Es noticia
Menú
"Cuando fui campeón del mundo, mi padre me dijo: 'Has hecho ejercicios mejores'"
  1. España
ENTREVISTA A JESÚS CARBALLO

"Cuando fui campeón del mundo, mi padre me dijo: 'Has hecho ejercicios mejores'"

El bicampeón mundial habla con El Confidencial sobre sus triunfos profesionales, las acusaciones sobre su padre y su gestión como presidente de la Real Federación Española de Gimnasia

Foto: Entrevista a Jesús Carballo Martínez. (Alejandro M. V.)
Entrevista a Jesús Carballo Martínez. (Alejandro M. V.)

No parece que Jesús Carballo (1976) le diera muchas vueltas a la hora de escoger profesión. “Teniendo un padre y una madre que se conocieron siendo gimnastas, creo que fue todo un poco por inercia”, explica. Los cinco hermanos optaron por lo mismo, pero solo Jesús consiguió ser bicampeón del mundo (1996 y 1999) y campeón de Europa (1998) en barra fija. Y sólo él llegó a la presidencia de la Real Federación Española de Gimnasia, donde permanece desde 2010.

Carballo es un tipo simpático que sabe que delante de una grabadora hay que soltarse solo lo justo. Por eso saca la coraza ante la obligada pregunta acerca de su padre, que fue acusado por dos de las gimnastas a las que entrenaba de presuntos abusos sexuales. Los jueces desestimaron las demandas porque el delito había prescrito. "Ha sido una tristeza verle así después de cuarenta años en la élite", dice de Carballo senior, que sigue defendiendo su inocencia ante las acusaciones.

placeholder Entrevista a Jesús Carballo Martínez, Presidente de la Real Federación Española de Gimnasia. (Alejandro M. V.)
Entrevista a Jesús Carballo Martínez, Presidente de la Real Federación Española de Gimnasia. (Alejandro M. V.)

Más abierto se muestra al hablar de las decisiones que tuvo que tomar al llegar a la Federación, que le recibió con importantes problemas económicos. Perdió amigos, dice, pero se muestra orgulloso de las 40 personas que lo acompañan hoy en el camino.

P. Cuando uno empieza a entrenan a los cinco o seis años, ¿se puede llevar una vida normal?

R. A esa edad siempre es un juego, pero con los años gana en intensidad y en sacrificio familiar, porque tu padre al final tiene que dejar de irse de vacaciones por llevarte a entrenar, o su tiempo libre… por eso es importante que te apoyen en casa. Pero es verdad que dejas de lado algunas cosas, porque el tiempo que no estás en el colegio lo dedicas a entrenar. Recuerdo que me consideraban un poco raro por no poder ir a los cumpleaños, a los viajes… pero eso era normal hace unos años.

Hoy esa mentalidad está mucho más instaurada, hay muy buenos deportistas en todos los deportes. Entonces no había tantos medios, tantas ayudas, y no se entendía que me tuvieran que cambiar exámenes por ir a competir. Todo eso ahora se apoya. Al final es una vida que eliges y que tiene sus ventajas. Maduras antes, adquieres esa capacidad de sacrificio, empiezas a viajar por el mundo y eres independiente desde muy joven.

P. Veo que destaca el lado bueno del asunto, pero también hay partes menos agradables. Algunos deportistas hoy retirados lamentan haberse perdido demasiadas cosas por escoger la competición desde muy pequeños…

R. Eso depende de la forma en la que te retires. Cuando uno finaliza su carrera, porque siempre es más corta de la que uno piensa, es importante acabar satisfecho. En mi caso, tuve unos años muy duros por culpa de las lesiones y quería terminar con esa sensación de haberlo hecho bien para poder empezar luego otra vida en la que empiezas de cero. Ese punto hay que empezar a trabajarlo sin espinas clavadas ni resquemores.

placeholder Entrevista a Jesús Carballo Martínez. (Alejandro M. V.)
Entrevista a Jesús Carballo Martínez. (Alejandro M. V.)

Mi último objetivo deportivo era ir a Atenas en 2004, que me costó esfuerzo porque los dos años anteriores tuve lesiones en la rodilla, me tuvieron que operar varias veces, pero era un reto personal. Y desde siempre me ha interesado mucho el mundo de la empresa, así que en parte estaba deseando dejar la gimnasia y vivir de otras cosas.

P. ¿Le ha dado tiempo a formarse?

R. No, ha sido todo a base de aprendizaje, de conocer y de trabajar. Más interés particular que otra cosa.

P. Permítame volver a momentos dulces de su carrera. ¿Cómo era el entrenador que le ayudó a conseguir sus mayores logros y esos campeonatos del mundo? Me cuentan que era bastante particular…

R. Fui campeón del mundo a los 19 años, a una edad en la que tampoco tienes tan claras las cosas ni eres tan maduro. Marco Antonio (Vázquez) no había sido gimnasta y su metodología era un poco peculiar. Tenía una forma de trabajar con muchos secretismos, quería que fuera muy original para que nadie me copiara, y lo ocultaba al resto. Entrenábamos en el gimnasio Moscardó y me acuerdo de que me bajaba al sótano para practicar cosas específicas, y cuando los compañeros se marchaban subía a la sala para estar ahí hasta las once o las doce de la noche. En ese momento pensaba que era lo que tocaba, pero ahora lo veo y digo: 'Había que habernos visto por un agujero, vaya dos raros, qué harán'. Pero aquello funcionó bien. De hecho fui un gimnasta atípico para mi época, hacía una gimnasia con la estética del ballet… Por eso un español pudo meter la cabeza en un nicho de soviéticos, asiáticos y americanos.

placeholder Entrevista a Jesús Carballo Martínez. (Alejandro M. V.)
Entrevista a Jesús Carballo Martínez. (Alejandro M. V.)

P. ¿Qué ocurre cuando uno es campeón del mundo en algo siendo tan joven? ¿Cómo se reacciona y cómo lo hace su entorno?

R. Bueno, nosotros hemos sido siempre una familia normal, hemos tenido que trabajar para ganarnos la vida, mi padre era profesor de colegio, mi madre también… Quizá esa filosofía de buscarnos la vida con esfuerzo chocó un poco con el éxito repentino. Al volver a casa, cuando se abrió la puerta del avión estaba el secretario de Estado para el Deporte esperándome, y me acompañó en un coche hasta la puerta de la terminal. Y cuando se abrió aquello estaba petado de gente, de periodistas, y yo con la medalla en la maleta. Nunca me imaginé algo así, y eso te cambia. Lo sufrí los primeros meses, llenos de entrevistas, que era algo que mi entrenador llevaba fatal porque era de la vieja escuela, de los de quitar distracciones. Perdí mucho tiempo en todo esto y tuve que adaptar mi vida a estos cambios. Si había un patrocinador que se fijaba en ti, tenías que cuidarlo y hoy está muy claro, pero en esa época no. No era fácil.

Recuerdo que, cuando gané el campeonato, mi padre estaba allí con el equipo femenino y pude celebrarlo con él. Cuando me acerqué me dijo: “A mí el ejercicio de hoy… Los has hecho mucho mejores”. Claro, yo me quedé… Pero lo he agradecido, porque a los meses me caí en los JJOO de Atlanta 96 y perdí la medalla, y a los dos meses de volver de esos juegos me fracturé el brazo. Esos altibajos me reconfiguraron para no vivir en un limbo de fantasía. Lo que un día es gloria y patrocinadores, en un segundo te rompes una pierna y desaparece.

P. La reputación también puede desaparecer de un día para otro. A su padre lo acusaron dos gimnastas de presuntos abusos sexuales, aunque los jueces dictaminaron que los delitos habían prescrito. ¿Cómo se convive con esa sombra?

R. Para nosotros siempre ha sido el referente y la persona que nos ha guiado. Su carácter y su fuerza es nuestro motor y así ha sido siempre. Le hemos visto luchar y reponerse de todo con un carácter constructivo. Incluso en momentos tan críticos y tan duros como los que ha pasado a nivel personal, siempre ha tenido una palabra amable. Nota el cariño de su gente porque ha sido toda una vida dedicada al deporte y diez Juegos Olímpicos. Después de cuarenta años en la élite, ha sido una tristeza verle sufrir así. Pero le veo bien, se cuida y tiene una salud impecable a los 77 años. Eso es lo importante.

placeholder Entrevista a Jesús Carballo Martínez. (Alejandro M. V.)
Entrevista a Jesús Carballo Martínez. (Alejandro M. V.)

P. En los últimos tiempos conocemos más denuncias dentro y fuera de España que tienen que ver con abusos sexuales por parte de entrenadores. Tienen ahora en la federación una campaña al respecto que se llama 'Tres veces no'. ¿Qué medidas están tomando para evitar más delitos?

R. Somos muy serios con este asunto, no estamos dispuestos a tolerar algo así. Cuando he sido deportista no se me ha tratado así, y creo que hay que formar y enseñar a la gente, mostrarles cuáles son los límites hacia el deportista y hacia el entrenador. Estamos haciendo formación y campañas para que los deportistas trabajen en un entorno seguro. Todas las salas están abiertas y se ve lo que hacen todos. Hay transparencia total para que no ocurra ningún caso así.

P. Ya que el fútbol lo fagocita todo, a veces cuesta creer que se pueda vivir de cualquier otro deporte. ¿A usted la gimnasia le ha hecho rico?

R. Somos un deporte de ámbito estatal y federado, pero si Simone Biles tiene una buena cuenta bancaria es porque tiene cinco medallas de oro. Al final, en este deporte, o tienes nivel muy alto o es difícil que hagas dinero como para hacerte rico. La profesión se ha dignificado y hay oportunidades para conseguir becas e ingresos, pero no conozco a ningún gimnasta rico.

P. Pero hay cosas que no han cambiado. A la gimnasia se le presta atención cuando se celebran Juegos olímpicos o campeonatos mundiales, y en el tema de la gestión sustituyó usted a Antonio Esteban, que le dejó pérdidas superiores a los 600.000 euros. ¿Es fácil mantener la solvencia de este deporte?

R. Cuando entré aquí, me encontré con un panorama un poco desolador, una federación con muchos problemas y un deporte que no se había sabido comunicar. Porque no basta con las medallas, tenemos que contar las historias que hay detrás de nuestros deportistas y lo que eso implica, para que los patrocinadores sepan valorarlo. Siempre se puede tratar el deporte mejor desde el punto de vista mediático, pero eso también forma parte de nuestro trabajo.

placeholder Entrevista a Jesús Carballo Martínez. (Alejandro M. V.)
Entrevista a Jesús Carballo Martínez. (Alejandro M. V.)

P. Tradúzcame "panorama desolador".

R. Es que te toca vivir una situación muy dura, porque ves que la gestión económica no ha sido buena. Y llegas tú y la gente cree que lo vas a arreglar todo. Eres un cargo electo y puedes mover cosas, pero no ponerlo todo patas arriba, porque al final puedes salir perjudicado. Quizá por mi juventud llegas lanzado en plancha a poner orden, y es duro. Tuve que hacer muchas reestructuraciones de personal, gente con la que me había criado porque he nacido en la gimnasia. Mucha gente no lo entendía porque yo soy uno de los suyos, pero se trataba de poner orden de una manera lógica.

P. ¿Ha perdido amigos por el camino?

R. Sí.

P. Es más fácil cuando no conoces a quien te despide.

R. Esta es una estructura pequeña, y yo siempre he querido dar la cara en este tipo de decisiones. No tengo ningún problema en sentarme y hablar con la gente para explicar las cosas, aunque me haya costado perder gente.

P. ¿También perdió amigos o los ganó cuando se presentó por las listas del PP al Ayuntamiento de Boadilla en 2007?

R. Nah, eso fue lo que nos pasa a todos los deportistas. Que viene alguien y te dice: 'Oye, ponte aquí, vente allá y tal'. No es tanto una ideología. De hecho, es que creo que seguía en activo. La política no era para mí nada especial, pero vivía en Boadilla y ya sabes que nos utilizan como abanderados de los eventos, los actos… Creo que fui en el último lugar.

placeholder Entrevista a Jesús Carballo Martínez. (Alejandro M. V.)
Entrevista a Jesús Carballo Martínez. (Alejandro M. V.)


P. ¿Cómo han manejado la pandemia y la incertidumbre con respecto a los JJ.OO. de Tokio?

R. Un trabajo administrativo puedes hacerlo desde casa, pero un entrenador… Es como meter a un león salvaje en una jaula. Es gente no preparada para esto, pero estoy muy orgulloso. No he tenido ni un problema, ni una queja y ni un bajón. Con el tema de los Juegos, la gente se estresó porque pensaban que, si se cancelaban, por edad ya no iban a llegar a los siguientes.

P. ¿Es optimista con respecto a lo que pueda conseguir la gimnasia española en esta cita olímpica?

R. Bueno, la pandemia no ayuda a llegar en perfecta forma, y cada positivo ha ocasionado parones que para un deportista supone un retroceso enorme. Pero hay posibilidades. Las artísticas ya están clasificadas, y las de rítmica siguen en el proceso hasta el mes de junio.

P. ¿Qué cara se le ha puesto las veces que se ha visto en una revista del corazón por sus relaciones sentimentales (Almudena Cid, Berta Collado, Cecilia Gómez)?

R. Soy poco amante de la exposición mediática y con los años, aún menos. He aprendido a tener una vida discreta y dedicarme al trabajo, pero tampoco es algo que me ha afectado. Si he conocido a una persona con más popularidad que yo; pues bien, no pasa nada, pero es verdad que no lo busco a propósito.

No parece que Jesús Carballo (1976) le diera muchas vueltas a la hora de escoger profesión. “Teniendo un padre y una madre que se conocieron siendo gimnastas, creo que fue todo un poco por inercia”, explica. Los cinco hermanos optaron por lo mismo, pero solo Jesús consiguió ser bicampeón del mundo (1996 y 1999) y campeón de Europa (1998) en barra fija. Y sólo él llegó a la presidencia de la Real Federación Española de Gimnasia, donde permanece desde 2010.

Carballo es un tipo simpático que sabe que delante de una grabadora hay que soltarse solo lo justo. Por eso saca la coraza ante la obligada pregunta acerca de su padre, que fue acusado por dos de las gimnastas a las que entrenaba de presuntos abusos sexuales. Los jueces desestimaron las demandas porque el delito había prescrito. "Ha sido una tristeza verle así después de cuarenta años en la élite", dice de Carballo senior, que sigue defendiendo su inocencia ante las acusaciones.

Jesús Carballo