad para frenar la demanda de Corinna por acoso

Los abogados del rey emérito esgrimirán en Reino Unido que la demanda de Corinna contra él por acoso, vigilancia ilegal y declaraciones difamatorias no puede prosperar por su condición de inviolable

Foto: El rey emérito Juan Carlos I en 2018. (Getty)
El rey emérito Juan Carlos I en 2018. (Getty)

El rey Juan Carlos planea acogerse a su condición de inviolable en España para evitar que prospere la demanda que ha presentado contra él en Londres su expareja Corinna Larsen por el supuesto acoso y espionaje ilegal al que la habría sometido, con la ayuda del Centro Nacional de Inteligencia, entre 2012 y 2020. Un tribunal decidirá en las próximas semanas si dan por buenos esos argumentos y desactiva el procedimiento o, por el contrario, considera que el monarca es imputable y sigue adelante con la causa.

La estrategia de Juan Carlos I pasa por convencer al Alto Tribunal de Londres que tramita la demanda de que no puede encausarlo por la inmunidad que le concede la Constitución española, según adelantó este sábado a última hora el diario inglés Daily Mail y ha confirmado El Confidencial. Sus abogados también plantearán que Reino Unido no tiene jurisdicción para acusarlo porque no tiene nacionalidad británica ni ha residido nunca en su territorio.

Foto: Corinna Larsen, en una imagen de archivo. (Getty)

Cómo adelantó este diario, el rey emérito ha contratado uno de los despachos más caros del mundo, Clifford Chance, que tiene sus oficinas centrales en Londres, para que le defienda ante esta reclamación de Corinna, que se dilucidará por la vía civil. La empresaria de origen alemán atribuye a Juan Carlos I y al CNI una presunta vigilancia ilegal”, intrusiones en sus propiedades y declaraciones difamatorias contra ella por su negativa a devolver al monarca los 65 millones de euros que este le donó, y reclama que se le imponga una orden de alejamiento de 150 metros y una indemnización económica por daños y perjuicios.

La estrategia de los abogados del exjefe del Estado puede hacer aguas. Por un lado, habría perdido su estatus de inviolable cuando abdicó en 2014 y los hechos reflejados en la demanda incluyen episodios que habrían ocurrido tras ese hito, concretamente, entre 2014 y 2020. Pero, además, está en duda que la justicia británica no puede proceder contra Juan Carlos I o cualquier otra persona porque disfrute de una protección especial atribuida por una norma extranjera, en este caso, la Carta Magna española.

Sobre la supuesta falta de jurisdicción del Alto Tribunal de Londres para conocer los hechos, los argumentos de Clifford Chance también pueden tambalearse porque gran parte del supuesto acoso habría transcurrido en territorio británico y Corinna tiene esa nacionalidad.

Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda