Educación pone los bulos y la desinformación como uno de los ejes de Lengua en Primaria
  1. España
LA LEY CELAÁ

Educación pone los bulos y la desinformación como uno de los ejes de Lengua en Primaria

El ministerio plantea en sus borradores que los alumnos se formen en aptitudes que les permitan identificar informaciones falsas y métodos para combatirlas

placeholder Foto: Dos niños juegan sobre el asfalto de la calle junto al colegio Asunción Rincón, en Madrid. (EFE)
Dos niños juegan sobre el asfalto de la calle junto al colegio Asunción Rincón, en Madrid. (EFE)

La polémica alrededor del contenido que prepara la ley Celaá para el currículo educativo de Primaria ha girado en torno a sus referencias constantes a la "perspectiva de género", pero, como ya informó El Confidencial, los borradores facilitados a las comunidades también incluyen elementos como el fomento del europeísmo o el reconocimiento de las lenguas cooficiales del Estado entre las competencias que deben transmitirse a los menores. En los documentos, a los que ha tenido acceso este medio, también destaca otro aspecto que el Ministerio de Educación, ahora en manos de Pilar Alegría, incluye en Lengua Castellana y Literatura: la lucha contra los bulos.

El Gobierno central, en una propuesta que por el momento es provisional, apuesta por otorgar a la desinformación un papel de marcada importancia en nuestra sociedad al integrarla como parte de las competencias que los estudiantes menores de entre seis y 12 años deben adquirir en su educación obligatoria. Se trata de un tema que aborda en las competencias de la mencionada asignatura.

Foto: Imagen de una clase. (Alejandro Martínez Vélez)

La primera referencia en este sentido se encuentra en un apartado relativo a la redacción y la edición para "construir conocimiento". Es aquí donde el departamento que hasta julio dirigía Isabel Celaá defiende que "es el momento de iniciarse en la reflexión sobre los aspectos elementales de la propiedad intelectual, el respeto a la privacidad o la responsabilidad en la transmisión de los bulos". Estas palabras quedan reflejadas en un contexto en que se habla de la producción, individual o en grupo, de textos para diferentes formatos, algo que deberán trabajar en clase.

Pero cuando realmente el ministerio entra en profundidad en la cuestión es en la competencia número seis de Lengua Castellana. En esta, se insiste específicamente en que el alumno desarrolle las capacidades de "buscar, seleccionar y contrastar información procedente de dos o más fuentes, de forma planificada y con el debido acompañamiento". El texto señala también que se trabajará la evaluación de la "fiabilidad" y el reconocimiento de los "riesgos de manipulación y desinformación, para transformarla en conocimiento y comunicarla de manera creativa".

Foto: La exministra de Educación y Formación Profesional Isabel Celaá. (EFE)

Educación presenta la necesidad de adquirir estas competencias argumentando que "tener acceso a la información no garantiza por sí mismo el conocimiento", es decir, apuntando a que el alumno sea capaz de elegir las fuentes oficiales y el contenido más riguroso para conformar sus textos y su saber. "Es imprescindible que el alumnado se inicie en la adquisición de habilidades y destrezas para acceder a la información, gestionarla, evaluarla y comunicarla", reza el documento, en el que se indica que se adoptará "un punto de vista crítico y personal, así como una actitud ética y responsable sobre la propiedad intelectual, reconociendo fuentes originales".

"Evaluar su fiabilidad"

El objetivo que busca aquí el texto es que se instruya al estudiante para que "individualmente o de forma cooperativa" vaya desarrollando una autonomía "en la planificación y búsqueda de información". "Estos procesos de investigación deben ir acompañados de la reflexión guiada que permita evaluar su fiabilidad y pertinencia, y distinguir entre hechos y opiniones", precisa en un escrito en el que se desliza que estas prácticas deberían de aplicarse en la biblioteca, "el entorno ideal". En los criterios de evaluación, se aboga por que se realice una investigación sencilla en la que se contraste información y se citen las fuentes.

En la nueva asignatura de Valores, heredera de la antigua Educación para la Ciudadanía, se aborda levemente la "influencia de los medios y redes de comunicación" en la vida de los menores. Lo hace en un párrafo en el que se justifica la necesidad de que el alumnado ponga a prueba "su juicio y capacidad de criterio afrontando cuestiones que afectan más directamente a su vida personal".

Foto: Foto: EFE.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ya convirtió la batalla contra la desinformación en una de sus metas durante la pandemia, en ese caso por datos y publicaciones que consideraba falsos y que estaban vinculados a la expansión del covid-19 en el país. En los momentos más oscuros de la enfermedad durante 2020, el asunto fue foco de múltiples ataques contra Moncloa después de que el jefe de Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, asegurara que entre sus funciones contra los bulos se encontraba "minimizar el clima contrario al Gobierno", algo que fue matizado posteriormente para terminar achacándolo a un lapsus.

Meses después, en noviembre, el Boletín Oficial del Estado publicó una orden por la que se establecía un procedimiento contra las campañas de desinformación y, con motivo del coronavirus, fijaba que en el comité encargado de vigilar estos comportamientos se encontraban académicos, medios, el Consejo de Seguridad Nacional, la Secretaría de Estado de Comunicación o el CNI.

Más allá de estos epígrafes citados del currículo propuesto para aplicar la ley Celaá, que entrarían en vigor a partir del curso 2022-23, la documentación provisional entregada a las autonomías recoge también que en Conocimiento del Medio se fomentará el europeísmo entre los menores, vinculando este a los valores de igualdad y la no discriminación. También en Lengua y Literatura se pondrá el foco en que los niños conozcan la "realidad plurilingüe", así como la variedad de dialectos del castellano, evitando señalar uno de estos como la versión "correcta". Otro elemento que se resalta es el valor de la salud mental como un saber básico en el currículo relativo a Educación Física.

Ministerio de Educación y FP Educación
El redactor recomienda