La delegada del Gobierno admite que sabían que el convocante de Chueca era neonazi
  1. España
La Fiscalía decidirá si fue delito de odio

La delegada del Gobierno admite que sabían que el convocante de Chueca era neonazi

Anuncia la sanción de 1.200 euros a los dos organizadores y abre expediente sancionador de 800 euros a seis participantes por un delito contra la Ley de Seguridad Ciudadana

Foto: Manifestación de grupos de extrema derecha en Chueca y el centro de Madrid. (Sergio Beleña)
Manifestación de grupos de extrema derecha en Chueca y el centro de Madrid. (Sergio Beleña)

La delegada del Gobierno de Madrid, Mercerdes González, ha admitido este martes en rueda de prensa la información desvelada por EL Confidencial: sí conocían que el convocante de la polémica manifestación en Chueca era un histírico neonazi de Madrid. Hasta ahora, González había sostenido que la convocatoria había sido un engaño por parte de los organizadores porque su lema iba dirigido contra las agendas 2030 y 2050 impulsadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Sin embargo, el nombre de este radical figuró en la comunicación de la iniciativa desde el primer día.

“Con respecto a si conocíamos la ideología de uno de los convocantes; sí”, ha dicho la delegada al ser preguntada por los periodistas. Pero se ha excusado en que hasta lo que sucedió el sábado su departamento no tenía “ningún argumento legal para prohibir a esa persona, tenga la trayectoria que tenga, convocar una manifestación en esta ciudad”. “A partir de ahora ya será otra cosa, tenemos datos y actuaremos en consecuencia”, ha añadido.

Foto: Manifestación de grupos de extrema derecha en Chueca y el centro de Madrid. (Sergio Beleña)

La persona aludida es Alberto Ayala Cantalicio, un histórico radical de extrema derecha con numerosas detenciones, entre ellas por su pasado como miembro de los Ultras Sur, el grupo de seguidores radicales del Real Madrid. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado le tienen fichado desde principios de siglo. El artículo 10 de la ley de derecho de manifestación permite a la Delegación de Gobierno prohibir manifestaciones o variar su recorrido cuando considere que puede ponerse en riesgo el orden público.

La asociación de este conocido neonazi convocó su acto en Chueca, el barrio madrileño en el que reside un elevado número del colectivo LGTBI. Durante el transcurso de la marcha, los participantes en la manifestación profirieron gritos como “fuera sidosos de Madrid” o “fuera maricas de nuestros barrios”. Si la Delegación del Gobierno hubiese querido variar el recorrido, se lo tendría que haber comunicado a los organizadores en un plazo de 72 horas después de la comunicación de la iniciativa. No sé hizo.

Desde el sábado, González alegó que se había tratado de un "engaño" y que no había ningún indicio de que la convocatoria acabase así. Este martes ha variado su discurso y se ha basado en que hasta ahora este radical había convocado otras manifestaciones en las que no se habían producido incidentes. Ninguna de ellas se celebró en Chueca o puntos sensibles de Madrid.

La Delegación del Gobierno en Madrid impondrá una sanción administrativa de 600 euros, lo máximo que permite la ley, a cada uno de los dos organizadores de la marcha del pasado sábado por el barrio de Chueca, en la que se lanzaron consignas homófobas como "fuera sidosos de Madrid" o "fuera maricas de nuestros barrios". Así lo ha asegurado este martes en rueda la prensa la delegada del Gobierno,que ha detallado el informe realizado por la Policía Nacional que ya han remitido a la Fiscalía Provincial de Madrid, que decidirá si se produjo un delito de odio.

Foto: Manifestación de grupos de extrema derecha en Chueca y el centro de Madrid. (Sergio Beleña)

La Delegación del Gobierno también ha incoado expediente sancionador de 800 euros a seis de los participantes en la marcha por un delito contra la Ley de Seguridad Ciudadana, ya que portaban, en total, seis bengalas, cinco palos de distintos tamaños y un puño americano.

Ha explicado que la marcha fue comunicada, en tiempo y forma, por la Asociación de Vecinos de San Blas-Canillejas y la Asociación de Vecinos del Pinar de Chamartín y Hortaleza, bajo el lema "Di no a las Agendas 2030-2050". La delegada ha desgranado que este lunes se inició el expediente de infracción administrativa por incumplimiento de las leyes reguladoras del derecho de reunión y de protección de la seguridad ciudadana, al no ajustarse el objeto de la manifestación al escrito de comunicación.

Multa de 600 euros

Además, la Delegación remitió este lunes el expediente completo de la manifestación a la Sección de Ciberodio de la Fiscalía Provincial de Madrid junto a las diligencias de investigación efectuadas por la Policía Nacional con el objeto de que esta instruya si hay hechos constitutivos de delito de odio.

En este sentido ha explicado que, tras la marcha, uno de los participantes decidió volver a Chueca y fue detenido por la Policía Municipal de Madrid por "agresiones". Mercedes González ha defendido que no tiene que dimitir por este asunto ya que, "afortunadamente o desgraciadamente", en España se pueden manifestar personas que tienen lemas "muy reprobables". "Tengo la conciencia tranquila", ha afirmado.

Al ser preguntada por la imagen de ver banderas nazis en la Puerta del Sol, ha confesado que le "asquea" esta situación. "Si vamos a descubrir ahora que hay nazis en nuestra ciudad me alegra que esto haya servido para esto. Hay nazis en nuestra ciudad y vamos a intentar que tengan el menor espacio posible", ha dicho. Para finalizar, la delegada del Gobierno ha defendido que la Policía Nacional tiene su "máxima confianza" ya que los agentes están para "solucionar problemas y no para crearlos". Fue una manifestación "vomitiva" pero que transcurrió con "tranquilidad" y "sin incidentes".

Madrid Homofobia Ley de Seguridad Ciudadana Noadex
El redactor recomienda