El Gobierno propone fomentar la "realidad plurilingüe" y el "europeísmo" en Primaria
  1. España
MENORES DE 12 AÑOS

El Gobierno propone fomentar la "realidad plurilingüe" y el "europeísmo" en Primaria

El Ministerio de Educación prevé en sus borradores para aplicar la llamada ley Celaá inculcar la existencia de lenguas cooficiales en el Estado, así como los valores comunitarios

Foto: Imagen de una clase. (Alejandro Martínez Vélez)
Imagen de una clase. (Alejandro Martínez Vélez)

La conocida como Ley Celaá, la última reforma educativa aprobada por el Gobierno, sigue ultimando su puesta en marcha. En las últimas fechas, el Ministerio de Educación que ahora dirige Pilar Alegría ha facilitado a las comunidades los distintos borradores en los que se recoge las competencias y los criterios de evaluación que deben seguir los centros y los Ejecutivos autonómicos una vez que comience a aplicarse. Los documentos, a los que ha tenido acceso El Confidencial, introducen la perspectiva de género en la mayoría de asignaturas, pero también incluyen otros elementos como fomentar el reconocimiento de las lenguas cooficiales del país o de los valores vinculados al europeísmo.

En concreto, Educación apuesta por que una de las competencias que se evalúen en la asignatura de Lengua Castellana y Literatura sea, precisamente, un mayor conocimiento acerca de la "diversidad lingüística" que nos rodea y es dentro de esta donde se aboga por que el alumno se "familiarice" con la "realidad plurilingüe y multicultural de España". Esta deberá inculcarse en los tres ciclos de Primaria con el objeto de "identificar y rechazar estereotipos y prejuicios lingüísticos".

Los dialectos

"Esta diversidad lingüística debe servir como base sobre la que acercarse al conocimiento de la realidad plurilingüe de España y del mundo", apunta el borrador.

Dentro de esta enseñanza, se incide en que el castellano es una "lengua universal y policéntrica, con enorme diversidad dialectal", por lo que transmitirán a los menores que "cada variedad geográfica tiene su norma culta" y que "no puede, por tanto, establecer una de ellas como la más 'correcta". Es decir, en Lengua Castellana se buscará que los estudiantes eviten identificar un acento o dialecto como el bueno por encima de otros.

Para evaluar estas competencias, se valorará el "respeto" del menor a "las distintas lenguas y variedades dialectales de su entorno" y el reconocimiento de "algunos prejuicios y estereotipos lingüísticos y culturales muy frecuentes".

Foto: Foto: EFE.

En la misma asignatura, se defiende "rechazar los usos lingüísticos discriminatorios e identificar los abusos de poder a través de la palabra mediante la reflexión grupal acompañada sobre los aspectos básicos, verbales y no verbales, que rigen la comunicación, teniendo en cuenta una perspectiva de género". Esas últimas tres palabras, "perspectiva de género", se introducen en la mayoría de las materias.

En la educación de Valores y Ética se habla de "asumir un compromiso activo con valores como la justicia, la paz, la solidaridad, la igualdad de género", mientras que en Infantil se busca capacitar a los niños para que les permitan "promover, aplicar y desarrollar las normas sociales que promueven la igualdad de género". También en Infantil, recoge la "educación para el consumo responsable y sostenible" y que se facilitará que los niños elaboren de sí mismos una imagen "libre de estereotipos sexistas y discriminatorios".

El europeísmo

El europeísmo, por su parte, se aborda en otra de las grandes asignaturas de la educación obligatoria: Conocimiento del Medio, 'Cono'. Es en la octava competencia donde se habla de favorecer que los niños caminen hacia el "logro de los valores de la integración europea".

"La interconexión mundial, los procesos de integración como el de la Unión Europea y los movimientos migratorios contactan con esta realidad múltiple y diversa, que es necesario afrontar desde los principios de igualdad, de respeto a los derechos humanos y del niño y desde los valores del europeísmo", recoge el marco provisional, susceptible de ser modificado aún, en el que se vinculan los cimientos de las instituciones comunitarias con la no discriminación y la igualdad, uno de los pilares que, a juicio del ministerio, deben estar presentes en el día a día de los niños.

En este mismo epígrafe, se aboga por que los niños desarrollen actitudes "basadas en el respeto, la tolerancia y la inclusión" ante una sociedad como la actual en la que se encuentran, según el texto, "otros tipos de diversidad, asociados al género, la edad, las creencias, la identidad, la orientación sexual o a la situación funcional de las personas".

La salud mental

Otro de los puntos que incorpora el currículum es el de la salud mental, que pasará a ser uno de los ejes que se considerará dentro de los "saberes básicos" que debe desarrollar el alumnado en el ejercicio de la Educación Física. En concreto, se introduce en los tres ciclos de Primaria, con distintos niveles de desarrollo. En el primer ciclo, se aboga por que el menor camine hacia un "bienestar personal y en el entorno a través de la motricidad" y por un "autoconocimiento e identificación de fortalezas y debilidades". En el segundo, se hace hincapié en el "respeto y aceptación del propio cuerpo". Y, en el tercer ciclo, de 10 a 12 años, se aboga por la "consolidación y ajuste realista del autoconcepto, teniendo en cuenta la perspectiva de género".

Isabel Celaá Ministerio de Educación y FP Educación
El redactor recomienda