Una madre cruza España y localiza a sus hijas entre los menores de Ceuta tras años sin verse
  1. España
Un viaje de 1.000 kilómetros

Una madre cruza España y localiza a sus hijas entre los menores de Ceuta tras años sin verse

La mujer de nacionalidad española encuentra con ayuda de la Policía a sus hijas de 13 y 14 años que vivían con la familia de su padre marroquí, fallecido en 2018

placeholder Foto: Un grupo de menores intentan cruzar a España a bordo de una barca cerca de la playa ceutí de El Tarajal. (EFE)
Un grupo de menores intentan cruzar a España a bordo de una barca cerca de la playa ceutí de El Tarajal. (EFE)

Marta asistía con preocupación a las noticias que llegaban desde Ceuta sobre una entrada masiva y descontrolada de ciudadanos marroquíes. Esta mujer, residente en un pueblo de Tarragona, no sabía todavía que entre los cerca de 2.000 menores que cruzaron ilegalmente la frontera se encontraban sus hijas de 13 y 14 años a las que llevaba años sin ver. Vivían en Marruecos con la familia de su padre, fallecido en 2018. De pronto, recibió el mensaje de que sus hijas estaban en territorio español y puso rumbo a la ciudad autónoma para encontrarlas en un viaje de más de 1.000 kilómetros.

“Acabo de hablar con ella. Ya han cruzado en barco y ya están camino de casa en la Península”, dice en conversación telefónica a El Confidencial el inspector que la atendió en la Jefatura de Policía de Ceuta. Se llama José Romero Sánchez y atiende aún emocionado. “Se presentó muy nerviosa”, dice. Según creen los agentes, el aviso se lo dio la familia del difunto padre desde Marruecos. Pronto se dieron cuenta de que se trataba de un caso sensible y procedieron a corroborar los documentos que acreditaban que realmente era la madre de las menores que decía estar buscando.

Foto: Decenas de menores llegados solos a Ceuta esperan para hacerse las pruebas de covid. (EFE)

Ella, de nacionalidad española y de 49 años de edad, llevaba los DNI de las pequeñas "de cuando eran casi bebés", lo que lleva a este inspector a calcular que podría llevar “unos diez años sin verlas”. También presentó la partida de defunción del padre. Tras dar parte a la Fiscalía de menores, la madre ofreció los datos de sus hijas y la Policía dio aviso a Extranjería para que localizase a dos hermanas de 13 y 14 años. Según las fuentes consultadas, había dos niñas que respondían a ese perfil en una de las naves habilitadas para los menores en el polígono industrial del Tarajal.

Dos agentes antidisturbios de la Unidad de Intervención Policial acompañaron a la madre hasta ese lugar donde se produjo el encuentro. “Las menores reconocieron a la madre”, confirma este inspector. La madre iba a acompañada de un varón y fueron a comprarles ropa a las hijas. Mientras, la Policía Nacional comprobó de nuevo toda la documentación facilitada por la madre y acreditó la maternidad. “Tenían que coger el barco de manera que les renovamos el DNI”, añade este inspector.

Foto: Un agente de la Guardia Civil rescata a un bebé del agua durante el paso de inmigrantes a nado en Ceuta (Twitter/Guardia Civil)

Las niñas residían en Marruecos con su padre desde poco después de su nacimiento y hasta el fallecimiento de este en 2018. “Una vez comprobada la documentación aportada por su madre, así como la veracidad de lo manifestado, le hicieron entrega de las menores de forma temporal”, según ha avanzado la Policía Nacional en un comunicado de prensa.

Fue ante uno de estos agentes que le acompañó a la nave del Tarajal ante quien la mujer se mostró más conversadora y le contó su historia. Según precisa a este periódico un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Ceuta, le dijo que se enamoró de un marroquí y se fue a vivir con él a su país. Allí formó una familia y tuvieron varios hijos. Pero al cabo de los años, la relación fracasó.

El mensaje que le llevó a desplazarse a la ciudad autónoma le llegó por parte de la familia de su ex pareja y padre de sus hijos

Ella se trasladó a España con tres de sus hijos y él y su familia se quedaron con las dos niñas. Los adultos hacían visitas esporádicas tanto a Marruecos como a España. De hecho, el padre falleció en Cataluña, según las mismas fuentes. El acta de defunción que presentó ella en Ceuta estaba en catalán.

El mensaje que le llevó a desplazarse a la ciudad autónoma le llegó por parte de la familia de su ex pareja y padre de sus hijos. Le avisaron que las niñas habían cruzado. Una vez en la nave del Tarajal, ella empezó a gritar los nombres de sus hijas para encontrarlas, según relatan los policías que iban con ellas. Era en torno a las 9 de la mañana y estaban dormidas. Por eso tardaron en contestar. Fueron despertadas por otros niños y eso propició que se reencontraran con su madre.

La Cadena Cope ha entrevistado a uno de los antidisturbios que estaban con ella. "En un momento en el que una madre te diga que lleva separada de sus hijas tanto tiempo, es muy bonito y muy emocionante. Estábamos en las naves, se me acerca una señora y un señor y me dicen que han venido desde Tarragona en coche y le han dicho que está en una de las naves", ha dicho este agente llamado Carlo. Las niñas se llaman Taima y Ania. "En cuanto se despertaron un poco más se fundieron en un abrazo", ha zanjado.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Ceuta Tarragona Antidisturbios Bebés