Sánchez se lanza a por la recuperación con un plan que este año dará 8.000 millones menos
  1. España
RECLAMA AL PP QUE LO APOYE

Sánchez se lanza a por la recuperación con un plan que este año dará 8.000 millones menos

El Gobierno presupuestó 27.000 millones como partida proveniente de los fondos europeos, y así lo estableció en las cuentas de 2021. El presidente ha anunciado que llegarán 19.000 M

placeholder Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente de España, Pedro Sánchez. (EFE)
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente de España, Pedro Sánchez. (EFE)

La satisfacción era visible en el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y en la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, cuando se han visto este miércoles en Alcobendas (Madrid), en la sede de Red Eléctrica. El Gobierno del PSOE y de Unidas Podemos estaba recibiendo una serie de halagos de una de las máximas autoridades de la Unión por la redacción del plan de recuperación, del que ha destacado su ambición y un acoplamiento meticuloso a las prioridades de las transformaciones ecológica y digital. Para el mandatario socialista, la melodía perfecta. Sin embargo, han aparecido dos notas discordantes, aunque no inesperadas: la falta de apoyo político y la cuantía de la primera entrega, que es de unos 8.000 millones menos.

El Ejecutivo incluyó en los Presupuestos una cantidad de 27.000 millones de euros para el despliegue de los fondos de la UE

El Ejecutivo incluyó en los Presupuestos una cantidad de 27.000 millones para el despliegue de los fondos de la UE. Era su previsión inicial. Este miércoles, Sánchez ha precisado que ese montante no será tan alto, sino de unos 19.000 millones. Le han preguntado por esa rebaja al presidente, que ha contestado: "Al final, la partida será de 19.000 millones para este año, lo que nos parece suficiente. Hay otros Estados miembros [de la Unión] que también tienen sus intereses y nosotros somos solidarios. Estamos hablando de unos 6.000 o 7.000 millones [sic] que son asumibles para el Gobierno". Sánchez también ha apuntado, como causa, a la salida de la Comisión Europea a los mercados financieros para financiar el fondo a través de emisiones de bonos, algo sin precedentes.

No pareció preocupado el presidente, pues la llegada de dinero europeo seguirá su curso hasta completar la cuantía total a siete años, que es de 140.000 millones de euros. Además, lo importante, a su juicio, estaba más que garantizado: Von der Leyen a su lado ensalzando el trabajo de la Vicepresidencia económica de Nadia Calviño en el plan.

Foto: Von der Leyen y Costa (Reuters)

Búsqueda de consensos

Tampoco le agobió aparentemente el malestar de los partidos que forman el arco parlamentario con la manera en que el Gobierno ha informado sobre la evolución del plan y de las respuestas que fue dando la Comisión Europea, sencillamente porque apenas ha informado. El Confidencial ha señalado en la edición de este miércoles que hace mes y medio, en el ministerio de Calviño, se produjo una reunión con los portavoces de los grupos y que no ha habido más desde entonces.

Esa "opacidad", en palabras de una fuente consultada para dicha información, ha generalizado las suspicacias, que en la derecha son airadas y en la izquierda, más taimadas. El PP ha desarrollado un protocolo de seguimiento de la ejecución de los fondos en España a través de mecanismos parlamentarios. El partido de Pablo Casado desconfía del Gobierno, hasta tal punto que el propio Casado, en una entrevista en este medio, anunció que no apoyaría el plan de recuperación porque va a repartir el dinero de modo arbitrario y "a dedo". En los grupos más afines al PSOE, la sensación es más o menos la misma, aunque no rechazan el citado plan. Piden más transparencia y más equidad distributiva, pero no lo rechazan.

Sánchez es consciente de la incomodidad que sobre su manera de gestionar el plan existe en el Congreso, pero no es algo que le preocupe en exceso. De hecho, para calmar los ánimos, ha anunciado la convocatoria de una Conferencia de Presidentes para finales de julio con el fin de contar y pormenorizar a los mandatarios autonómicos hasta los puntos y las comas de su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. "Son más las cosas que nos unen que las que nos separan. Este es un plan de país. Incorpora muchas de las aportaciones de los agentes sociales, de los sindicatos... El reto merece la pena", ha dicho.

Está en juego, ha añadido el presidente, "el mayor impulso reformista" de la historia reciente

Sin concretar siglas políticas ni nombres (aunque es evidente que se refiere al PP siempre que se pronuncia así), Sánchez ha convocado a todos los partidos, instituciones, agentes sociales y referentes de la sociedad civil a respaldar el proyecto, en lo que el Gobierno trabajará, en palabras de su presidente. Está en juego, ha añadido, "el mayor impulso reformista" de la historia reciente. Ante un desafío de semejante magnitud, no caben las rencillas ideológicas, no se puede reparar en la papeleta que cada uno deja en las urnas. Del mismo modo que las distintas familias políticas europeas, desde la liberal a la socialdemócrata, pasando por la conservadora, pudieron en julio de 2020 alumbrar un plan de recuperación a escala europea para superar la pandemia, cómo no puede haber un grado de consenso similar en España, se ha preguntado.

100 reformas

Es el número que aparece en el plan, y algunas son de calado, como la laboral o la fiscal. Para sacarlas adelante, el Congreso tendrá la última palabra, y no es un lugar ahora muy propicio para mayorías sólidas o estables. Sánchez, pese a ello, lo intentará, ya que la recuperación económica y social depende en gran medida de que fluya el dinero europeo.

Foto: Von der Leyen y Costa (Reuters)

Von der Leyen, quien acababa de llegar desde Lisboa, pues está embarcada en la primera etapa de una gira europea encaminada a 'vender' los aprobados de la Comisión a los planes nacionales, ha subrayado uno de los aspectos que más inquietan en España a formaciones como Unidas Podemos, Más País o Compromís: el 40% de la cuantía de los fondos recalará en objetivos de transición ecológica y digitalización, y de estos, el 28% aterrizará en pymes. No solo las grandes corporaciones pueden ser beneficiadas. La Comisión Europea coincide, y así ha dicho que figura en el plan.

Otra razón más para la satisfacción de Sánchez, lanzado ya a por la recuperación sanitaria, económica y social.

Unión Europea Ursula von der Leyen Partido Popular (PP) Recuperación económica
El redactor recomienda