Murcia, 90 días tras la moción: el presidente que iba a caer está hoy mucho más fuerte
  1. España
EL PP, REFORZADO

Murcia, 90 días tras la moción: el presidente que iba a caer está hoy mucho más fuerte

Después de la tormenta, viene la calma. Al menos así ha sido en el Palacio de San Esteban, donde ahora tienen "más estabilidad" de la que nunca habían tenido con el gobierno de coalición

placeholder Foto: Fernando López Miras y Teodoro García Egea. (EFE)
Fernando López Miras y Teodoro García Egea. (EFE)

A punto de cumplirse tres meses de la moción de censura que revolucionó la política española y que pretendía sacar al PP del Gobierno de la Región de Murcia, el presidente Fernando López Miras respira tranquilo y augura una legislatura pacífica hasta las elecciones de 2023. Después de la tormenta, viene la calma. Al menos así ha sido en el Palacio de San Esteban, donde fuentes del Ejecutivo regional reconocen que tienen ahora "más estabilidad" de la que nunca habían tenido con el gobierno de coalición.

El presidente autonómico ha salido reforzado y sus visitas a Madrid, en compañía de Pablo Casado y Teodoro García Egea, son cada vez más frecuentes. También estuvo en Génova la noche electoral del 4 de mayo. Murcia y Madrid van de la mano desde aquel 10 de marzo en el que todo se desencadenó. Isabel Díaz Ayuso se quedó al borde de la mayoría absoluta con Ciudadanos desaparecido y Vox, por fin, atascado. Es el mismo objetivo que persigue López Miras.

Internamente, las tensiones que durante meses amenazaban la acción del Gobierno también han desaparecido y, a pesar del experimento, (ahora el PP convive con expulsados de Ciudadanos e incluso una consejera que estuvo en Vox) López Miras sacará adelante los Presupuestos de 2021 sin mayores complicaciones este mes.

Foto: El presidente de la Comunidad de Murcia, Fernando López Miras (d), conversa con la vicepresidenta, Isabel Franco (i). (EFE)

El grupo naranja, por su parte, está completamente roto. De los seis diputados autonómicos que consiguieron en 2019, cuatro votan ya con el PP. Son los tres consejeros encabezados por la vicepresidenta, Isabel Franco, y el presidente de la Asamblea, Alberto Castillo, que se abstuvo en la votación de la moción de censura, pero que ahora respalda las iniciativas del Gobierno.

Solo dos diputados autonómicos resisten bajo las órdenes de Inés Arrimadas, Ana Martínez Vidal (que iba a ser la nueva presidenta de haber prosperado la moción de censura con el PSOE) y Juan José Molina, pero su influencia en el parlamento murciano es ya inexistente. De hecho, votaron en contra de las cuentas públicas de este año, igual que el único parlamentario de Vox, Pascual Salvador.

La formación de Santiago Abascal también está fracturada en la Asamblea, aunque el PP es consciente de su fortaleza electoral y no piensan relajarse. Vox fue primera fuerza en Murcia en las últimas elecciones generales y el propio Abascal ha querido sacar músculo con algún baño de masas reciente y tratando de imponer banderas en defensa de la unidad nacional que causaron mucho revuelo. Ocurrió en el Ayuntamiento de Murcia hace pocos días, cuando el partido ultra presentó una moción para que todos los colegios públicos de la ciudad tuvieran un retrato del Rey en sus aulas y cada día sonara el himno de España. Al final, populares y naranjas establecieron que solo sonará en los actos oficiales que decida la dirección de cada centro.

placeholder López Miras e Isabel Franco. (EFE)
López Miras e Isabel Franco. (EFE)

Aún con todo el ruido generado, los barómetros recientes (el último de hace unos días y elaborado por la Universidad pública de Murcia) apuntan a que el PP rozaría la mayoría absoluta en estos momentos y Ciudadanos quedaría hundido. El motivo vuelve a ser el rechazo social que provocó una moción de censura que nadie comprendió.

El punto más crítico tras la moción de censura y la reconfiguración del gobierno autonómico fue probablemente la inclusión de una exdirigente de Vox en el nuevo gabinete. La respuesta a la operación para descabalgar a López Miras de la presidencia estuvo coordinada por Teodoro García Egea, secretario general del partido, desde el primer momento. La consigna era clara: no podían perder el gobierno. Los contactos se impulsaron a varias bandas y la segunda condición de Génova fue clara: ningún consejero de Vox en el ejecutivo autonómico. Los votos para frenar la moción eran una cosa, pero incluirlos en un gobierno no era viable en ningún supuesto.

Foto: El líder de Vox en la Región de Murcia, José Ángel Antelo. (EFE)

De hecho, la salvedad con Isabel Campuzano (actual consejera de Educación y Cultura) fue precisamente que ya había abandonado las filas de Vox después de resultar expulsada del partido junto a otros dos diputados autonómicos, Juan José Liarte y Francisco Carrera. Abascal solo tiene un parlamentario en la Asamblea de Murcia en la actualidad. Durante la negociación para frenar la moción de censura, estos tres diputados pusieron encima de la mesa la necesidad de avanzar con el pin parental (iniciativa que Vox lanzó en la Región en febrero de 2020 para exigir el consentimiento de los padres para cualquier charla o taller en los colegios).

Pero el PP afirma que lo frenó y que, además, obtuvo el compromiso de los tres parlamentarios de apoyar a los populares y el liderazgo de Casado a nivel nacional. De hecho, fuentes del gobierno regional aseguran que a día de hoy el pin parental está completamente estancado. El TSJM ya lo suspendió de forma cautelar. Total tranquilidad en el epicentro del seísmo que hizo resistir a Casado, Egea, López Miras… e impulsó a Ayuso.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Fernando López Miras Moción de censura Partido Popular (PP) Pablo Casado Teodoro García Egea Murcia Isabel Díaz Ayuso Ciudadanos
El redactor recomienda