Europa ya avala que abuelos y nietos se vean sin mascarilla, pero España aún no
  1. España
DESESCALADA PARA LOS VACUNADOS

Europa ya avala que abuelos y nietos se vean sin mascarilla, pero España aún no

El ECDC, máximo organismo europeo, anima a dar los primeros pasos de relajación en el uso de mascarilla y distancia social para los vacunados. Sanidad aún no se ha pronunciado

placeholder Foto: Una mujer con mascarilla acaricia a una anciana a través de una cortina especial en Roma. (EFE)
Una mujer con mascarilla acaricia a una anciana a través de una cortina especial en Roma. (EFE)

Ya no existe ningún impedimento para que un abuelo vacunado con la segunda dosis (o la dosis única en el caso de Janssen) se reúna con sus nietos tranquilamente en casa, sin usar ninguno mascarilla. Así lo afirmó este miércoles el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) y así lo avalan diversos científicos españoles consultados.

Ahora depende del Ministerio de Sanidad aplicar las directrices del máximo organismo europeo para que los ya vacunados se reúnan sin mascarilla entre ellos y también con grupos de bajo riesgo como los niños y adolescentes, ya sea en casa o en espacios abiertos y ventilados. A fecha de hoy, lo que dice Europa sigue estando prohibido en nuestro país y es motivo de sanción. La incógnita es cuándo dejará de serlo.

Foto: Dos clientes en la terraza de un restaurante en Nyon, Suiza. (EFE)

“No lo veo arriesgado. Ya en España, la gente sin vacunar se está juntando sin mascarilla en el interior de bares y restaurantes, así que tiene todo el sentido que los ya vacunados puedan sentirse seguros al no usarla. El riesgo nunca desaparece al 100%, pero la vacuna ofrece un escudo que dificulta tanto que la persona propague el virus como que padezca síntomas graves”, afirma Ana Fernández-Sesma, viróloga y profesora de la Escuela Icahn de Medicina en Monte Sinaí en Nueva York (Estados Unidos).

Una vez más en esta pandemia, Europa actúa con retraso. En Estados Unidos, hace más de un mes que el CDC, su máximo organismo para enfermedades, dio luz verde a estas medidas y el resultado parece satisfactorio. Israel va incluso un paso más allá y permite a su población no usar la mascarilla en espacios abiertos, ya que con el 50% de población inmunizada el riesgo de contagio se reduce mucho en espacios abiertos. Lo que ni EEUU ni Israel han permitido aún es quitarse la mascarilla en lugares cerrados si hay personas no vacunadas dentro, lo que suele ser habitual en la hostelería y espacios culturales y de ocio.

Foto: El amor en los tiempos del coronavirus. (EFE)

“Dejar de usar mascarilla entre vacunados no depende de un porcentaje concreto de vacunación, así que es lógico pensar que en España se aplicarán de inmediato las recomendaciones emitidas por el ECDC”, sostiene Fernando García, presidente del Comité de Ética de la Investigación del Instituto de Salud Carlos III de Madrid. “Sigue habiendo incertidumbre ante la transmisión de la enfermedad de personas vacunadas, pero sabemos que la vacuna reduce drásticamente los síntomas y los casos de hospitalización y muerte. Así que parece razonable que los abuelos vacunados puedan verse con los nietos sin usar mascarillas, asumiendo un riesgo aceptable para todos, igual que uno se arriesga a sufrir un accidente grave cuando va en coche. En resumen, se trata de no limitar las cosas hasta el absurdo”.

"Parece razonable que los abuelos vacunados puedan verse con los nietos sin usar mascarillas, asumiendo un riesgo aceptable para todos"

El documento del ECDC choca con una legislación española ultra restrictiva en el uso de la mascarilla. García es tajante sobre la exigencia del Ministerio de Sanidad de usarla en espacios abiertos como entornos naturales. “Es un exceso de celo. Que organismos científicos establezcan medidas para relajar el uso de la mascarilla pone sensatez a ese uso indiscriminado y abusivo, aunque cada país debe adaptarlo a su realidad. En Israel, la gente no la usa en la calle porque tienen un 50% de inmunizados, en España, la cosa es distinta y hay que ir paso a paso”.

placeholder Colas para vacunarse en el hospital Isabel Zendal de Madrid. (EFE)
Colas para vacunarse en el hospital Isabel Zendal de Madrid. (EFE)

Será un proceso rápido

Salvador Peiró, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública de Fisabio, advierte de que España podría aún tardar un tiempo en aplicar la doctrina del ECDC por ese exceso de prudencia, pero indica que la desescalada en el uso de la mascarilla es inminente, y una vez empiece, irá bastante rápida. “Será un proceso relativamente corto, cada dos o tres semanas, el ministerio introducirá nuevas medidas para ir relajando el uso de la mascarilla según aumente el porcentaje de vacunados, que todavía es bastante bajo, con un 7% con la pauta completa. Si no se producen brotes importantes entre los jóvenes, se avanzará mucho de cara al verano, ya que a España, como país receptor de turistas, le interesa que las personas vacunadas puedan viajar, reunirse entre ellas y consumir en bares y restaurantes”.

Cuantos más vacunados, mejor, y más cerca de no llevar la mascarilla

Fernández-Sesma también prevé un calendario de desescalada por fases similar al de la desescalada del año pasado. A medida que aumente el número de vacunados, los contactos sociales, las restricciones a la hostelería y el uso de la mascarilla se irán relajando. Aunque advierte: todavía falta bastante para que un vacunado pueda andar por la calle sin mascarilla o acudir al interior de un comercio sin ella. Y no por riesgo para esa persona, sino por el caos que eso implicaría.

Todavía falta bastante para que un vacunado pueda andar por la calle sin mascarilla o acudir al interior de un comercio sin ella

“Dentro del domicilio no habrá problemas, es algo que en Estados Unidos ya se permite con normalidad. Pero acudir a una terraza o ir por la calle sin mascarilla genera descontrol, ya que la persona que se cruza contigo no sabe si estás o no vacunado, y necesitamos unas normas claras para todo el mundo. También se abriría la puerta al fraude de personas no vacunadas. Necesitarías un control como en China, donde toda la población lleva su estado de vacunación en el teléfono, pero eso en Europa es muy complicado a nivel legal”.

Los expertos consultados cifran en la horquilla del 40-60% de vacunados la frontera para abrir definitivamente la mano. “Esto nos coge en España todavía un poco justos. Con tan poco nivel de vacunación, dejar que los vacunados hagan vida casi normal, con grandes franjas de población aún por vacunar, sería algo arriesgado”, avisa Peiró, si bien subraya: “En la mayoría de países europeos, la gente no usa mascarilla en espacios abiertos y solo se la pone para acceder a interiores, por lo que no debería ser un logro tan grande. Desde el principio, en España podríamos haber permitido estar sin mascarillas en espacios abiertos y solo ponértela si te paras a hablar con alguien. Pero aquí se optó por un modelo muy restrictivo y homogéneo en todo el territorio, de poca confianza en el ciudadano. Países como Suecia han estado en el extremo contrario”.

placeholder Un sanitario prepara una dosis de vacuna contra el covid-19. (EFE)
Un sanitario prepara una dosis de vacuna contra el covid-19. (EFE)

Los ya vacunados con la pauta completa deberán esperar un mínimo de tres semanas para generar los anticuerpos y sentirse seguros. Así que deberán seguir usándola una vez el Ministerio de Sanidad dé luz verde al primer paso en la relajación de la mascarilla, siguiendo las instrucciones de Europa. En los últimos días, dos personas mayores de 80 años ya vacunadas con la pauta completa han fallecido por coronavirus en Extremadura, aunque se desconoce si se contagiaron fatalmente antes de generar anticuerpos.

“Todavía tenemos a mayores de 80 años sin vacunar, y el porcentaje de mayores de 70 años con la primera dosis es muy bajo, así que hay ser muy prudente y seguir usando todas las medidas de prevención”, indica García. La desescalada de la mascarilla llegará pronto para los vacunados, pero, por ahora, toca paciencia.

Ministerio de Sanidad Pandemia Vacunación
El redactor recomienda